Financiar tu coche con el concesionario, ¿un error?

El contrato de financiación puede incluir unos intereses más altos de los esperados. Revisa la letra pequeña.

Si estás pensando en comprarte un coche es posible que tengas en mente la opción de financiarlo para no pagarlo todo de golpe. Es una alternativa que los propios concesionarios vienen ofreciendo desde los últimos años y que ha sido acogida con mucho éxito. De hecho, son muchos los usuarios que acaban adquiriendo un coche de esta forma. Ahora bien, ¿es tan beneficioso como parece? Cuidado, porque este tipo de préstamo podría acabar saliéndote caro.  

¿Qué características suele tener la financiación que ofrece el concesionario?

Dicho lo cual, es técnica habitual que el vendedor del concesionario nos comente la posibilidad de pagar el vehículo en “cómodos plazos”.  El gran reclamo es el descuento que nos suelen ofrecer respecto de otras opciones, que puede ser de entre 1.500 y 2.000 euros. Una de las principales razones por las que muchos se animan a optar por esta vía de financiación.

De esta manera e inicialmente, parece que estos préstamos son cómodos, rápidos y fáciles; y que no exigen las duras condiciones de un banco, que resultan fáciles de contratar. Incluso algunas entidades ofrecen la posibilidad de incluir nuestro antiguo coche como moneda de cambio para abaratar costes. Dicho lo cual, lo primero que debemos comentar es que de esta manera recibiremos una cantidad inferior a la que obtendríamos si lo vendiéramos en el mercado de segunda mano.

Por último, en la financiera del concesionario difícilmente rechazará la concesión del préstamo, algo que sí puede ocurrir con el banco. No obstante, el concesionario no suele hacerlo con vehículos por debajo de los 6.000 euros. Si el coche que estamos pensando adquirir se encuentra por debajo de esa cifra, tendremos que acudir al banco.

Inconvenientes de los préstamos de coche en los concesionarios

Por desgracia, no es oro todo lo que reluce, y existen una serie de detalles que tal vez no resulten tan beneficiosos. Para empezar, la información financiera que recibiremos de los vendedores de automóviles será confusa y opaca, aunque tampoco nos debe sorprender. Estos comerciales no son expertos y carecen de la habilidad para exponer las condiciones todo lo bien que deberían. Su objetivo es el de vender un producto, en este caso un coche, no el de buscar el beneficio económico del cliente.

Te hablarán de las grandes virtudes de la financiación, pero no tanto de los inconvenientes. En cualquier caso, debemos tener claro que no se trata de ningún tipo de estafa o engaño. No nos obligarán a firmar nada y seremos nosotros mismos los que decidiremos hacerlo en última instancia. Por eso debemos exigir toda la información y conocer todos los detalles antes de acceder a una financiación que podría acabar deparándonos alguna que otra sorpresa negativa.

Debemos exigir toda la información y conocer todos los detalles antes de acceder a una financiación que podría acabar deparándonos una sorpresa negativa

Hay que tener en cuenta que el vendedor, por desconocimiento o por provecho, en muchas veces nos hablará en términos TIN (Tipo de Interés Nominal) y no de TAE (Tasa Anual Equivalente). El primero es el porcentaje que se lleva la entidad por el préstamo, pero no engloba otros gastos ni comisiones (de apertura o cancelación). Algo importante si tenemos en cuenta que en muchas ocasiones tendremos la obligación de contratar seguros adicionales (de desempleo o de vida) o extensiones de garantía, que se sumarán a la cuota. De esta forma, los intereses que tendremos que pagar serán más altos que los que nos habrán dicho inicialmente.

También es común ofrecer descuentos y promociones, pero la mayoría de ellos no cubren el periodo completo que dura el préstamo, sino solamente una parte de este. Cuando finalice la promoción se dispararán las cuotas para compensar el tiempo que hemos estado pagando menos.

Por otra parte, los préstamos de la financiera del concesionario suelen incluir cláusulas de permanencia e incluir comisiones por cancelación más altas que las que ofrecen los bancos. Igualmente, tendrás la obligación de inscribir el vehículo en el Registro de Bienes Muebles, lo que significa que carecerás de plena potestad sobre el coche mientras lo estés pagando. Mientras no saldes la deuda con el concesionario, no podrás vender el coche.  

Financiación con el banco

El florecimiento de este tipo de préstamos de los concesionarios hizo que los bancos ofrecieran muchas mejores condiciones para la adquisición de un coche. De hecho, muchas de las entidades disponen de créditos creados exclusivamente para la compra de automóviles. Otras tantas también conceden el crédito incluso sin tener nómina, aunque para lograrlo será necesario presentar otra fuente de ingresos, suficiente y justificable. 

En un banco, asimismo, encontramos profesionales de las finanzas. Tienen la obligación de explicarte toda la letra pequeña de forma clara y sencilla, y será mucho más difícil que el préstamo nos sorprenda con algún gasto inesperado. Además, este tipo de entidades suelen ofrecer diferentes opciones de financiación, y tendremos más flexibilidad a la hora de decidir el tiempo de devolución, la cantidad mensual que abonaremos, etcétera.

No obstante, es posible que tengamos que ceder ante algunas cláusulas, como la domiciliación o el uso de tarjetas. Esto será mucho más fácil si el crédito se lo pides a tu banco habitual, con el que ya tienes contratados otros servicios. De igual forma, otro posible inconveniente puede ser que no te concedan el préstamo, ya que son más exigentes que las financieras de los concesionarios.  

En cualquier caso, lo importante será valorar qué opciones tienes y compararlas. Ya sabes las ventajas y los inconvenientes de elegir la financiación con el concesionario y con el banco, y en qué puntos te puedes llevar sorpresas de mal gusto. Presta atención a lo que firmas y consulta a un experto en caso de duda. En Acierto.com te asesoraremos con gusto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR