¿Sabías que puedes asegurar tu boda?

Descubre en qué consiste esta póliza para que el camino hacia el sí quiero (o no) culmine sin problemas

Cualquier actividad que suponga un desembolso económico importante y en la que se contemplen contingencias inesperadas puede asegurarse. Y, aunque a priori es probable que te resulte insólito, una boda cumple perfectamente estas características. De hecho, asegurar el enlace resulta más que razonable si pensamos en todos los detalles que intervienen en la celebración y en la inversión económica que supone.

Ahora bien, debes saber que si tu pareja te deja plantado frente al altar, la aseguradora no se hará cargo. ¿La razón? Que el motivo para anular el compromiso deberá siempre ser adverso a los novios. En todo caso, se incluye la pérdida de los anillos, el transporte, la rotura del vestido de la novia y otros aspectos que harán posible que el camino hacia el sí quiero culmine sin problemas.  

El seguro de bodas

A grandes rasgos, con el seguro de bodas la compañía ofrece la posibilidad de devolver el dinero de la ceremonia si se cancela por motivos que no tengan que ver con la pareja. Contraer una enfermedad o tener un accidente grave, por ejemplo, serían dos supuestos que contemplarían. Así como los desperfectos causados por una tormenta, los problemas de desplazamiento hasta la iglesia o el restaurante, o el inclumplimiento del contrato de uno de los proveedores.

El seguro de bodas devuelve del dinero de la ceremonia si se cancela por motivos que no tengan que ver con los novios, como una enferedad o situaciones de fuerza mayor

En todo caso, aquí conviene mirar la letra pequeña, sobre todo porque ciertas entidades incluyen en su cobertura los gastos de volver a organizar la ceremonia de nuevo. Algo que no está nada mal, sobre todo si valoramos el disgusto que supone que nos agüen este día.

Coberturas para los seguros de boda

Como comentábamos, estos seguros pueden incluir diferentes coberturas en función de las posibles adversidades que podrían acaecer en el enlace. Hay que tener en cuenta, además, que no todas las bodas cuestan lo mismo, por lo que cada póliza deberá adaptarse a los riesgos. De hecho, es más que lógico que una que suponga un riesgo mayor resulte más cara. Sin embargo, independientemente de cada contrato en particular, existen una serie de coberturas comunes:

Fallo e inclumiento de los proveedores

Llega el día señalado y todo está dispuesto sin problemas. Pero resulta hay un pequeño detalle que hace que todo se venga abajo:  la empresa responsable del catering no responde, el salón de bodas cierra inesperadamente o el fotógrafo ha desaparecido. En estos casos no se debería perder la calma si se está asegurado, ya que existe una cobertura en particular que responde ante estos siniestros.

Este tipo de póliza contempla diversas coberturas como el incumplimiento de los proovedores, enfermedad y accidentes o pérdida de los anillos

Habitualmente el servicio opera al responder por el depósito que se había dado como señal al distribuidor, además de los costes que se deriven de este perjuicio, como el tener que volver a encargar de nuevo todas las prestaciones necesarias con otra empresa.

Vestimenta

Uno de los elementos más relevantes de toda boda sin duda es la vestimenta de los novios y de los familiares. Estos trajes suponen un coste muy elevado, sobre todo el de la novia, cuyo valor aumenta de forma exponencial en comparación al resto en función de los accesorios. Es por eso que existen coberturas específicas que lo protegen, tanto en el momento de la boda como hasta que el enlace tenga lugar. Abarca desde las manchas y las roturas, hasta el extravía. De hecho, aunque sea alquilados, el cliente recibirá una indemnización.

Enfermedad y accidentes

En este caso el seguro responderá e indemnizará a los asegurados si uno de los novios, los familiares o amigos cercanos, tienen un accidente o se ponen enfermos e irremediablemente la boda debe posponerse. Una intoxicación alimentaria tras la despedida de solteros es un ejemplo que ilustra a la perfección este supuesto.

Anillos, tarta, regalos y flores

Es obvio que los elementos como la tarta o los anillos son esenciales en una boda, por no hablar de que suponen un gasto notable. Es por eso por lo que las pólizas incluyen en sus coberturas una protección extra para ellos. Los regalos y las flores también cuentan con las suyas propias.

Además, no solo se cubre el daño o la pérdida de estos elementos durante el día de la celebración, sino que la cláusula se hará efectiva desde unos días antes del compromiso –los establecidos en el contrato–.

Seguro de viaje para los novios

Otro de los elementos que siempre se encuentra presente en toda ceremonia es el viaje que la pareja hará después de la boda. Por desgracia, durante la luna de miel también puede acabar empañada por un retraso en los vuelos, que uno de los cónyuges contraiga una enfermedad, que nos pierdan el equipaje y un largo etcétera de contratiempos que seguro que no te cuesta imaginar.

Al contratar un seguro de viajes estaremos protegidos ante cualquier contingencia inesperada que se pudiese producir durante el viaje de novios

Por fortuna y para protegernos ante esas situaciones, existen los llamados seguros de viajes. Un tipo de póliza que convendría contratar, sobre todo si se trata de una estancia larga y cara, a algún destino exótico y similares. Y es que, es muy importante contar con un seguro que cuide de nuestra salud cuando estamos fuera de nuestro país.    

Hay que ser consciente de que a la hora de acceder a determinados destinos, este seguro será especialmente importante. No obstante, aunque este requisito no sea indispensable en el lugar que visitemos, siempre será recomendable, sobre todo si tenemos una emergencia médica y nos encontramos fuera de la Comunidad Europea.

Se ha de observar que la asistencia sanitaria fuera de España no está cubierta por la Seguridad Social, ni tampoco por los seguros médicos privados que se tengan suscritos aquí. Por lo que  prever esta posible  coyuntura al contratar un seguro de viaje resulta muy recomendable.

Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu casa
COMPARA AHORA
Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu casa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR