Subiendo archivos

¿Qué supermercados te llevan la compra gratis a casa? Guía para ahorrar en cada compra

Usar tarjetas de fidelización de tus tiendas favoritas y aprovechar descuentos u ofertas son solo algunos de los muchos trucos que puedes usar

La nevera se come gran parte de nuestro presupuesto doméstico. Y no nos referimos a que es uno de los electrodomésticos que más consume. Hablamos de lo que cuesta llenarla de comida. Según una encuesta de la Fundación MAPFRE, 7 de cada 10 españoles invierten entre 150 y 450 euros mensuales solo en la cesta de la compra. Y la mayoría elige supermercados y comercios próximos para surtir sus despensas.

Que te sitúes más cerca del mínimo o del máximo depende de ti. Está claro que no es lo mismo vivir solo que ser una familia de cinco miembros y con niños en plena época de crecimiento. Pero, independientemente de las bocas a las que tengas que alimentar, hay muchas formas de conseguir que te la compra te salga más barata. Los que llevan una economía familiar, bien lo saben.

Mirar hasta el último céntimo de diferencia entre el mismo producto en un supermercado u otro, aprovechar los descuentos y los 2x1 y comprar más fresco que envasado son gestos habituales cuando se necesita ahorrar al máximo. Pero no son los únicos. Descúbrelos todos con esta guía para ahorrar en el supermercado.

Supermercados con envío a domicilio gratuito

Una de las mejores formas de ahorrar dinero es no gastando en servicios de envío a domicilio de pago. Es recomendable consultar los supermercados que se encuentren más cercanos a tu domicilio y observar si estos disponen de este servicio. Es importante, sobre todo, comprobar a partir de qué cantidad es gratis el envío. Eroski, Caprabo o Día son algunas de las cadenas donde puedes utilizarlo.

Lo mejor, en todo caso, es llevar una lista de la compra. Te permitirá ceñirte a lo que realmente necesitas y evitarás comprar por impulso. Es decir, ser una víctima del marketing y de todas sus cuidadas estrategias para que compres más: desde colocar los bienes más básicos (como el papel higiénico) lo más lejos posible, para que mires otras cosas hasta llenar el supermercado de llamativos rótulos de ¡Oferta! O ¡Ahora más bajo!

Son trucos de marketing que te harán comprar cosas que, en realidad, no tenías pensado llevarte. Como, por ejemplo, colocar chuches justo en la caja. Un consejo más, al hilo de las ofertas y el marketing: nunca vayas a comprar con hambre. Y no cojas carrito, si no es estrictamente necesario. Lo llenarás sin darte cuenta. Sin embargo esto no quiere decir que no tengas que aprovechar al máximo esas ofertas. Pero solo cuando realmente te convengan o se refieran a productos que sí usas.

No cojas carrito si no es estrictamente necesario: llenarás sin darte cuenta

Los que buscan el ahorro máximo ya saben que las marcas blancas son su mejor opción. Lo confirma además la Fundación MAPFRE al afirmar que el 53,3% de los consumidores opta por esta estrategia. Y no tiene por qué ir en detrimento de la calidad. Es bien conocido que muchas primeras marcas distribuyen el mismo producto en marca blanca. De estas, las hay que son expertas en calcar la receta original en sus productos alternativos.

También dice la Fundación que la inmensa mayoría (esto es, el 82,4%) compara precios entre diferentes establecimientos para encontrar la mejor oferta. La suerte es que vivimos en la era de las Apps y, por supuesto, existen aplicaciones para esta ardua tarea, como Soysuper, en la que indicas el producto y te dice cuánto te cuesta en cada supermercado.  

Pero no basta con saber dónde venden más barato un producto, porque quizás ese producto no sea la elección más adecuada. Lo fresco sale siempre más barato que lo envasado. Simplemente compara lo que te cuesta una bolsa de ensalada con el coste de una lechuga. Y así, con todo.

Por eso, comprar a granel es aún mejor. Además, al consumir de esta manera vas a contribuir a generar menos residuos plásticos, algo vital especialmente para la salud de mares y océanos, como no paramos de oír en los últimos años.

¿Por qué gastas tanto en comida?

Puede que más de una vez hayas pensado en cómo es posible que gastes en el súper más que en cualquier otra cosa en tu vida. Está claro que la comida es un bien básico. Pero puede haber una gran diferencia en el importe que marca el ticket si aprendes a comprar bien.

Una “compra eficiente” es la que le saca mayor y mejor partido a tu dinero

Y ¿qué es comprar “bien”?, pensarás. Quizás lo de “bien” te parezca subjetivo. Pero de la misma forma que existen maneras eficientes de conducir que te ahorran combustible y maneras inteligentes de usar la electricidad, que hacen descender tu consumo, se puede hablar de una compra inteligente” o una compra eficiente”: es la que le saca mayor y mejor partido a tu dinero. Por lo tanto, se puede hablar de estrategias a la hora de la compra.

Un truco es, por ejemplo, comprar pensando en lo que vas a cocinar. No hay nada peor que tirar alimentos porque han caducado o se han podrido. El ritmo de la sociedad actual nos obliga muchas veces a hacer una gran compra al mes para reponer puntualmente algunos productos que se hayan terminado. A veces calculamos mal y acabamos tirando el dinero, literalmente, a la basura. Un desperdicio que supone algo menos del 10% de los alimentos, para casi el 70% por MAPFRE reconoce que le pasa alguna vez.

Las tarjetas de fidelización: un acierto y un gran ahorro

Otra opción, además de las que ya hemos comentado, es acogerte a un programa de puntos o de fidelización de los que ofrecen actualmente los supermercados. El funcionamiento suele ser similar y consiste en acumular pequeños importes por cada compra, que se traducen en futuros descuentos, lo que te permite ahorrar a largo plazo.

Es el caso de Consum y su Cheque-regalo, con importes para gastar en tu próxima compra y, además, acumulables entre sí. Si optas por hacerte de la cooperativa Consum, no olvides que siempre vas a encontrar productos promocionados que hagan crecer más tu cheque (los cheque-crece). También puedes canjearlos con tu móvil al descargarte su App.

Asimismo, la tarjeta ClubDIA ofrece cupones descuento que se pueden conseguir al usar tu tarjeta en tus compras. Pero también te ofrece productos a precios especiales, solo por pertenecer al ClubDIA.

Otros supermercados ofrecen otras ventajas. La tarjeta Mercadona, por ejemplo, te permite aplazar los pagos. Con la tarjeta Eroski red, también. Puedes financiar tus compras en los supermercados Eroski con cero intereses. Es gratis de por vida e incluye diversos seguros, además de ofrecerte acceso a descuentos y promociones.

Si ya te has decidido por un supermercado o ya cuentas con uno habitual, por proximidad, confianza o el motivo que sea, infórmate sobre sus tarjetas de ahorro. Ya que vas a volver, ¿por qué no dejarte premiar por ello?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR