Cosas a tener en cuenta al comprar un coche

El tipo de combustible o los kilómetros del vehículo son dos factores importantes

A la hora de comprar un coche, además de las prestaciones habituales en función de los gustos y necesidades de cada persona, es aconsejable estudiar una serie de aspectos que nos pueden ahorrar algún disgusto. Algunos son básicos, como una correcta elección dentro de los seguros de coche, y otros, sobre todo si el vehículo es de segunda mano, se nos pueden escapar.

Coches nuevos

Seguro: Por supuesto, será necesario cotejar y realizar una comparativa entre diferentes aseguradoras para encontrar la póliza que mejor se ajuste a las características del coche y del historial de partes de cada uno. Una manera rápida y eficaz de hacerlo es a través de un comparador de seguros de coche.

Periodo de prueba: Si se va a ejercer la compra de un coche nuevo, las dudas más comunes son las que conciernen a las prestaciones que nos ofrece el automóvil que sale de fábrica y no tanto al estado de las piezas, pues se entiende que es completamente nuevo. No obstante, es recomendable pedir en el concesionario un periodo de prueba para rodar el coche, sin forzarlo, a bajas vueltas y velocidades largas.

Tipo de combustible: Un aspecto a tener en cuenta, es qué tipo de carburante nos va a funcionar mejor. Esto dependerá del tipo de conducción de cada uno, si bien, por ejemplo, los turismos diesel de gama media y unos 100 CV ofrecen grandes prestaciones en cuanto a consumo de combustible.

Cadena o correa de distribución: La cadena tiene una serie de ventajas ya que es muy difícil que se rompa (los problemas pueden venir por fallos en el tensor, no por rotura), ocupa menos espacio que la correa y, mientras que ésta necesita ser cambiada cada X Kilómetros -no muchos más de 100.000-, la cadena tiene una vida mucho más larga. Las desventajas se resumen tanto en el precio -es algo más cara-, como en que es más ruidosa, menos flexible y más pesada que la correa.

Uno de los mitos más comunes relacionados con los seguros de coche es pensar que la elección del color determinará el precio de la póliza

Color: Uno de los mitos más comunes relacionados con los seguros de coche es pensar que la elección del color determinará el precio de la póliza. Numerosos clientes piensan que, por ejemplo, un coche negro es menos visible que uno con colores llamativos o que, los coches rojos, son más proclives a ser robados. Sin embargo ninguna de las principales aseguradoras tiene en cuenta este parámetro a la hora de realizar la tarificación y prefieren centrarse en factores relacionados con el perfil del conductor como su edad, experiencia de conducción, profesión, siniestros anteriores etc...

Coches de segunda mano

Kilómetros: Calcular el tiempo de vida que le queda a un coche de segunda mano es mucho más fácil sabiendo los kilómetros que lleva recorridos éste. Aunque es ilegal y no es una práctica demasiado habitual, el vendedor puede haber "maquillado" esa cifra. Una forma de comprobar que el coche no esté demasiado viejo es observar el desgaste en la piel del volante y la palanca de cambios, así como el estado de los pedales.

El paso de rueda: Los pasos de rueda son los alojamientos que hay en la carrocería de los coches que permiten el giro de éstas, al tiempo que evitan que proyecten hacia atrás el agua, el barro u otros elementos de la carretera. En caso de que se observen irregularidades en el mismo es aconsejable pedir al vendedor el informe de los daños, pues, aunque normalmente la reparación del chapista no es muy cara, si hay que reparar llanta o eje, el precio se puede disparar.

Dirección: Como siempre, la mejor evaluación del coche se hace probándolo. Si el vehículo se va de uno de los lados, esto puede ser por un desgaste irregular de los neumáticos derivado de una avería del paralelo, que también puede haberse averiado por un bache muy brusco. Si, por el contrario, tiembla el volante, puede ser un problema del equilibrado de ruedas.

Es imprescindible, antes de adquirir un coche de segunda mano, saber el estado de la correa de distribución y si se ha cambiado o no recientemente

Correa de distribución: Es imprescindible, antes de adquirir un coche de segunda mano, saber el estado de la correa de distribución y si se ha cambiado o no recientemente. Aunque no es muy probable que una correa se rompa, si lo hace el desperfecto en el coche es fatal. Asimismo, el cambio de la correo de distribución no es barato.

Iluminación: Durante la prueba del coche es importante comprobar el estado de los faros, especialmente el de la marcha atrás. Si esta luz no funciona puede ser que la bombilla esté gastada o que, por el contrario, sea un fallo eléctrico del fusible de la marcha, situado en la caja de cambios, y que el coste de reparación sea más caro de lo que cabía suponer.

 

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR