Cambio de coche, ¿qué hago con el viejo?

Venderlo al concesionario para obtener un descuento es una de las mejores opciones

¿Te has decidido ya a cambiar de coche? Entonces seguro que tienes dudas respecto a qué hacer con tu vehículo antiguo: venderlo, ofrecerlo al desguace... Es importante no precipitarse con esta decisión porque podemos sacarle mucho provecho al automóvil y ahorrar bastante dinero. En Acierto.com te mostramos todas las posibilidades.      

¿Por qué cambiar de coche?

Igual que ocurre con las personas, el tiempo hace mella en tu coche. De los varios motivos por los que podríamos cambiar de vehículo, el desgaste es el principal. Un automóvil antiguo y en mal estado puede convertirse en un constante dolor de cabeza y en un continuo derroche de dinero. Si te ves obligado a acudir al taller cada dos o tres meses deberías considerar seriamente cambiar tu vehículo Probablemente con el dinero que estás invirtiendo en repararlo podrías comprarte uno nuevo.

En segundo lugar, y más importante, está la cuestión de seguridad. Un coche de más de diez años de antigüedad deja de ser fiable y comienza a suponer un gran riesgo conducirlo. Sin ir más lejos, según datos de la Dirección General de Tráfico, en el año 2016 la media de edad de los turismos que se vieron envueltos en accidentes fue de 13,4 años. Y no es casual este dato, sino un claro indicio de que la seguridad con un modelo antiguo no está garantizada.

Pero no son solamente los años de nuestro vehículo los que nos pueden llevar a cambiarlo. ¿Estás pensando en formar una familia? ¿Un nuevo miembro acaba de llegar hace poco? Pues probablemente sea buena idea cambiar el viejo coche familiar por uno más grande y seguro. Los viajes serán mucho más cómodos en un monovolumen que en un turismo.

Un vehículo nuevo emite un 30% menos de emisiones de CO2 que uno de más de diez años

Y es que el vehículo que conducimos dice mucho de nosotros. El coche es –practicamente desde su creación– un símbolo de diferenciación social. Los hay deportivos, de lujo, modificados, más pequeños… Y todos dicen algo de su conductor. Si tienes un puesto de importancia en una empresa o representas a algún colectivo seguro que quieres dar buena imagen antes incluso de bajarte del coche. Si no está en las mejores condiciones tal vez deberías plantearte cambiarlo por uno nuevo.

Además, la tecnología avanza vertiginosamente cada día, por lo que un coche nuevo te permitirá disfrutar de más comodidad –GPS, Bluetooth o Internet– y lo que es más importante, hará que seas más responsable con el medio ambiente. Un vehículo nuevo emite un 30% menos de emisiones de CO2 que uno de más de diez años. Este dato también es una buena razón para cambiar de automóvil.

¿Y qué hago con el viejo?

Según el estado en el que haya quedado tu antiguo coche podrás sacarle más o menos rentabilidad. Dejar el antiguo vehículo olvidado en el garaje no es una buena opción porque va a seguir generando gastos ya que, aunque no lo estés utilizando, tenemos la obligación de mantener el seguro y de pasar la ITV. No obstante, si lo damos de baja no sería necesario afrontar estos gastos, pero entonces no podrá circular y pasará a ser un mero objeto decorativo. Por ello, lo más inteligente será darle salida de alguna de estas formas:

Venderlo para obtener un descuento en el nuevo

El Gobierno ha puesto en marcha el Plan Movea 2017 para fomentar la compra de coches eficientes –vehículos eléctricos y de gas–. Con esta opción podemos llegar a recibir aproximadamente unos 500 euros de rebaja con la entrega de nuestro coche antiguo. Los vehículos eficientes son el futuro y llegará el día en el que dejemos de ver en nuestras calles coches propulsados por combustión de gasolina o de diésel, y esta es una gran oportunidad para hacerse con uno.

Ahora mismo los españoles estamos esperando la llegada del posible Plan PIVE 2017. Mientras, está la opción de venderlo al concesionario para obtener un descuento del nuevo coche que queramos adquirir. Para ello es importante que esté en buenas condiciones, si no el concesionario podría no aceptarlo. Que tenga pasada la ITV o que el motor no esté destrozado son dos factores que pueden hacer aumentar el valor del vehículo, por lo que la rebaja será mayor. Probablemente esta sea la mejor opción si el coche no es una ruina con ruedas.

Venderlo a un particular

Si el coche está en perfectas condiciones pero decidimos adquirir uno nuevo por cualquier otro motivo, lo más inteligente es venderlo. El mercado de coches de segunda mano está muy activo en España y existen numerosos portales donde poder publicitar tu vehículo. También puedes venderlo a un concesionario o a otra entidad, pero en este caso no sería para recibir un descuento. Recuerda que al hacerlo hay que cambiar la titularidad.

Llevarlo al desguace

Esta es la opción más recomendable si el vehículo está en unas condiciones nefastas. Es posible que recibamos algún dinero por él, ya que en estos lugares se reutilizan los elementos que están en buen estado como piezas de repuesto. Si deciden no pagar nada, al menos pueden recogernos el coche y darlo de baja gratuitamente. No obstante, es importante preguntar a varios desguaces ya que probablemente alguno de ellos acepte pagar.

Llevarlo a un taller

Si las condiciones del coche son aceptables, puede que el propio taller decida comprarlo o que conozca a alguien interesado en hacerlo. No debes descartar la opción de arreglarlo por tu propia cuenta para después venderlo. Si el coste de la reparación no es muy elevado, puede ser una opción interesante.

Factores que deberemos tener en cuenta al comprar un coche

Comprar un coche no es una decisión sencilla. Supone un gran gasto y lo ideal es que nos de un buen rendimiento durante los años que lo vayamos a usar. En Acierto.com te queremos dar algunos consejos para que no te equivoques a la hora de comprar un coche.  

  • ¿Diesel o gasolina?. Esto es uno de los puntos más importantes. Si no conduces muchos kilómetros al año te saldrá más barato usar uno de gasolina, tal y como apunta el estudio de Acierto.com.

  • Compra el coche que necesites. Piensas en tus necesidades presentes pero también en las futuras. Si estás barajando formar una familia, es mejor idea comprar un coche más amplio ahora que tener que cambiarlo en pocos años.

  • Cuidado con la financiación. En los concesionarios te pueden ofrecer financiar el coche, pero está opción probablemente no sea la mejor.

  • Ojo con los coches de segunda mano. Preocúpate de que el coche esté en las condiciones que te aseguran. Si no tienes los suficientes conocimientos para hacerlo tú mismo, contrata a un profesional de confianza.

  • Infórmate previamente. Como es obvio, en el concesionario solamente te dirán las cosas buenas del vehículo en el que estés interesado, ya que el objetivo de los comerciales no es otro que vender. Internet es muy útil para informarse en webs especializadas, leer comparativas o preguntar a otros usuarios su experiencia con el coche en cuestión.

  • Pruébalo. La mayoría de los concesionarios te dejarán probarlo, pero si no es así, exígelo. Las primeras sensaciones son importantes y qué mejor manera de conocer el coche que conduciéndolo unos kilómetros.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR