Subiendo archivos

6 pasos clave para obtener un préstamo de 100 euros

Puedes optar a un mini crédito online en 15 minutos

Llegas a final de mes y te surge un gasto imprevisto al que no puedes hacer frente. Necesitas con urgencia 100 euros y prefieres no pedir ayuda a familiares o amigos, así que solicitar un pequeño préstamo online se postula como una buena opción. Es un trámite rápido y de fácil gestión que no requiere de apenas documentación. Pero, ¿cuáles son los pasos que debes seguir para hacerlo efectivo?

Antes de lanzarte a pedir el préstamo, debes tener claro que vas a ser capaz de devolver el dinero en un breve período de tiempo. De lo contrario, podrías comenzar a sobreendeudarte, lo que supone entrar en una dinámica muy peligrosa.  

1. Busca una empresa online que te preste el dinero

Lo primero que debes hacer cuando necesitas 100 euros con urgencia es buscar la empresa que te ofrezca mejores condiciones. Para eso puedes utilizar un comparador online, una herramienta que te ahorrará tiempo y dinero. Es muy importante que sepas exactamente cuáles son los intereses que te va a cobrar la correspondiente empresa (para luego no llevarte una sorpresa desagradable).

Lo primero que debes hacer cuando necesitas 100 euros con urgencia es buscar la empresa que te ofrezca mejores condiciones.

En la actualidad, la mayoría de las entidades bancarias tradicionales han dejado de realizar tantos préstamos personales, y aquellos que conceden estás unidos a muchas imposiciones y requisitos. En consecuencia, han surgido una serie de empresas -que operan a través del teléfono y de forma online- que ofrecen pequeños créditos rápidos sin apenas requerir documentación. Algunas de las que operan con éxito en España son Kredito24, Dindin.es, PepeDinero,  Wonga,  Dineo, Ferratum o Vivus.es, entre otros muchos ejemplos.

2. Decide el importe y el plazo de devolución exacto

Cuando ya te has decantado por la empresa online con la que vas a endeudarte, es hora de decidir la cuantía y el período de devolución del mismo. El importe y el plazo deben ser exactos para que en la misma página web se realice el cálculo.

En este caso, vamos a poner unos ejemplos reales prácticos si solicitamos un préstamo rápido de 100 euros para devolverlo en 30 días. Por ejemplo, si escogemos Dindin.es, su calculador nos dice que, finalmente, deberemos reintegrar un importe de 129 euros -ya que esta compañía se queda una comisión de 29 euros-. Por su parte, la empresa Kredito24 nos devuelve como solución final 135 euros, porque nos explica que los honorarios ascienden hasta los 35 euros.

¿Qué son honorarios? Básicamente se trata de los intereses que debes pagar. Estas empresas cobran la Tasa Anual Equivalente (TAE), que varía en función de la cantidad solicitada y el plazo de devolución. Hemos de tener cuidado porque suele superar el 2.000%. En el ejemplo de Kredito24 aseguran que el TAE equivalente es del 3.752,37% y, en Dindin.es, del 2.115,69 %.

Sin embargo, estas compañías online no hablan de intereses, sino de honorarios o comisiones, ya que no están obligadas a publicar el TAE. También es posible que no te cobren intereses si es tu primera solicitud -teniendo en cuenta 100 euros no es una suma importante- . Y es que existen algunas entidades que utilizan como promoción aquello de “consigue tu primer préstamo gratis”.

3. Rellena el formulario con tus datos personales y aporta la poca documentación requerida

Es el momento de rellenar el formulario online (por vía web o aplicación móvil) para la aprobación de tu préstamo de 100 euros. Lo cierto es que la documentación y los requisitos varían en función de cada compañía, pero lo más habitual es que te pidan: ser mayor de edad, el DNI o NIE, residir en España, ser titular en una cuenta bancaria en nuestro país, tener un móvil, un correo electrónico y no figurar en ningún fichero de morosidad.

Por ejemplo, en Dindin.es, los requisitos previos son, además de los anteriores, ser mayor de 23 años, tener una tarjeta de débito o crédito operativa y tus extractos bancarios del último mes. Para esta compañía es importante que no figures en ningún listado de morosos como ASNEF o RAI. Si estás en alguno, lo tendrás muy difícil para conseguir el préstamo. Por su parte, Kredito24 considera que puedes solicitarlo con ASNEF (si te encuentras en su listado),  pero estudiarán tu caso detenidamente.

4. Espera a la aprobación del préstamo

Si ya has enviado todos tus datos personales y demás información requerida, tan solo queda esperar. Sin embargo, este período no suele superar los 15 minutos y la aprobación o no de tu pequeño préstamo te la comunican a través de correo electrónico o un SMS al móvil.

Las compañías de créditos online trabajan de manera automática con unos algoritmos específicos para determinar tu solvencia. De esta forma, te pueden dar la respuesta en unos minutos, casi al instante. En el supuesto de que te denieguen el préstamo, estas empresas recomiendan volver a intentar la solicitud en unos días.

Las compañías de créditos online trabajan de manera automática con unos algoritmos específicos para determinar tu solvencia.

5. Averigua cuánto tiempo tardará en llegar a tu cuenta

Cuando te aprueben el préstamo de 100 euros, algo que determinará la rapidez con la que se te ingrese, es la entidad bancaria de tu cuenta corriente. Estas compañías prestamistas suelen tener cuentas en varias bancos importantes, y si coincide con el tuyo, el dinero estará en tus manos en unos minutos. Por el contrario, si tu cuenta corriente pertenece a otra entidad financiera con la que no operan es posible que los 100 euros no lleguen hasta pasadas 24 o 48 horas.

6. Devuelve el dinero  (una única cuota o varias)

Cuando hayas hecho uso de tu préstamo de 100 euros, será el momento de pensar en devolverlos. Puedes realizar el reembolso en una cuota o en varias (por ejemplo una cada semana) a través de una transferencia al número de cuenta que te indique la compañía de préstamo.

Muchas de ellas te permiten adelantar e, incluso, aplazar el pago. En caso de que necesites postergar la devolución, deberás pactar un nuevo período que tendrá asociado unos costes adicionales que variarán en función del tiempo de prolongación.

Si finalmente no puedes devolver el dinero, es bastante probable que la empresa online te incluya en uno de los ficheros de morosidad. Si ya has conseguido saldar tu pequeña deuda, gran parte de las compañías de préstamos online te permitirán acceder a una línea de crédito, pero deberás tener cuidado con esta nueva ligadura y solamente aceptarla si realmente necesitas el dinero.

Cómo están legislados los préstamos rápidos

Los préstamos rápidos o urgentes, también llamados mini créditos, no están regulados por el Banco de España, pero se basan en la Ley 22/2007 del 11 de julio sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores. Esta ley agrega la Directiva 2202/65/CE del Parlamento Europeo, que contribuye a una mayor protección del consumidor ante estos tipos de servicio financiero. En nuestro país no existe una limitación sobre el tipo de interés que aplican estas empresas online.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR