Subiendo archivos

El neumático puede ayudar mucho a ahorrar gasolina

Utilizarlos de forma eficiente puede hacernos ahorrar dinero

El neumático es la única parte del coche que tiene contacto con el suelo, el encargado de transmitir la fuerza del motor y el que conseguirá detener el coche cuando presionemos el pedal del freno. Se le suele prestar poca importancia, lo que es un gran error, ya que, además de ser crucial para nuestra seguridad y supervivencia, también nos puede ayudar a ahorrar dinero.

La etiqueta europea del neumático

Son muchos los números, letras y símbolos que se pueden ver en el perfil del neumático, aunque muy pocos sepan interpretarlos. La etiqueta europea del neumático surgió para que el comprador pudiera distinguir el rendimiento de las ruedas solo con conocer tres parámetros muy concretos. Tiene un funcionamiento similar a otras etiquetas que desde hace años se utilizan en otros productos como, por ejemplo, los electrodomésticos.

La etiqueta europea del neumático es vital para conocer parámetros importantes

Los fabricantes de neumáticos señalan que habría que añadir nuevas categorías a esta etiqueta puesto que cada uno se fija en más de cincuenta puntos antes de sacar un producto al mercado pero, por el momento, solo ha categorizado la resistencia a la rodadura, la adherencia en superficie mojada y el ruido que genera tanto en el contacto con la carretera como por las vibraciones interiores. Todo neumático fabricado a partir del 1 de junio de 2012 debe estar dentro de los parámetros impuestos por esta etiqueta. Asimismo, todo neumático comercializado desde el 1 de noviembre del mismo año debe incluirla para ser vendido. Por lo tanto, esto se traduce en que cada rueda debe contar con un adhesivo en el que se especifique esta información, al mismo tiempo que se debe hacer saber al usuario sobre estos valores en el momento de la compra, tanto en el mercado de reposición como cuando se compra un vehículo nuevo.

Las ruedas, directas responsables del consumo de gasolina

La rueda es el elemento que permite rodar y, por tanto, avanzar a un vehículo, pero muestra de por sí una resistencia a seguir adelante. Si uno lanza una rueda adelante esta terminará por detenerse en algún momento. Es por ello por lo que la presencia del neumático así como la estructura y composición de este también influyen en el consumo del motor. Hay voces que cifran en más del 20% el consumo del propulsor, motivado por esta resistencia al avance que provocan las ruedas. Esta resistencia se cataloga en letras que van desde la A a la G, de manera que la primera es la que menos freno supone para el vehículo. El cambio a una rueda mejor puede suponer, en un turismo y con el mismo tipo de conducción, un ahorro de hasta 0,5 litros de combustible a los 100 km.

La resistencia del neumático es responsable del 20% del consumo de carburante

Esto, traducido a cifras reales, muestra que entre el mejor y el peor resultado de adherencia a la rodadura se puede encontrar un ahorro del 7,5% de combustible, o lo que es lo mismo, hasta 300 euros durante toda la vida útil del neumático. Gracias a esto, se espera poder ahorrar unos 2.500 millones de barriles de petróleo hasta el año 2020; cantidad que equivale al consumo de un país como Hungría durante un año. Además, si no se consume combustible, no se emiten gases tóxicos a la atmósfera. Con la implantación de esta etiqueta -y las mejoras que con ella se esperan- se podría evitar el vertido de entre 1,5 y cuatro millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. Esto equivaldría a las emisiones de 500.000 vehículos en un año.

Los transportistas son los que más beneficiados salen de la aplicación de esta normativa, puesto que el 40% del gasto de las compañías de este gremio procede del consumo de combustible. Así, entre una categoría y otra hay tres litros de diferencia en consumo cada cien kilómetros. Esta es una cifra a tener en cuenta, ya que un camión dedicado al transporte internacional puede llegar a hacer alrededor de 100.000 kilómetros al año, lo que supone un consumo de aproximadamente 45.000 litros.

Adherencia en el frenado y ruido

En cuanto a la adherencia en frenado, entre la A y la F hay una diferencia de 18 metros si el vehículo se ve obligado a frenar de forma brusca mientras va a 80 km/h.

Asimismo, se estima que el 50% del ruido que un vehículo produce procede de las ruedas. El nivel de ruido producido se indica con tres barras, de manera que una barra corresponde a un menor nivel de ruido -el número de barras se obtiene mediante una compleja operación que atiende a una normativa que entró en vigor en Europa en 2016-.

Sin embargo, no todos los neumáticos del mercado están dentro de esta etiqueta; solo lo están las ruedas de verano destinadas a turismos, todoterrenos, vehículos comerciales y camiones. Así quedan exentos los neumáticos de invierno, los de motos, los recauchutados, y los de competición, entre otros.

Se trata de una normativa de obligado cumplimiento para todos, que puede acarrear importantes sanciones en caso de incumplimiento. Esta penalización puede ir desde los 3.000 euros, si se considera infracción leve, hasta los 600.000 euros, si es muy grave y atenta contra la salud pública.

Los neumáticos low cost deben mejorar

Esta normativa no está destinada a eliminar a ningún competidor del mercado, aunque sí que insta a algunos a mejorar sus productos, puesto que aquellas corporaciones que no obtengan las calificaciones mínimas no podrán comercializar sus productos. Además, se han puesto unas fechas por las que las últimas letras se irán eliminando de la calificación de manera que las cubiertas que no evolucionen hacia calificaciones mejor consideradas se verán apartadas de los comercios.

Los neumáticos low cost deben mejorar sus prestaciones si quieren seguir en el mercado

Es por esto por lo que los neumáticos low cost deben mejorar sus prestaciones si quieren seguir en el mercado. Son ya varias las marcas de origen asiático que han desaparecido, aunque también ha habido hueco para el fraude. Son muchas las etiquetas requisadas con la categoría B-B-72db -el ejemplo de tarjeta que lanzó la Unión Europea como modelo-. De esta manera, hubo quien se dedicó exclusivamente a fotocopiar la tarjeta en lugar de medir cada uno de los neumáticos para dar la información pertinente al comprador. Cabe recordar que es el fabricante quien debe encargarse de realizar sus propias mediciones, mientras que el organismo nacional pertinente comprobará que las mediciones estén bien hechas.

Las mejores marcas de neumáticos

Según un estudio elaborado por la Fundación CEA, el 7% de los neumáticos de Continental cuentan con los mejores resultados en nivel de eficiencia energética, un punto más que Michelin y tres que Goodyear. El comisariado ha realizado un estudio en el que analiza las ruedas según los tres aspectos que muestra la etiqueta europea. Este análisis ha mostrado resultados muy variados, aunque las marcas premium despuntan sobre el resto.

Los neumáticos Continental cuentan con los mejores resultados en nivel de eficiencia energética seguidos por Michelin y Goodyear, según la Fundación CEA

El 7% de los neumáticos de Continental -de los 609 analizados- cuentan con los mejores resultados en consumo de combustible, lo mismo que el 6% de los de Michelin -de 657 referencias-, el 4% de los de Goodyear -400 análisis-, el 3% de los de Bridgestone -750 referencias- y el 2% de los de Pirelli -540-. Sin embargo, Dunlop es la única marca premium que no coloca ninguno de sus modelos en los mejores niveles de consumo de combustible.

En cuanto al ruido, la mejor parada es Dunlop, con el 70% de sus referencias en los mejores valores, le sigue Goodyear, con el 51%, Michelin, con 6%, Continental con el 3% y Bridgestone y Pirelli con un 1% cada una. Por su parte, las marcas low cost obtuvieron un 1%.

En el análisis de la adherencia sobre superficie mojada, Michelin consigue que el 52% de sus referencias cuenten con una clasificación A. Esto también lo obtiene el 30% de las referencias analizadas de Pirelli, el 18% de las de Continental, el 16% de los Goodyear, el 15% de los Firestone -marca de segunda fila perteneciente a Bridgestone-, y el 11% de los neumáticos Dunlop. En cuanto al resto de marcas analizadas, el 99% de las referencias de Uniroyal se encuentran en la categoría B; mientras que las secundarias se sitúan en los peores registros con un 26% de los neumáticos low cost escuadrados en la categoría E.

Cuidados para mantener bien las ruedas

Más allá de la etiqueta, existen cuidados que los conductores deben llevar a cabo si quieren alargar la vida útil de sus ruedas. Un neumático sin un buen mantenimiento puede aumentar de forma importante el consumo, así como acelerar su desgaste.

Durante la conducción hay que tener cuidado de no superar a gran velocidad las trampas que esconde la carreteras, como los baches, los parches de alquitrán, las bandas de rodadura, los badenes e, incluso, los bordillos. A causa de esto, se puede arañar la goma y deformar la estructura interna, lo que puede suponer que salgan bultos en los laterales que hagan inútil el neumático.  

Hay que tener cuidado con los baches a grandes velocidades y mirar con detenimiento la presión de los neumáticos

También es necesario tener una presión óptima, puesto que si el coche va bajo de presión el perfil se deformará e incluso agrietará. Además, esto hará que se gaste de forma irregular la banda de rodadura, que es lo que está más en contacto con el suelo. Por el contrario, si las ruedas tienen más presión de la debida, será la banda de rodadura la que se deformará. Al tener menos superficie en contacto con el suelo, se gastará solo el centro del neumático, lo que puede ser peligroso ya que se amplía la distancia de frenada y crea inestabilidad en el neumático. Es importante añadir que, en ambos casos, el consumo de carburante sube debido al trabajo irregular del neumático.

No debes fijarte en el precio ni deshacerte de los neumáticos en cualquier lugar

El neumático es un elemento de gran importancia en nuestra seguridad así como para el funcionamiento de elementos como el motor y las suspensiones. Es por ello por lo que no debemos fijarnos solo en el precio, al igual que no podemos deshacernos de las ruedas en cualquier lugar.

Existen buenas marcas de segunda categoría; los de bajo coste no son recomendables...

Es importante señalar que estos fabricantes cuentan con marcas de segunda categoría que, a pesar de no ofrecer el mismo rendimiento, sí que se benefician de la tecnología que estas grandes marcas incorporan en sus neumáticos, así como de sus procesos de fabricación, y de sus componentes. Más allá de estos también existen marcas de menor coste y de diversos orígenes que pueden tener una utilidad aceptable. Lo que desde aquí no podemos recomendar son esas marcas lowcost, que no siempre se ofrecen en los canales habituales de comercialización y reposición de neumáticos. Estas ruedas, en su mayoría de origen asiático, pueden llegar a ser peligrosas por no contar con unos mínimos de seguridad ni durabilidad para el conductor.

Además, estos no suelen cumplir con las tasas ecovalor de Signus, una institución sin ánimo de lucro que se dedica a tratar los neumáticos cuando se convierten en residuos. Obtienen los elementos que se pueden reutilizar en diversos campos y, además, tratan los restos de forma apropiada para que en su descomposición tengan el menor impacto posible en el medio ambiente. Además, se llevan a cabo diversos proyectos que tratan de dar nuevos usos a estos elementos como, por ejemplo, convertirlos en campos de fútbol de césped artificial, alfombrado de zonas de juego infantil, sellado de fosas sépticas, etc.

Estos neumáticos, llegados a España de forma ilegal y comercializados al margen del mercado convencional, suponen una carga para esta institución. Esto es así porque, a pesar de no incluir estas tasas mínimas, Signus se tiene que hacer cargo de ellos igualmente puesto que muchas veces son abandonados en un lugar incorrecto o porque son sustituidos por nuevos neumáticos que sí cumplen con la reglamentación. Por el contrario, si estos neumáticos estuvieran regulados, la tasa sería de una cuantía inferior -en el caso de un turismo, unos 20 o 30 céntimos de lo que cuesta la tasa por cada rueda, 1,57 euros-.  

Una llanta grande incide mucho en el consumo y precio

La elección del neumático es una decisión que debe preocuparnos desde el momento en el que adquirimos el vehículo. El tamaño de la llanta es crucial por dos motivos: difieren en coste según su volumen y, además, la magnitud incide en el gasto. Una llanta grande estiliza la figura del vehículo, lo hace más deportivo y que parezca de una categoría superior -según el diseño y el número de radios que tenga-. Sin embargo una rueda con un número de pulgadas alto y, por lo tanto, un perfil muy bajo incide de forma negativa en el consumo. Esto es así porque el conjunto llanta-neumático pesa más y el motor debe trabajar mucho más para moverlo.

El tamaño más indicado para un turismo medio es de 16 pulgadas

De esta manera podemos considerar que el tamaño más indicado para un turismo medio es de 16 pulgadas -en la rueda se indica como R16-, mientras que para un todoterreno, varía entre las 17 y las 18 pulgadas -R17 o R18-. Una cifra mayor puede suponer un gasto innecesario en consumo y, sobre todo, en el momento de reponer el neumático.

Si atendemos a los precios que se pueden encontrar en el mercado, podemos encontrar interesantes diferencias. En el caso de un turismo, un neumático con una banda de rodadura de 205, un perfil de 55 y llanta de 16 pulgadas puede costar -sin incluir costes adicionales de servicios y ecotasa- 72,29 euros en el caso del Pirelli Cinturato, 74,89 euros si se trata del Dunlop Sport Bluresponse, 74,89 euros si es el Goodyear Grip Performance y 75,79 euros si hablamos del Bridgestone Turanza.

Los neumáticos disparan su precio con solo añadir dos pulgadas de tamaño

Sin embargo, si buscamos un neumático con la misma banda de rodadura para una llanta mayor, por ejemplo una de 18 pulgadas con un perfil reducido a 40, encontramos diversos modelos: el Dunlop Sport Maxx por 147,19 euros, el Pirelli P Zero por 162,89 euros, el Michelin Pilot Super Sport por 168,89 euros y el Bridgestone Potenza por 182,89 euros. Es decir, con solo dos pulgadas más de tamaño de llanta el precio se duplica

En el caso de los todoterrenos o SUV, la comparación la hemos realizado partiendo de un neumático 235/65 R17 y hemos encontrado los precios del Pirelli Scorpion Zero -131,87 euros- del Bridgestone Dueler -132,87 euros-, del Continental 4x4 Contact -135,47 euros- y del Michelin Latitude Cross -135,87 euros-.

Sin embargo, si se amplía la llanta para este mismo vehículo en dos pulgadas, es decir, si montamos una R19 -que además supondría la reducción del tamaño del perfil a 50- los precios que encontramos son muy diferentes: Dunlop Grandtrek por 192,47 euros, el Continental ContiCrossContac por 199,87 euros, el Michelin Latitude Sport 3 por 200,07 euros, y el Dunlop Sp sport Maxx por 203,87 euros. La diferencia no es tan abismal como la encontrada en el caso de los turismos, pero el incremento del precio, de al menos un 30%, es muy significativo.

Así, que se debe ser consciente de todos los parámetros en el momento de la compra del vehículo, incluso cuando nos llegan los mensajes de publicidad. Hay grandes diferencias según el tamaño por lo que, cuando nos llega un mensaje que intenta convencernos de un precio, tenemos que fijarnos en las medidas del neumático que tiene ese precio. A veces en publicidad, para que un producto parezca más económico, se habla de ruedas para llantas de 14 pulgadas. Estos neumáticos llevan en desuso años y solo se utilizan en vehículos viejos y para algunos utilitarios pequeños ideados para la gran ciudad. Por ello, muchas veces, cuando nos dirigimos a un gran almacén o a una red de mantenimiento rápido, nos encontramos con que el precio que nos ofrecen dista mucho del que habíamos visto en un anuncio.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR