Coche híbrido vs coche eléctrico, ¡fight!

Se trata de coches ecológicos que preservan el medio ambiente pero que cuentan con sus propias particularidades. También en el seguro

Si estás a punto de comprarte un coche seguro que te has dado cuenta de que es un momento está cargado de numerosas decisiones: el modelo, el color, gasolina, diésel… Una de las dudas más frecuentes viene a la hora de decantarse entre un eléctrico o un híbrido porque, ¿qué ventajas tiene cada uno?

En todo caso ambos son una alternativa atractiva, pues suponen un ahorro importante en  combustible y en elementos contaminantes. En Acierto.com te contamos sus principales diferencias –incluso respecto al seguro de coche– para que tomes la mejor decisión con conocimiento de causa.

¿Qué es un coche híbrido?

Los coches híbridos combinan dos motorizaciones: un motor de combustión interna tradicional que funciona con carburante (gasolina o diésel) y otro eléctrico alimentado por baterías adicionales a la principal. Por lo general, este tipo de vehículos pueden cambiar de una fuente de energía a otra si la situación lo requiere.

De este modo, cuando la demanda energética desciende, se utilizan solo las baterías eléctricas, mientras que en caso contrario entra en juego el consumo de carburante. El ruido es notablemente menor cuando están en marcha estas primeras, así que no deberemos preocuparnos si, en mitad de la marcha, dejamos de escuchar el sonido del motor.

Los coches híbridos combinan un motor de combustión interna tradicional y otro eléctrico alimentado por baterías adicionales

Estos automóviles aparecieron por primera veza en el siglo XIX, y desde entonces han utilizado varias fuentes de energía. La mayoría tenía una batería que arrancaba el motor y alimentaba los componentes eléctricos, pero esta energía eléctrica no se había utilizado para poner en movimiento al coche hasta hace unos años, que es precisamente lo que hacen los híbridos y los coches eléctricos.

Dependiendo de su principio de funcionamiento se pueden clasificar en tres tipos:

  • Híbrido en serie. El motor de combustión interna (en adelante motor térmico) no tiene conexión mecánica con las ruedas, sólo se usa para generar electricidad. Dicho motor funciona a un régimen óptimo y recarga la batería hasta que se llena, momento en el cual se desconecta temporalmente. La tracción es siempre eléctrica.

  • Híbrido en paralelo Tanto el motor térmico como el eléctrico se utilizan para dar fuerza a la transmisión a la vez. Es una solución relativamente sencilla, pero no es la más eficiente.

  • Híbrido combinado. Cualquier combinación de los dos motores sirve para impulsar al coche, es como un híbrido en serie pero con conexión mecánica en las ruedas. Es una solución muy eficiente pero mucho más compleja a nivel mecánico y electrónico.

El híbrido enchufable también existe

Estos coches son una mezcla entre los híbridos puros y los eléctricos. Tienen la ventaja de que son capaces de recorrer distancias medias y largas sin gastar ni una gota de carburante y, por tanto, sin emitir ningún tipo de gas a través del tubo de escape. Funcionan igual que los híbridos tradicionales pero sus motores eléctricos son más potentes, lo que les permite alcanzar velocidades más altas.

Además, las baterías tienen mayor capacidad y autonomía. Por ello, su tamaño aumenta considerablemente, siendo necesario conectarlos a la red para su recarga. Aunque se pueden cargar usando únicamente el motor de combustión o la energía recuperada en las frenadas (como en los híbridos tradicionales) no es lo más eficiente y puede afectar a la vida de la batería. El tiempo de carga de las baterías en los híbridos enchufables es ligeramente inferior al de los eléctricos, aunque las cargas convencionales siguen siendo muy lentas.

En modo eléctrico tienen una autonomía aproximada de 40 kilómetros y dependiendo del modelo, hay algunos que pueden circular a 120 kilómetros por hora sin que entre en funcionamiento el motor térmico.

Ventajas y desventajas de los híbridos

La primera razón por la que los consumidores consideran a los híbridos una buena alternativa a los coches de diésel y gasolina es el consumo de carburante: es menor y la eficiencia bastante superior a las alternativas que funcionan exclusivamente con carburante.

La reducción de emisiones y elementos contaminantes también es un punto a su favor. Además, suele haber planes de fomento de uso de este tipo de vehículos, como pueden ser rebajas en los impuestos de compra, matriculación y/o circulación.

Entre las desventajas, nos encontramos con problemas medioambientales en caso de no reciclar las baterías de forma adecuada. Estos coches tienen un precio más caro que un modelo equivalente de motor por combustión al uso, aunque son más rentables.

Los coches eléctricos, lo más ecofriendly

Los motores de los coches eléctricos funcionan enteramente con electricidad, sin otra ayuda. Según la forma en que almacene la electricidad, puede ser de baterías o de pila de combustible. Prácticamente toda la energía que produce el motor se convierte en movimiento. Pero, ¿cómo se recargan estos automóviles? La corriente llega a las baterías cuando las enchufamos a una red de carga (llamadas WallBox) o a la red doméstica. Dependiendo de la toma y del modelo, la batería puede tardar de seis a doce horas en recargarse.

Los coches híbridos tienen la ventaja de que son capaces de recorrer distancias medias y largas sin gastar ni una gota de carburante

La autonomía de estos coches la determina la batería, aunque en los últimos años ha habido una evolución notable y cada vez es mayor su capacidad de almacenaje. En condiciones normales, utilizando los sistemas periféricos –climatización, luces o ayudas electrónicas, y dependiendo mucho de la temperatura externa– la autonomía real de un coche eléctrico ronda los 100 y 150 kilómetros, pudiendo alargarse en situaciones favorables. Si carecemos de la infraestructura necesaria, actualmente resulta complicado realizar un viaje con ellos.

Durante la marcha, además, son totalmente silenciosos. Y resultan fáciles de conducir pues, por norma general permiten una gran aceleración en los primeros metros. Estos coches son los que más ayudas reciben por parte de las administraciones, aunque tienen un precio muy elevado.

Contras de los eléctricos

A pesar de sus muchas virtudes, y como ya hemos comentado, estos coches tienen algunas desventajas más además de su precio y la poca autonomía.

  • El tiempo de recarga de las baterías es muy alto.

  • Los puntos de recarga en las ciudades son están muy limitadas. Por ello, las marcas recomiendan la instalación de una toma especial en casa, procedimiento muy costoso.

  • No son aptos para viajes largos, básicamente por su autonomía. Así que necesitaremos un segundo vehículo para desplazamientos que duren más.

  • La batería se desgasta con el paso de los años y su sustitución es muy costosa.

Contrata un seguro específico

Elijas el coche que elijas, no olvides que tu vehículo debe estar asegurado en todo momento. Para contratar el mejor seguro de coche para ti puedes comparar más de 30 aseguradoras utilizando nuestro comparador online.

En el caso de los coches eléctricos, es aconsejable contar con la asistencia en viaje desde el kilómetro 0, pues no sabemos si la batería puede dejarnos tirados si tenemos algún imprevisto y tenemos que salir de casa con la batería sin cargar completamente. No obstante, hay compañías aseguradoras que ofrecen pólizas específicas para los coches eléctricos, algo que nos puede resultar muy beneficioso.

Entre las coberturas que se incluyen en este tipo de pólizas, encontramos la indemnización por robo de cable, que es un componente bastante caro y esencial para cargar el coche. También estaremos cubiertos en caso de fallo en la batería. Cualquier coche deja de funcionar si se agota este elemento, pero en el caso de los vehículos eléctricos es el elemento principal.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR