¿Sabías que el carsharing también tiene seguro?

Cada vez más usuarios recurren a los servicios del carsharing tipo Car to go o Emov

Durante los últimos años hemos observado cómo los servicios y aplicaciones para compartir gastos en los viajes se han multiplicado. Así, encontramos desde apps específicas para compartir coche, hasta otras plataformas totalmente distintas a lo que estábamos acostumbrados. Y es que suponen un ahorro para los viajeros y una disminución del impacto medioambiental. Unos sistemas principalmente pensados para trayectos largos. Pero, ¿qué pasa si necesitas desplazarte dentro de tu ciudad?

Actualmente muchas urbes disponen de un servicio de bicicletas de alquiler, para que todo aquel que necesite una la use por el tiempo que haga falta. El método consiste en acudir a un punto de aparcamiento donde se recoge la bicicleta, a otro donde se estaciona. Pero no es la única opción: si quieres hacer desplazamientos más largos puedes recurrir al carsharing.

¿En qué consiste el carsharing?

El carsharing es un servicio que permite alquilar coches  por periodos de tiempo limitados, ya sean horas o minutos. Consiste en que múltiples usuarios empleen de forma individual una flota colectiva de vehículos.  El carsharing y el coche multiusuario suponen un ahorro en los costes respecto al vehículo privado propio.

En las tarifas del carsharing se desglosan todos los costes, por lo que el usuario acaba siendo más consciente del precio real de desplazarse en un vehículo privado, haciendo un uso más racional. Este método resulta más económico que tener un coche propio, siempre que no se haga un uso muy intensivo.

La gestión del carsharing puede llevarla a cabo por una empresa o un conjunto de usuarios que conformen una asociación democráticamente controlada. Hoy existen más de seiscientas ciudades en el mundo donde la gente puede utilizar estos servicios. Normalmente, se contrata y se gestiona a través de una aplicación móvil o por internet. En función de la empresa, la tarifa se estipula teniendo en cuenta el tiempo del que se ha dispuesto el coche o el número de kilómetros recorrido.

Cómo funciona

Para comenzar a usar este servicio, el usuario debe darse de alta en la plataforma de carsharing. Cada compañía tiene sus condiciones, pero algo que hacen todas ellas es comprobar que cuentas con el carnet de conducir y que este se encuentra vigente.

El carsharing es un servicio que permite alquilar coches  por periodos de tiempo limitados, ya sean horas o minutos

Mediante el móvil, utilizando la localización, se puede encontrar el coche más cercano. Dependiendo de la tipología de carsharing, los vehículos se situarán en alguno de los puntos o zonas de aparcamiento ideados para la flota (carsharing con estaciones base) o estarán libremente aparcados en cualquier calle de nuestra ciudad (sin bases).

Una vez estamos al lado del coche, la reserva se activará pasando una tarjeta electrónica por encima de un lector o a través de una app móvil, que nos permitirá abrir las puertas del vehículo. Ya en el interior, tendremos que introducir una clave personal o pin para poder acceder a la llave y arrancar el vehículo.

Debido a que los usuarios del carsharing pagan según el uso que hacen de los vehículos, estos tienen una idea más precisa del coste de cada viaje. Esta información da la oportunidad al usuario de poder elegir entre los diferentes modos de transporte de una manera más realista. Para las ciudades, el carsharing resulta interesante debido a que permite mantener la movilidad de sus ciudadanos al mismo tiempo que reduce la congestión del tráfico.

Lo habitual es que el usuario no haga uso del coche por un periodo superior a una hora, aunque depende de cada persona, y la distancia media se sitúa entre los veinte y los cuarenta kilómetros. Si hacemos una comparativa entre el coste del kilómetro de un coche en propiedad y uno de carsharing, sale ganando este último con unos 0.40 euros por kilómetro, por los 0.60 del coche en propiedad. Los vehículos de las compañías tradicionales de alquiler cuestan unos 0.86 céntimos de euro por kilómetro recorrido.

Plataformas de carsharing

Muchas veces vemos coches con el nombre de compañías de carsharing, aunque quizá ni siquiera sabíamos qué era. Algunas de las plataformas que más se ven son Car2go o Emov.

Podemos encontrar los coches de esta primera en Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Italia, China y en los Países Bajos. Es una empresa más que consolidada y los usuarios más asiduos disfrutan de sus servicios sin problema.

Para darnos de alta en este servicio, pagaremos una cuota de nueve euros durante el proceso de validación del permiso de conducir, aunque bonifican con una cuota inicial de quince euros de crédito. ¿El precio? Cada minuto cuesta 0,21 céntimos de euro con aparcamiento, carga y seguro incluidos.

Debido a que los usuarios del carsharing pagan según el uso que hacen de los vehículos, estos tienen una idea más precisa del coste de cada viaje

Emov tiene la ventaja de que ofrece a sus usuarios la posibilidad de aparcar en cualquier estacionamiento libre, independientemente de si es zona azul o verde, pues no hay necesidad de sacar el ticket. Igual que Car2go, las gestiones se realizan mediante la aplicación móvil. Nos da la posibilidad de reservar un vehículo hasta veinte minutos antes sin coste alguno.  El precio por minuto es de 0,24 céntimos, aunque tiene una tarifa diaria de 69 euros en caso de que quieras utilizarlo durante más de cinco horas.

Seguros para carsharing

Este tipo de servicios ofrecen un seguro de coche a todo riesgo con franquicia, que está gestionado por la operadora o empresa dueño del vehículo. El conductor no tiene que preocuparse de nada, ya que estará cubierto en caso de posible siniestro.

Cuando circulemos, siempre deberemos hacerlo con el seguro mínimo, el de Responsabilidad Civil Obligatoria, que cubre los daños a terceros en caso de accidente. Dicho lo cual, si se tiene un accidente con un vehículo compartido a través de plataformas de carsharing, los ocupantes quedarán cubiertos bajo la responsabilidad civil de la póliza del conductor responsable del accidente, sea este el automovilista con el que viajan o un tercero implicado.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR