Subiendo archivos

¿Pagas mucho de luz? Descubre cómo abaratar tu factura

Descubre verdades y mentiras sobre los contadores inteligentes y ahorra mucho dinero

Gestos tan simples como no dejar la televisión en stand-by o no olvidar durante días un cargador de móvil enchufado se traduce en céntimos de ahorro. Eso es cierto. Pero si además de evitar el consumo silencioso sigues nuestros trucos, adaptas tu potencia contratada a tus necesidades reales y te dejas asesorar por esta guía, podrás conseguir un ahorro mayor.

Son solo algunos de los aspectos relacionados con el suministro de la luz de los que hablaremos. Pero también vamos a abarcar otros como el funcionamiento de los contadores inteligentes o los planes de ahorro que ofrecen algunas compañías eléctricas. Todo para que no vivas en la oscuridad del desconocimiento y se haga la luz en tu vida en lo que al suministro eléctrico se refiere.

Revisa y entiende la factura de la luz

Hay una serie de aspectos que debemos clarificar respecto al suministro de la luz. Son conceptos importantes, puesto que de ellos depende que puedas conseguir un ahorro más sustancial.

Actualmente, cuentas con dos opciones para el suministro de luz: tarifas reguladas por el Ministerio de Industria -para potencias contratadas de menos de 10 kW y con precios variables cada hora- o acudir al mercado libre. Es decir, optar por el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor o PVPC, con o sin discriminación horaria, o por una de las muchas compañías que compiten aplicando una tarifa basada en una cuota fija anual y una tarifa variable (liberalizada).

En cuanto al consumo, que puedes ahorrar más o menos en la factura va a depender de dos cuestiones fundamentales.

- El tipo de tarifa regulada contratada o peaje de acceso: puede tratarse de una Tarifa de peaje por defecto (2.0 A), sin discriminación horaria, o una Tarifa General 2.0 DHA, con dos periodos de discriminación horaria (valle y punta, con distintos precios por consumo en cada uno), o nocturna y la 2.0.DHS, con tres periodos de discriminación horaria (valle, punta y supervalle), también conocida como la Tarifa de vehículo eléctrico.

La tarifa con discriminación horaria permite obtener mejores precios por kWh consumido en unos períodos del día que se consideran valle. En esas horas, el ahorro es del 47%, pero esta tarifa también tiene sus inconvenientes, puesto que el precio por kWh en las hora punta aumenta en un 35%, así que es clave aprovechar bien las horas valle y así lograr un consumo compensado.

- El tipo de contador que tengas: si no cuentas con un contador inteligente, no vas a poder beneficiarte de la discriminación por horas. Solo los usuarios con este tipo de contador disfrutan de tarifas reguladas -tarifas por horas- o Precio voluntario para el pequeño consumidor -PVPC-. Si tu contador es manual, recuerda que tienes de plazo máximo hasta el 31 de diciembre para sustituirlo, ya que es obligatorio por ley.

- La potencia contratada: para saber qué potencia tienes contratada debes mirarlo en cualquiera de tus facturas de la luz; ahí verás la potencia en kW. Si quieres ahorrar, debes saber qué potencia necesitas realmente. Para ello, las eléctricas cuentan con calculadoras de potencia en sus páginas web. Pero también puedes conseguir un cálculo aproximado si sumas la potencia de los electrodomésticos que sueles usar. Recuerda añadir 1 kW al resultado para tener margen y optar siempre por un tramo que supere tu consumo estimado, para evitar que salten los plomos.

Cómo bajar la potencia contratada

Llevamos años viendo cómo el recibo de la luz no deja de aumentar. Este 2018 no está siendo muy distinto: arrancó ya con una subida en la tarifa PVPC del 2,5%. Y eso que ya veníamos de experimentar un subidón de hasta el 10% en 2017. Está claro que no podemos intervenir sobre las decisiones gubernamentales, pero sí podemos influir sobre el consumo que hagamos.

Si intervenimos sobre la potencia contratada, que forma parte de los costes fijos de la factura de la luz, podemos asegurarnos un ahorro. El resto, dependerá del consumo de cada uno. Pero la principal norma a seguir es que la potencia debe adaptarse al consumo. Tener más potencia contratada de la que necesitas es un goteo constante de dinero que podría quedarse en tu bolsillo si realizas un trámite muy sencillo: bajar la potencia contratada.

Si todo en la instalación es correcto, solo tienes que hacer una llamada a tu compañía y solicitar esa bajada, indicando qué potencia quieres contratar, desde 3,45 kW. Es el usuario quien debe indicar la potencia contratada escogida. Esta gestión tiene un coste asociado de 10,94 euros (IVA incluido). Además, cada tramo de potencia que bajemos tiene un coste aproximado de 20 euros. Unos gastos que se rentabilizan con el ahorro experimentado mes a mes.

La tarifa de discriminación horaria

Si cumples los requisitos que hemos señalado -tienes un contador inteligente telegestionado y una tarifa regulada- puedes elegir una tarifa en la que tú decides cuándo quieres pagar más. Así, puedes concentrar tus horas de mayor consumo en las horas en las que la luz te va a salir mucho más barata (el período o tramo valle).

Si eres de Iberdrola, por ejemplo, puedes diseñar tu Plan 8 horas: eliges las 8 horas del día que mejor te vengan y las aprovechas para hacer el mayor uso de electricidad del día: esas lavadoras y secadoras pendientes, la ducha y el baño, si tienes termo eléctrico o tus horas de oficina en las que tienes el ordenador encendido porque eres freelance y trabajas en casa. Pero además puedes modificarlo en tiempo real desde tu perfil. Es la manera de asegurarte que pagas el mínimo posible por tu electricidad.

La discriminación horaria solo es posible en el mercado regulado

Cabe señalar que la discriminación horaria solo es posible en el mercado regulado. En el mercado libre, el kW tiene un precio fijo. Es más, se fija previamente en el contrato. Es pactado y no cambia cada día, como pasa con el precio de la luz en el mercado regulado.

El bono social

Sobrellevar estas subidas en el precio de la luz y asumir una factura cada vez más alta es misión imposible para familias con ingresos bajos o consumidores vulnerables” y consumidores vulnerables severos”.

Las condiciones para poder acceder al nuevo bono social (desde el 7 de octubre de 2017) quedan establecidas en el Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre, por el que se regula la figura del consumidor vulnerable, el bono social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos de energía eléctrica, desarrollado por una Orden Ministerial (Orden ETU/943/2017).

Los requisitos para tener un 25% de descuento por ser “consumidor vulnerable” consisten en tener una potencia contratada de 10kW o menos y tener unos ingresos anuales inferiores a 11.280 euros -si se trata de un adulto solo sin niños-, a 15.000 euros en caso de familias con un menor o a 19.000 euros con dos menores en el hogar.

Para ser “vulnerable severo” el límite se fija en 5.640 euros para adultos sin niños, 7.500 euros si hay un menor en casa y 9.500 si hay dos

Para ser “vulnerable severo” el límite se fija en 5.640 euros para adultos sin niños, 7.500 euros si hay un menor en casa y 9.500 si hay dos. En este caso, el descuento llega al 40%. Cuenta, y mucho, ser familia numerosa o ser pensionista. Puedes repasar todos los requisitos en la Orden Ministerial.

Si te corresponde el bono social, solicitarlo es muy sencillo. Solo tienes que ponerte en contacto con la comercializadora de referencia o personarte en sus oficinas. En la web de la comercializadora debes poder encontrar el modelo de solicitud de bono social.

Esta ayuda tiene una duración de dos años. Pero pasado este tiempo, puede renovarse si las circunstancias no han cambiado.

La factura de la luz

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, casi la mitad de los usuarios no entiende su factura de la luz”. Pero lo cierto es que es vital revisar y entender bien la factura de la luz. Es la única forma en la que obtendremos información relevante sobre dónde podemos ahorrar.

Con el objetivo de simplificar al máximo la factura de la luz y permitir que los consumidores conocieran de primera mano el consumo que realizan, a partir del 1 de julio de 2015, con la entrada en vigor de la tarifa por horas, el modelo de la factura de la luz cambió de forma radical. Presentaba un formato más sencillo y fácil de interpretar. Sin embargo a pesar de esta modificación, muchos consumidores todavía tienen problemas para entender los distintos conceptos que aparecen en la factura de la luz.

Entender los contadores inteligentes

Existen todo tipo de creencias sobre los contadores inteligentes. Algunas casi leyendas urbanas. A estas alturas de la película, cuando casi todos los hogares han cambiado ya su contador analógico por el inteligente, tenemos más claro que es cierto y que es mito. Pero no está de más repasar algunas ideas preestablecidas sobre estos aparatos y descartarlas o confirmarlas.

El precio del alquiler será más caro: verdad

El precio del alquiler se ha fijado por ley: según la Orden IET/1491/2013, de 1 de agosto, el importe es de 0,81 euros/mes para suministros monofásicos y de 1,36 euros/mes para los trifásicos.

La vida útil de los nuevos contadores será más corta: verdad

Así lo asegura la comercializadora ganadora de la subasta de la OCU, Holaluz, en su blog. Obviamente, si se va a estropear antes, nos supondrá un coste extra si lo tenemos en propiedad, por lo que Holaluz recomienda tenerlo en alquiler, ya que la cuota, aunque sube, no es excesivamente costosa y nos cubre contra averías del contador.

Los nuevos contadores funcionan con telemedida: verdad

Al menos la mayoría, sí. Esta característica permite a la distribuidora acceder de forma remota a los datos de la luz y realizar los cambios que crea conveniente en cualquier momento. La telemedida supone el fin de las facturas estimadas y un gran ahorro para las eléctricas -en horas de trabajo de operarios para realizar lecturas de contadores-.

Muchos usuarios se quejan de aumento en las facturas después de la colocación del nuevo contador: verdad

No son pocos los usuarios que se quejan de que después de cambiar su contador, la factura ha engordado. Es verdad que existen quejas, pero no está tan claro que la causa sean los nuevos contadores. Puede ser que los antiguos, que han estado siendo usados durante muchos años, hayan estado funcionando defectuosos, que realizaran malas lecturas, que estuvieran manipulados o bien que las quejas se deban a las recientes subidas de la luz.

La compañía eléctrica puede modificar el firmware del contador a distancia: verdad

Los nuevos contadores dan a las compañías eléctricas ese poder. De esta forma, si alguien quisiera reclamar que no le están aplicando bien los precios, la compañía podría acceder remotamente al contador e instalar las instrucciones de cobro correctas en cualquier momento, así como deshacer el cambio más tarde.

Hay que pagar por la sustitución del contador: mentira

Si el contador está en alquiler, es la eléctrica la que tienen que hacerse cargo de su sustitución sin coste. El cambio de aparato no tiene ningún coste.

Los nuevos contadores eléctricos son un problema para el autoconsumo: mentira

Se han dado casos de viviendas que tienen instalados sistemas de autoconsumo y el contador, no siendo capaz de discernir entre la electricidad de la red y la generada por la vivienda, ha acabado cobrando ambas como consumo en la factura. Aunque esto ha pasado en los primeros contadores, ahora es obligado instalar un nuevo contador digital bidireccional en las casas en las que haya autoconsumo para evitar que se cobre la suma de los que gastamos y además, lo que producimos.

Instalar el nuevo contador inteligente es obligatorio por ley: verdad

Instalarlos es obligatorio por ley, tal y como señala el BOE. El plazo expira el 31 de diciembre de 2018.

Ahora ver el consumo es más fácil: mentira

Son muchos los que se quejan de que ahora no es fácil acceder a la lectura del gasto energético a simple vista como se hacía en los contadores antiguos. Hay que interpretar los datos del panel del contador inteligente, aprenderse sus códigos, y éstos varían de una distribuidora a otra. Esto dificultará la lectura para muchos grupos de población.

La importancia de comparar compañías

Ya hemos visto cómo existe un mercado regulado y un mercado libre. Y libre significa exactamente eso: libertad para elegir con qué compañía quieres contratar tu consumo. O qué oferta te convence más. Por ejemplo, en Holaluz te ofrecen electricidad al precio fijo de 0,123000 euros/kWh del que podrás disfrutar sin variaciones, durante todo un año.

También hay compañías que operan en ambos mercados, como Endesa. En el mercado libre opera con una interesante tarifa, 100% online: One Luz. Con Endesa, la energía cuesta 0,116955 euros/KWh. Además, Endesa no te obliga a firmar ninguna permanencia. Si no te convence el sistema de cuota fija y además prefieres la discriminación horaria, puedes irte cuando quieras.

Solo hemos comparado dos compañías y ya hemos encontrado una oferta mejor que otra. Imagina si estudias todas las ofertas disponibles. Cuanta más información tengas, más acertarás con tu decisión. Como te decimos siempre en Acierto.com antes de contratar un seguro de coche, de hogar o de vida, compara. Y elige con criterio.

Trucos de ahorro: reduce el consumo de luz

Debemos intentar evitar ciertos hábitos que aumentan el consumo e inflan nuestra factura. Por ejemplo, apagar todos los electrodomésticos y no dejarlos en stand-by puede llegar a ahorrarnos hasta 30 euros al año de consumo silencioso.

Otro buen truco es apagar el horno o la vitrocerámica un poco antes de terminar de cocinar y aprovechar así el calor residual para terminar la cocción o desconectar los cargadores del móvil cuando no estén en uso.

Un monitor de energía o un eliminador de stand-by son dos aparatos muy útiles para ahorrar energía

Para ayudarnos a saber cómo ahorrar, podemos instalar un monitor de energía -los hay a partir de 40 euros- y un eliminador de stand-by -desde 14 euros-. Esto también nos permitirá acabar con los consumos ocultos. También es importante huir de las facturas estimativas, podemos estar pagando sin usar esa energía. Ante cualquier duda, hay que reclamar a la compañía.

Ahorrar en las luces puede sonar obvio, pero es muy importante apagarlas cada vez que salgamos de una habitación. También ayuda apostar por las luces LED. Aunque son más caras que las bombillas de bajo consumo, tienen una vida útil muy superior, su consumo es mucho menor y, además, son mucho más respetuosas con el medio ambiente, ya que no tienen mercurio entre sus componentes. También podemos utilizar tubos fluorescentes. Son más caros, pero consumen seis veces menos y duran entre ocho y diez veces más que los focos convencionales.  

También puedes ahorrar vigilando el uso que haces de tus electrodomésticos, pero también de qué clase los compras. Apuesta por los de alta eficiencia energética. Pueden ser más caros, pero en su vida útil te ayudarán a ahorrar hasta 1000 euros ya que un A+++ consume un 80% menos que uno de clase D, según la Agencia Andaluza de la Energía.

Ya lo hemos comentado antes: si no utilizas un electrodoméstico, no lo tengas en stand-by porque puede llegar a gastar un 5% del total del consumo de electricidad. Una buena opción es tener varios aparatos enchufados a una regleta con interruptor en la que se pueda cortar la corriente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR