Rueda pinchada, ¿qué hago?

Descubre que tipo de cobertura tienes contratada con tu póliza de coche y aprende a cambiar una rueda con estos sencillos pasos

Quién no ha sufrido un pinchazo en la carretera en el momento más inesperado. A veces, transitar por una vía mal asfaltada, de piedra o que desprende gravilla, puede acabar dañando la rueda de nuestro coche.

Por lo general los neumáticos están preparados para soportar todo tipo de superficies, pero cuando el automóvil tiene ya cierto rodaje y “lo forzamos” a pasar por caminos, terraplenes y zonas por las que sabemos que las ruedas sufren, los estaremos exponiendo en mayor medida.

Así y si ya has pinchado, lo más importante será mantener la calma y no perder los nervios. Intenta disminuir progresivamente la velocidad y sujeta el volante para continuar en línea recta hasta que puedas detenerlo. Activa las luces de emergencia para avisar al resto de conductores y no olvides ponerte el chaleco reflectante cuando te bajes del vehículo.

Coloca también los triángulos de emergencia, para señalizar el percance al resto de conductores. A partir de ese momento podrás cambiar la rueda o llamar al seguro si tienes contratada la cobertura de asistencia en carretera.

Rueda pinchada, ¿qué tengo que hacer?

En primer lugar te recomendamos que, para ganar tiempo, intentes cambiar la rueda tú mismo. Sin embargo, son pocas las personas que saben realmente cómo se hace, a pesar de que no entraña dificultad alguna. Antes de ponerte “manos a la obra” deberás establecer un perímetro de seguridad, tal y como hemos indicado (con los triángulos).

Asegúrate de que el coche se encuentra en una superficie plana y estable, sin arena, barro o agua. Localiza los tornillos del neumático afectado –normalmente se encuentran debajo del tapacubos, si es una rueda de llanta de acero o hierro–.

Recuerda que los del embellecedor son solamente decorativos y que en las ruedas de aleación se encuentran a la vista. Busca y prepara el gato elevador, la llave de tubo y la rueda de repuesto y, si tienes tornillos de seguridad, saca también la llave correspondiente.

Afloja los tornillos antes de levantar el coche con el gato y si ves que cuesta mucho, apoya un pie directamente en la llave y carga el peso del cuerpo sobre ella. Localiza las pletinas del chasis que sirven para colocar el gato. y si lo necesitas, usa para ello el manual del coche.

Coloca el gato y eleva el coche hasta que la rueda quede en el aire. Quita los tornillos y sustituye la rueda. Por último, vuelve a poner los tornillos apretándolos con la mano todo lo que puedas, y baja el coche con el gato.

Colocar el automóvil en una superficie plana y estable, así como localizar los tornillos del neumático que hay que cambiar es clave para cambiar la rueda

Cuando la rueda esté en el suelo, aprieta los tornillos fuertemente y procura que todos queden con la misma presión. Como consejo adicional, es bueno llevar en el coche algún tipo de tela o manta que puedas tirar al suelo mientras realizas el cambio de rueda. También resulta recomendable guardar unos guantes de trabajo en el maletero para evitar llenarte las manos de grasa.

Rueda original, de emergencia o “run-flat”, ¿cuál me interesa?

  • La rueda original o igual es la llamada quinta rueda porque tiene la misma forma, volumen y altura que las demás, y solo hay que montarla. Sin embargo, son cada vez son menos las marcas que incorporan estas ruedas por cuestiones económicas y de espacio. Sin embargo, para los usuarios que saben utilizar el gato es la mejor opción, ya que les permite seguir circulando normalmente y sin limitación de kilometraje y velocidad.

No obstante, suele provocar que se nos olvide fácilmente llevar a reparar la rueda pinchada, haciendo que carezcamos de una de repuesto cuando volvamos a pinchar. Por no hablar de que pueden multarnos por no llevarla.

  • La rueda de emergencia o “de galleta” tiene un tamaño menor, es menor gruesa que las otras y con materiales menos resistentes, por lo que tiene un límite tanto de uso como de velocidad. Debido a la inestabilidad que supone la diferencia de esta rueda con las otras tres, cuando se alcanza mayor velocidad puede afectar peligrosamente a la estabilidad del vehículo, sobre todo en la frenada. Solo sirve para llegar al taller una vez hayas pinchado.

  • Las ruedas “run-flat”o antipinchazos son neumáticos especiales con refuerzos en los laterales de las llantas que permiten seguir circulando con el vehículo sin que la rueda llegue a tocar totalmente el suelo. Igual que en el caso anterior, solamente se puede circular hasta el taller con ellas. Este tipo de ruedas son de origen militar tan sofisticadas que solo la incorporan coches de gama alta, y además suelen llevar sensores que indican la presión y su estado en todo momento.

No olvides el kit de reparaciones

El kit de reparaciones es uno de los productos de este sector que cuenta con un número de adeptos cada vez mayor. ¿La razón? Que permite disponer por completo del maletero, economizar costes, y proporciona cierta comodidad a la hora enfrentarse a la reparación temporal del pinchazo.

Este kit se compone de una llave para desmontar la válvula de la rueda, una válvula nueva, un líquido o espuma química selladora para el pinchazo y un compresor para hinchar la rueda. El procedimiento se supone que es sencillo, aunque igual que la rueda de emergencia, no podremos circular a más de 80 km/h, ni tampoco llegar mucho más lejos del taller.

Lo malo es que no sirve en caso de reventón o si el agujero del pinchazo es demasiado grande.

¿Cómo actúa el seguro si tengo un pinchazo en la rueda?

Si no eres capaz de cambiar la rueda, no consigues que el cambio funcione o te ha faltado algún elemento para que el cambio fuese efectivo, lo mejor que puedes hacer es llamar al seguro. Los seguros de coche suelen incorporar una cobertura de asistencia en carretera que, entre otras cosas, permite al asegurado llamar a un técnico para que le cambie una rueda cuando ha pinchado.

Si estás planeando salir de viaje es importante que te informes sobre la asistencia en determinados lugares, algunas coberturas excluyen determinadas vías.

Una de las razones por las que, si estás pensando en contratar una póliza para tu automóvil, te recomendamos analizar distintos aspectos como el precio de la prima, el servicio y las facilidades que ofrece la compañía y las coberturas que incluye la póliza.

La cobertura de asistencia en carretera, por ejemplo, puede ofrecer un seguro completo que incluya la asistencia en caso de pinchazo o de falta de combustible, así como el traslado o noches de hotel si el siniestro sucede lejos del domicilio, o limitarse a atender las averías y accidentes sin ningún tipo de extra.

En el caso de las ruedas de una moto, el seguro es un poco más especial: solo cubre los daños de los neumáticos si no son el único elemento dañado del coche.

Las compañías Generali, Reale, Qualitas, Mapfre, Fénix Directo y Allianz son las que cuentan con mejores opiniones en cuanto a asistencia en carretera se refiere. Estas aseguradoras garantizan la asistencia desde el kilómetro cero y cubren aspectos como el pinchazo de rueda, la pérdida de combustible o la pérdida de llaves. Además, incluyen el traslado del asegurado y el alojamiento en caso de que el vehículo sufra una avería o siniestro lejos del domicilio.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR