Subiendo archivos

Préstamos pequeños: la cara B de los minicréditos personales

Se trata de créditos sencillos y rápidos, pero presentan algunas desventajas

¿Necesitas con urgencia una pequeña cantidad de dinero ? Una opción es solicitar un préstamo a través de Internet. A priori, estos minicréditos personales pueden parecer perfectos para solventar problemas puntuales, pero pueden esconder letra pequeña que conviene conocer.

Desde hace algunos años han proliferado en Internet una serie de empresas que se dedican a ofertar préstamos de pequeñas cantidades de dinero que llegan a los clientes de forma casi instantánea. No obstante, acceder a este tipo de créditos exprés puede ocasionar problemas añadidos a tu urgencia original. Las desventajas más destacadas son:

1.- La regulación de los minicréditos personales

Debes saber que estas empresas online que conceden estos pequeños préstamos rápidos (también minicréditos, créditos exprés, créditos urgentes, préstamos en 15 minutos…) no están reguladas por el Banco de España. Una pequeña muestra de empresas especializadas en este tipo de créditos y que operan con ganancias en nuestro territorio son PepeDinero, Kredito24, Dindin.es, Vivus.es, Wonga, Ferratum y Dineo, entre otras.

Se rigen por la Ley 22/2007 del 11 de julio sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores. Esta ley incorpora la Directiva 2202/65/CE del Parlamento Europeo, que aporta una mayor protección del consumidor de estos servicios financieros.

2.- Los tipos de interés

Uno de los principales inconvenientes de los minicréditos personales es que los intereses suelen ser altos. Este hecho es la consecuencia de los pocos requisitos que las compañías suelen pedir, ya que se arriesgan más a un posible impago que los bancos tradicionales. Estas entidades cobran en función de la Tasa Anual Equivalente (TAE), que se ve alterada según el importe solicitado y el plazo de devolución.

En países como Reino Unido, estas compañías sí están obligadas a detallar la TAE que aplican en sus créditos

Debes prestar atención a la información que ofrecen en sus páginas web, ya que en la gran mayoría las TAE superan el 2.000%. No obstante, en su vocabulario no suele existir el término “intereses”, sino que se refieren a comisiones u honorarios. Hemos de hacer hincapié en el hecho de que en España no existe una limitación sobre el tipo de interés que aplican estas compañías de préstamos rápidos.

Por el contrario, en países como Reino Unido, sí están obligadas a detallar la TAE que aplican en sus créditos. Sin embargo, en la actualidad son cada vez más las compañías online que especifican cuál es la Tasa Anual Equivalente.

3.- El bajo importe de los minicréditos personales

Habitualmente, las cantidades que permiten solicitar estas empresas no son altas -con el fin de no perder mucho dinero si el cliente no devuelvo el dinero-. En cualquier caso, se trata de un tipo de crédito que no suele superar los 500 o 600 euros, sobre todo si se trata del primer préstamo que solicitas. No obstante, muchas de estas compañías prestamistas te ofrecen la posibilidad de abrir una línea de crédito con ellas.

4.- Los plazos de devolución son muy cortos

Los minicréditos personales han de devolverse en un periodo muy corto de tiempo. Por norma general, las empresas online suelen establecer entre siete y treinta días para saldar la deuda. Como ves, no dispones de un gran margen, pero se supone que es suficiente tiempo para que te haya llegado, por ejemplo, tu nómina o cualquier ingreso periódico.

En el caso de que no pudieras hacer frente a tu deuda en el plazo estimado en el contrato del préstamo, la mayoría de estas empresas permiten pactar una prolongación del mismo, aunque esto conlleva una carga adicional de intereses de demora.

5.- Muchas compañías ponen como requisito no estar en un listado de morosidad

Otro de los requisitos previos más comunes al solicitar un minicrédito es que tu nombre no figure en un registro de morosidad. Los más conocidos son la ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación) y el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas). Sin embargo, son muchos los que desconocen que figuran en una lista de morosos. Cualquiera que tenga alguna deuda pendiente, por pequeña que sea (cuotas de hipoteca, préstamos, facturas impagadas etc.), es susceptible de estar incluido.

Cualquiera que tenga alguna deuda pendiente, es susceptible de estar incluido en una lista de morosos

En este caso, la Ley Orgánica 5/1992 indica que cuando una persona entra en una lista de morosos debe ser avisado en un plazo máximo de 30 días para que pueda ejercer su derecho de información, rectificación y cancelación. No obstante, en muchas ocasiones la notificación no llega al afectado. El nombre no será eliminado del registro hasta que no se demuestre que la deuda está saldada por completo.  

6.- Tendrás que demostrar que tienes ingresos regulares

Las compañías, para aprobar la solicitud de un minicrédito, suelen pedir que demuestres de alguna forma que cuentas con unos ingresos más o menos regulares. Muchas de ellas solicitan que aportes documentación, desde nóminas hasta un extracto bancario de los últimos meses en el que conste que recibes algún tipo de prestación. Si no tienes ningún ingreso es muy probable que te denieguen la concesión.

7.- El sobreendeudamiento

Uno de los mayores peligros que tienen estos créditos online es que el usuario caiga en el sobreendeudamiento. Es fundamental que no utilices este tipo de préstamos inmediatos para intentar saldar otra deuda, ya que puedes entrar en una espiral de riesgo de la que es difícil salir. Además, en caso de impago, estas empresas no negociarán y directamente te inscribirán en un registro de morosidad.

Es recomendable que antes de pedir un minicrédito online tengas la certeza de que vas a poder repararlo en tan solo unos días. El minicrédito debe ser una solución ocasional y no debe convertirse en un recurso sistemático.

Ventajas de estos pequeños préstamos online

Después de conocer más sobre la cara oculta de los minicréditos, también debemos hacer hincapié en que son una opción muy interesante para solucionar problemas puntuales y que pueden llegar a ser realmente útiles si se utilizan de forma correcta. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Cuentas con mucha oferta. Y es que cada vez existen más empresas financieras online en las que puedes solicitar un minicrédito. En consecuencia, puedes buscar la que mejor se adapte a tus necesidades y, por supuesto, la que menos intereses establezca en sus condiciones.
  • Facilidad en el trámite. Todo el proceso se realiza a través de Internet.
  • Sin apenas condiciones. No te exigen mucha documentación para la aprobación del préstamo.
  • El dinero llega tu cuenta casi de inmediato. En muchos casos tardan unos minutos y, como máximo, el período de demora de la transferencia es de 48 horas.
  • Devolución flexible. Te suelen permitir adelantar el pago o pactar una prolongación del mismo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR