Subiendo archivos

¿Sabes cómo se rescata un plan de pensiones?

Descubre las los requisitos para rescatar tu plan de pensiones, la documentación que necesitas y la forma de obtener la mayor rentabilidad fiscal

Los planes de pensiones son fondos de inversión a largo plazo, pensados para cubrir la jubilación. Considerados productos líquidos, solo puedes recuperar el dinero invertido en ellos en caso de la jubilación del partícipe, incapacidad permanente total para la profesión habitual, fallecimiento del partícipe o dependencia severa. Pero además existen supuestos excepcionales que también permiten rescatar el dinero antes de la jubilación.

Si decides hacerlo bajo cualquiera de las condiciones existentes, es importante que tengas en cuenta que fiscalmente, las prestaciones de tu plan, tributarán como rendimientos de trabajo, por lo que si tu objetivo es cobrar todo el dinero acumulado de forma inmediata, muy probablemente tendrás que tributar por el tipo marginal máximo, y tus ahorros se reducirán de forma instantánea.

Rescate del plan de pensiones

Existen cuatro supuestos para rescatar un plan de pensiones:

  • Desahucio: si tu vivienda habitual se encuentra en un proceso de ejecución forzosa judicial, administrativa o venta extrajudicial, y no dispones de otros bienes con los que puedas cubrir la deuda, tendrás derecho a rescatar tu plan, siempre y cuando el ahorro acumulado en él sea suficiente para satisfacerla.

  • Desempleo: otro caso ante el que podrás rescatar el dinero acumulado en tu plan antes de la jubilación es el desempleo de larga duración, una vez acabadas todas las prestaciones contributivas. Es importante tener en cuenta si esta situación se ha dado lugar de forma voluntaria o ha sido consecuencia de un expediente de regulación de empleo aprobado por la autoridad laboral. Hay que señalar que el Tribunal Supremo ha establecido una nueva doctrina según la cual rescatar el plan de pensiones tras quedar en situación de desempleo no debe privar de cobrar el subsidio del paro.

  • Enfermedad grave: tanto si eres la persona que aporta dinero al plan de pensiones, como si eres su cónyuge o algunos de sus ascendientes o descendientes, e incluso si estás tutelado por él, podrás rescatarlo en caso de enfermedad grave.

  • Rescate a los diez años: desde la reforma fiscal del Gobierno en enero de 2015 ya se pueden rescatar los fondos de pensiones a partir de los diez años de antigüedad sin ninguna otra razón que el querer hacerlo.

Formas de recuperar el plan de pensiones

  • En forma de capital: se cobran los derechos consolidados acumulados en una sola exhibición de pago, es decir, recuperar en un solo depósito, todos los ahorros que han sido insertados en el plan.

  • En forma de renta: se cobra por medio de la percepción periódica (mensual, semestral etc.), pudiendo hacer la liquidación del saldo que queda pendiente en cualquier momento, de forma total o parcial. En el caso de que se realice de esta forma,se dejarán de abonar las sucesivas rentas hasta que se compense el saldo anticipado.Una vez realizado, ese dinero comenzará a tributar en la declaración de la renta como si esta se tratara del salario, es decir, que pagará impuestos según otros parámetros establecidos.

  • Forma mixta: es la combinación entre las otras dos formas de rescatar el plan de pensiones, hacerlo en forma de capital y en forma de renta.

  • Renta asegurada o de seguros: para finalizar, existe el método de rentas aseguradas, es decir, cobrar una renta durante toda la vida y con o sin seguro de vida.

¿Qué documentación hay que aportar para solicitar el rescate del plan de pensiones?

La documentación que hay que aportar en la solicitud en común, independientemente de cuál sea el motivo por el que accedemos a él es: fotocopia del DNI, formulario del rescate de Plan de Pensiones y Modelo de retenciones sobre rendimientos del trabajo (modelo 145). Cuando la petición del rescate se produce por causas más específicas, diferentes a la jubilación ordinaria, el papeleo se incrementa, y en ocasiones los archivos son distintos dependiendo de la entidad a la que vayamos.

Cuando la petición del rescate se produce por causas más específicas, diferentes a la jubilación ordinaria, el papeleo se incrementa

Para conocer la documentación exacta, requerida por la entidad, es necesario que acudamos al reglamento de nuestro plan o a la página web de la gestora. Pero para hacerse una idea general, estos suelen ser los papeles que piden para los diferentes casos:

Fallecimiento

Cuando fallece el partícipe o el beneficiario, los derechos consolidados del plan de pensiones generan otros beneficiarios (que son previamente especificados en el plan). En este caso, la Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones no enumera la documentación a presentar, por lo que las entidades "se toman la libertad" de pedir lo que crean conveniente (certificado de defunción, copia del DNI del fallecido, últimas voluntades y testamento).

Parados de larga duración

En el caso de los parados de larga duración, siempre que estén inscritos en el INEM y que no perciban prestaciones contributivas podrán rescatar el plan de pensiones. Entre la documentación que las entidades suelen pedir está la copia de la Vida laboral, el certificado de demandante de empleo y si  ha cotizado por regímenes diferentes al de la Seguridad Social, se suele pedir un certificado del régimen por el que había cotizado que demuestre su situación de desempleo. En caso de los autónomos por ejemplo, el certificado de baja censal de la actividad.

Enfermedad grave

En este caso se pide el informe médico en el que se debe acreditar que la enfermedad le incapacita temporalmente para realizar su trabajo habitual durante un tiempo mínimo de tres meses.

Hay que tener en cuenta que muchas entidades facilitan el trámite del rescate del plan de pensiones, lo que debería ser una regla general para todas, sin embargo esto no siempre se cumple. En ocasiones se dificulta mucho la recuperación de los derechos consolidados por los partícipes, sobre todo en casos en el que las contingencias no son de la jubilación ordinaria.

Cómo rescatar un plan de pensiones por desempleo

Los planes de pensiones son productos de ahorro pensados para el momento de nuestra jubilación, no obstante, incluyen ciertos supuestos que nos permitirán rescatar el capital aportado antes de tiempo, como el paro de larga duración. Se han de cumplir tres condiciones:

  • Debemos encontrarnos en situación legal de desempleo.

  • No tener derecho a las prestaciones en nuestro nivel contributivo o haber agotado dichas prestaciones.

  • Estar inscritos en el momento de solicitar el rescate del plan de pensiones como demandante de empleo en el servicio público de empleo. Si somos autónomos, esta condición no se aplica.

Si estamos cobrando un subsidio es posible rescastar el plan de pensiones, pero debemos tener en cuenta que si estamos cobrando dicho ingreso, se deben mantener el cumplimiento de requisito de carencia de rentas

Si estamos cobrando un subsidio, es posible rescatar el plan de pensiones, según informa el INEM,  pero debemos tener en cuenta que si estamos cobrando dicho ingreso, se deben mantener el cumplimiento de requisito de carencia de rentas. El rescate del plan de pensiones puede hacer que perdamos este subsidio.

¿Qué documentación necesito aportar?

Si estamos en situación de desempleo y queremos recuperar el capital aportado a los planes de pensiones, debemos entregar cierta documentación para que la entidad certifique que nuestra situación cumple con los requisitos para el supuesto de rescate.

  • Solicitud del rescate anticipada: esta solicitud la facilitan las entidades gestoras de los planes de pensiones.

  • Impreso de comunicación de situación fiscal: el Modelo 145 de la Agencia Tributaria.

  • Documento de inscripción en el paro.

  • Tarjeta de demanda de empleo o DARDE para acreditar nuestra situación de desempleo.

¿Cómo tributan los planes de pensiones al rescatarlos?

Rescatar el plan de pensiones con la mejor opción fiscal es uno de los interrogantes que más preocupa a los jubilados. Se puede optar por tres modalidades: en forma de renta, de capital o mezclar ambas. Sin embargo, la mejor, según aseguran los expertos, es la primera, aunque siempre depende de las circunstancias del jubilado.

  • Capital: el rescate en forma de capital único permite recuperar la totalidad del saldo acumulado en el plan en una sola vez. Al elegir esta modalidad el ahorrador debe hacer frente a un único pago de impuestos y para calcularlo debe sumar lo que cobra anualmente de pensión al capital recibido del plan. Esa será su base imponible del IRPF y según ella tributará. Fiscalmente esta modalidad no es la más óptima porque los impuestos son elevados.

  • Renta: el ahorrador recibirá de forma periódica una cantidad de dinero fija o variable procedente del saldo acumulado en su plan. En estos casos “rescatarlo en forma de renta vitalicia sería la opción fiscalmente más atractiva para el ahorrador”, apunta Adolfo Jiménez Ramírez, presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget) en una entrevista concedida a la publicación Finanzas (grupo Vocento).

Y si es por desempleo

En algunas ocasiones, los inversores no quieren que su pensión de la Seguridad Social se vea mermada porque durante algunos años no hayan cotizado. Para ello suscriben un convenio especial para generar, mantener o ampliar el derecho a las prestaciones de la Seguridad Social. De esta manera las cuotas son deducibles en el IRPF, por lo que si has efectuado el rescate de un plan de pensiones, el impacto fiscal será mínimo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR