Subiendo archivos

Cómo conseguir los seguros más baratos sin perder coberturas

Durante los últimos años, los españoles han recortado la cantidad de dinero que destinan a los seguros

Un seguro nunca es un lujo si responde a tus necesidades. Por eso es un error tratar de ahorrar anulando nuestros seguros, sobre todo sin analizar primero si nos cubren adecuadamente ante situaciones de riesgo. Es decir, el seguro no es un gasto sino una inversión.

Las estadísticas demuestran que durante los últimos años, los españoles han disminuido la cantidad de dinero que destinan a los seguros. Esto tiene su explicación en el encarecimiento del nivel de vida, la congelación o disminución de sueldos, el menor uso del automóvil, etc. Por ello, bastantes españoles han decidido “meter la tijera” en sus seguros de manera que, para ahorrar, han cancelado algunas de sus pólizas, lo que es un gran error.

Dar de baja el seguro para ahorrar no es una opción

Las personas que han optado por cancelar su póliza cometen un gran error. Dar de baja al seguro nunca debe ser una opción, no es una buena decisión, y no sólo porque la Ley obligue a que todo vehículo cuente con un seguro de responsabilidad civil.

Conducir sin seguro nunca puede ser una opción porque esto tiene consecuencias penales en caso de accidente grave

A excepción de ese caso, el seguro no es obligatorio en España, pero se debe tener en cuenta que el coste de no tener seguro es muchísimo mayor que el ahorro que se puede conseguir al no tenerlo. Conducir sin seguro nunca puede ser una opción ya que tiene consecuencias penales en caso de accidente grave. Igualmente, tampoco puedes dejar la vivienda sin protección.

Tampoco es aconsejable cancelar -si lo tienes- un seguro de vida, porque dejas a tu familia sin protección si te ocurre algo. Igualmente, aunque sustituir el seguro de Salud por la atención de la Seguridad Social puede parecer conveniente a priori, no es aconsejable, sobre todo si atendemos a los tiempos de espera. Por eso, debes encontrar formas de conseguir seguros más baratos sin perder las coberturas básicas.

Seguro de vida: revisar las coberturas puede ser rentable

La forma más sencilla de abaratar el seguro de Vida es revisar minuciosamente las coberturas de la póliza. Busca aquellas que se ajusten a lo que verdaderamente necesitas. Si no se adaptan a tu situación actual, elimina esas prestaciones. Con esta revisión, además de ahorrar, podemos darnos cuenta de que hemos estado protegidos por mucho más dinero del que en realidad queremos cubrir con un seguro de vida.

Puede ocurrir también que algunas de las coberturas de tu seguro de Vida estén ya contempladas en otras pólizas, como en el plan de Jubilación o en los seguros de tus tarjetas de crédito. Igualmente, una buena forma de ahorrar puede ser negociar con tu compañía de seguros o entidad financiera una revalorización anual de la póliza de Vida más adecuada a tu situación actual, para así conseguir un seguro de vida barato En muchas ocasiones, esa revalorización anual, que a veces es automática, suele suponer un encarecimiento de la póliza.

Seguro de hogar: cuidado con los extras

La mejor forma de ahorrar en el seguro de tu vivienda es convertirla en un Multirriesgo Hogar, que suele incluir muchas coberturas a un coste razonable. Si ya cuentas con este tipo de pólizas, es aconsejable que revises las coberturas de las que dispones para comprobar si se ajustan a tus necesidades y a las de tu vivienda. Igualmente es conveniente que examines el seguro de tu comunidad de vecinos -que altamente recomendable- para evitar duplicidades de coberturas.

Hay que ser realistas con el contenido y el contienente para evitar tanto el infraseguro como el excesivo aseguramiento, que además de ser muy caro es inútil

No obstante, lo principal es que ser realistas con el continente y con el contenido para evitar caer tanto en el infraseguro -que te dejará desprotegido ante un problema- como en el sobreseguro -que será un gasto inútil puesto que la compañía aseguradora no te va a pagar de más-. Para ahorrar, es recomendable reducir las garantías extras, que aumentan el valor del contenido de la vivienda y, por lo tanto, también del coste real del seguro. Algunos ejemplos son la cobertura de ordenadores portátiles o la de Responsabilidad Civil por daños producidos por mascotas -en caso de que no tengas ningún animal-.

Otra opción es elegir un seguro Multirriesgo Hogar modular o que tenga fórmulas flexibles, de forma que solo pagues por las coberturas que realmente utilices. Asimismo, existen formas adicionales para contratar seguros de hogar baratos, como, por ejemplo, aplicar medidas de seguridad a la vivienda para reducir el riesgo de robo.

Seguro de coche: adapta la póliza a la antigüedad y al valor del vehículo

La manera más adecuada de ahorrar en el seguro del coche es adecuar la póliza a la antigüedad y el valor del coche. También tienes la opción de contratar tu póliza con franquicia o de bajar un peldaño de protección, ya que no siempre sale rentable contar con todas las garantías. Aquí tienes que aprovechar la amplia competencia existente entre las compañías para suscribir el seguro de coche más barato.

Contar con un exceso de coberturas encarece la póliza y es, precisamente, uno de los errores más comunes. Hoy en día las compañías ofrecen numerosas posibilidades para modular y personalizar nuestra póliza; hemos de aprovechar esta tendencia. Así, cuantas menos coberturas contrates, menor será el precio del seguro. Utiliza la lógica y, por ejemplo, si tienes garaje plantéate prescindir de la cobertura de robo. No obstante, debes tener cuidado con caer en el infraseguro.

Por otro lado, si tienes contratada una póliza a Todo Riesgo, puedes rebajar la prima solo con contratar una franquicia. Es una opción interesante para aquellos que son buenos conductores y no suelen tener siniestro, así como para aquellos que utilizan poco el coche. Pero, sin duda, la mejor forma de ahorrar es siendo un buen conductor. Las compañías premian a los buenos conductores, así que aprovéchate de las bonificaciones o de los sistemas pago por uso o pago como conduzco.

Con la salud no se juega, pero en el seguro se puede ahorrar

Ahorrar en tu seguro de Salud es sencillo. El precio de la póliza puede variar mucho si contratas un seguro con cuadro médico cerrado a otro que te permite elegir libremente al doctor al que quieres asistir. Igualmente, el coste varía si cuentas con coberturas complementarias que realmente no necesitas -como la psicología, por ejemplo- o si pagas por disponer de prestación médica en el extranjero. Esta cobertura es totalmente prescindible si apenas te desplazas fuera de España.

Hay que analizar si tu póliza contempla el copago, si las consultas o pruebas a las que tendrás que someterte supondrían un coste adicional

Asimismo, debes prestar mucha atención a si la póliza contempla el copago, de manera que las consultas o pruebas a las que tengas que someterte te pueden suponer un gasto adicional. Analiza también si tu póliza tiene exclusiones. Suelen quedar fuera prestaciones como tratamientos de enfermedades crónicas, cirugía estética, accidentes laborales o tratamientos derivados de drogadicción o alcoholismo. Igualmente, algunas compañías no admiten a personas con determinadas patologías o mayores de cierta edad.

Otra recomendación es que conozcas los periodos de carencia. Todos los seguros establecen, para determinados servicios, un plazo de tiempo que debe transcurrir desde que entra en vigor la póliza contratada hasta que la prestación se hace realmente efectiva, como por ejemplo para el embarazo o intervenciones quirúrgicas. En algunos casos, estos periodos pueden ser de un año.

Analiza si el fraccionamiento del pago de la prima sale más barato

El fraccionamiento del pago de la prima es una tendencia muy extendida hoy en día, ya que es una forma de hacer más dirigible el coste de la póliza. Analiza si te conviene sufragar el gasto de esta manera ya que, en muchos casos, esto suele implicar un sobrecoste.

Las comparaciones siempre son rentables

Comparar seguros y coberturas siempre es una buena idea. Para ello puedes servirte de comparadores online como Acierto.com, que te ayuda a encontrar las mejores pólizas en apenas segundos y de forma totalmente gratuita.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR