¡Qué calor! 8 consejos para proteger a tu bebé

Prestar atención a los síntomas de calor, vestirles con la ropa apropiada y darles de beber serán clave para proteger a los más pequeños de la casa este verano

En pleno verano y con las temperaturas ascendiendo a pasos agigantados, protegerse del calor se ha convertido en algo fundamental. Y es que si bien esta época del año trae aparejadas múltiples ventajas (como las vacaciones y el buen tiempo), no es oro todo lo que reluce. Nos estamos refiriendo, por ejemplo, a los sofocos, insolaciones, deshidrataciones y otros problemas que se incrementan durante esta estación.

Unos episodios que se vuelven todavía más peligrosos para determinados colectivos como los mayores y los niños. Hoy nos centraremos en estos últimos, y más concretamente, en los bebés y recién nacidos. Porque, ¿qué podemos hacer para alejarlos del calor y evitar mayores complicaciones?

Trucos para sobrevivir al día

Así, lo primero que deberás hacer es prestar atención a la ropa con la que lo vistes. Hazlo con prendas de tejidos naturales, transpirables y cómodos, que le permitan moverse con facilidad y que eviten, en la medida de lo posible, las rozaduras causadas por el contacto de la tela con la piel húmeda. Apuesta por los tirantes, los pantalones cortos y las sandalias, y llévate una chaquetita para los sitios con aire acondicionado.

Respecto a los paseos en carro, deberás adaptar tus horarios. Sal a primeras horas de la mañana o última de la tarde; y procura siempre ir por la sombra. Evita que el calor os deje encerrados en casa y recuerda que tu hijo necesita la vitamina D del sol para desarrollarse correctamente y que el calcio se fije correctamente en sus huesos.

No olvides proteger su piel de la incidencia de los rayos del astro rey con una crema apropiada para su edad y fototipo. Además de en la protección UV, fíjate en la UVA, y comprueba en la etiqueta que carece de perfumes añadidos, que minan el efecto fotoprotector de estas lociones. Embadúrnalo al menos media hora antes de salir a la calle, y sírvete de la ayuda de unas gafas y un gorrito para niños. Y dale de beber con frecuencia para evitar que se deshidrate.

Una habitación ventilada

Por desgracia y si bien por la noche descienden las temperaturas, dormir también puede acabar siendo un problema para los más pequeños. Y es que el calor no solo les impedirá conciliar el sueño, sino que una habitación mal ventilada, una ropa de cama inapropiada, una excesiva iluminación y otros factores pueden acabar siendo devastadoras.  

Por ejemplo, una tendencia habitual durante el verano es dejar las ventanas abiertas. Sin embargo, esto puede favorecer la entrada de agentes externos y contaminantes al dormitorio; por no hablar del polvo que acabará depositándose sobre los muebles, la cuna y otros enseres de tu hijo si la dejas de par en par durante el día.

Una buena alternativa es bajar la persiana prácticamente por completo, excepto una pequeña rendija por la que circule el aire. Además, de esta manera evitaremos también las corrientes y la estancia permanecerá a oscuras y favorecerá vuestro descanso (la luz es capaz de influir en las fases del sueño y la segregación de hormonas).

Una buena alternativa es bajar la persiana prácticamente por completo, excepto una pequeña rendija por la que circule el aire

Respecto a la cama, procura que las sábanas sean de algodón u otros tejidos naturales que no irriten la piel de tu hijo y le permitan transpirar sin dificultad. Aplica el mismo criterio para los pijamas, aunque en esta época del año es recomendable prescindir de ellos en favor de unas braguitas o similares que eviten el roce del pañal. También puedes buscar ropa de bebé para dormir en verano en tiendas especializadas.

Otra opción es el aire acondicionado, aunque algunos pequeños experimentan dificultades para respirar. Si lo enchufas, mantén la temperatura estable sobre los 23 grados, y evita exponer al niño bajo el chorro directo. Los ventiladores son una alternativa interesante, sobre todo si los combinamos con un humidificador.

Cómo saber si mi bebé tiene calor

Llegados a este punto y no obstante las precauciones comentadas, cabe preguntarse, ¿cómo saber si mi bebé tiene calor? Y es que conocerlo no siempre resulta fácil, sobre todo si tenemos en cuenta que pueden tener los pies  las manos fríos. Sin embargo, este síntoma no siempre quiere decir que esté destemplado. Aquí tendremos que fijarnos en si tiene el cuello o la cabecita mojados por el sudor, si se muestra inquieto, o si se comporta de un modo fuera de lo habitual (hace espavientos, emite quejidos o similares).

Si detectas algún sarpullido cuando lo estás cambiando, toma medidas, estos y las dermatitis por sudor son claros indicativos de que tu pequeño está pasando calor. Además, si lo abrigas demasiado estarás provocando sudamina, una erupción que se produce por la obstrucción de las glándulas sudoríparas. Incluso podrías causarle un golpe de calor.

Seguros de salud para bebés y recién nacidos

Para acabar y si nuestras precauciones no resultan efectivas, resulta conveniente contar con un seguro de salud específico para niños. Aquí cabe comentar que algunas compañías incluyen la cobertura de los benjamines del hogar hasta cierta edad en nuestro propio seguro; mientras que otras ofrecen pólizas especializadas para los menores.

Es el caso, por ejemplo, de Adeslas, Aegon, Asisa, DKV y ACUNSA, entre otras, que nos brindarán la oportunidad de acudir al médico con nuestro pequeño ante cualquier complicación (fruto del calor o de cualquier tipo) sin esperar las tediosas colas propias de la Seguridad Social.

También debes saber que este tipo de servicios son más caros cuanto más pequeño es el niño, y que van abaratándose hasta llegar a los doce años, momento en el que se encarecen de nuevo. ¿La razón? Que durante estos delicados periodos del desarrollo nuestra salud se encuentra más expuesta. En todo caso y si ya tienes un seguro de salud, te recomendamos que consultes las condiciones y coberturas con tu compañía. Y si te surge alguna duda, siempre puedes comparar con Acierto.com.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR