Equipamiento básico de motorista, ¿qué es necesario?

Además del casco, es importante el uso el uso de otros elementos como la chaqueta o los guantes

Las campañas de concienciación de los diferentes organismos –tanto privados como públicos– que pretenden bajar la mortalidad de las carreteras, como la Dirección General de Tráfico, suelen centrarse en la importancia del uso del casco por parte de los moteros. Es cierto que la cabeza es la parte del cuerpo más delicada y por lo tanto debe contar con una protección especial, pero no por ello se deben olvidar otras zonas.

En un accidente de moto llevar únicamente el casco puede no ser suficiente para salvar la vida. Desde Acierto.com queremos hacer hincapié en ello, y por eso te damos las claves para ir equipado de forma correcta cuando viajes en moto.

Importancia de llevar un buen equipamiento

Ir bien equipados en la moto es tan importante como cuidar el estado los frenos o los neumáticos. El equipamiento es un elemento clave para la seguridad de un motorista y, como hemos dicho, el casco no es suficiente. Se estima que en el 20% de los accidentes graves el casco no cumple su papel y sale despedido en el momento de la colisión. En cualquier caso, si usamos el tipo de casco correcto y lo llevamos bien sujeto será una garantía de protección.

Con el buen tiempo los viajes en moto se hacen muy apetecibles, pero las altas temperaturas pueden tentar a los motoristas a no equiparse correctamente. Esto es un error que nunca debemos cometer aunque el trayecto que vayamos a recorrer sea solamente de pocos kilómetros. Nunca sabes donde va a aparecer el peligro, pero sí que puedes estar preparado para hacerle frente.

Nunca sabes donde va a aparecer el peligro, pero sí que puedes estar preparado para hacerle frente

Además de la labor vital que realizan estas protecciones en caso de accidente, el equipamiento adecuado permite una mayor comodidad a la hora de conducir. Debemos evitar las distracciones, y un pantalón o una sudadera demasiado apretados pueden ser una gran molestia. En la carretera cualquier despiste puede tener un desenlace fatal.   

Equipamiento básico de un motorista

La seguridad es una cuestión en la que no hay que escatimar recursos económicos. Pero ojo, el mejor equipamiento será aquel que ofrezca las mejores prestaciones, no el más caro. Por eso antes de adquirir cualquier accesorio, lo más recomendable es informarse a través de Internet o amigos que te puedan brindar una opinión basada en su experiencia. En las tiendas especializadas para moteros los dependientes pueden ayudarte a elegir la mejor opción. Todos los que utilices, tanto en el equipamiento personal como en la moto, deben estar homologados.

Casco. Además de ser obligatorio –no utilizarlo conlleva una multa de hasta 200 euros–, es el elemento más importante. De los varios tipos de cascos que podemos encontrar, el más seguro es el integral. Es de una sola pieza y protege al completo la cara y la barbilla. Protegen del ruido y del viento, que pueden llegar a ser muy molestos tras llevar muchos kilómetros conduciendo. Asimismo, su visera impide que el aire o los insectos irriten los ojos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el casco evita las lesiones mortales de cabeza en un 50%. Elige la talla correcta que te permita abrocharlo sin problemas y pilotar con total comodidad. Los cascos pueden estar hechos de diferentes materiales –como de fibra de vidrio o Kevlar– aunque los más resistentes y ligeros son los de carbono. No olvides usarlo nunca, aunque vayas a comprar el pan a la vuelta de la esquina.   

Chaqueta. Hay de diferentes estilos, tamaños y modelos, pero la elección de la chaqueta no es una cuestión de moda. Quédate con una que te guste visualmente, pero sobre todo, con una que te proteja. Debe ser cómoda y tener colores vivos o reflectantes para mejorar la visibilidad ante los demás conductores. El material más usado en la actualidad es la Cordura –un tipo de nylon menos rígido que el cuero–.

La chaqueta se encarga de proteger el pecho, la espalda y los brazos. Las protecciones de los codos y de los hombros cobran especial importancia, ya que en una caída tienen muchas posibilidades de ser las primeras partes del cuerpo que toquen el asfalto. Razón de más para evitar conducir con camisetas o chaquetas de manga corta, aunque sea verano y haga calor.    

Botas. Se estima que el uso de unas botas correctas reduce en un 93% los daños sufridos en los pies y en los tobillos. La bota debe ser resistente al agua para que en condiciones de lluvia el pie no se empape. El material más usado es el cuero, aunque hay alternativas de materiales sintéticos que hace que el calzado sea menos pesado.

Guantes. El gesto más natural al caer es poner las manos para amortiguar el impacto. Deben ser guantes que soporten la fricción pero que no impidan una correcta movilidad de las manos. Lo ideal es que la caña no se quede en la muñeca y llegue hasta la chaqueta, para así no dejar ninguna zona de piel al descubierto.

El gesto más natural al caer es poner las manos para amortiguar el impacto, así que los guantes deben sorportar grandes niveles de fricción

El material más utilizado para los guantes es el cuero, aunque existen otros con compuestos sintéticos. Lo importante es que se adapten bien a la mano y a los dedos al mismo tiempo que ofrecen comodidad. Los guantes, además de proteger frente a caídas y rozaduras, resguardan también del frío, cuya consecuencia puede ser una reducción de movilidad de nuestras manos.

Pantalones. Los vaqueros, por muy gruesos que sean, no son la mejor protección en una  de caída. El objetivo es proteger las rodillas que, junto a las manos, son las partes del cuerpo que primero entran en contacto con el asfalto. En todo caso, recuerda evitar conducir con pantalones cortos.

Estos son los elementos básicos, pero existen otros accesorios para proteger determinadas partes del cuerpo. Por ejemplo, un collarín evita que los movimientos bruscos del cuello afecten a la columna vertebral, que también puede estar protegida por una espaldera que complementa a las protecciones de la chaqueta.

Seguro para el equipamiento

Es cierto que todos estos elementos son tan necesarios como caros, por lo que, al igual que tenemos contratado un seguro para la moto y eventualmente una póliza para los accesorios como alerones y maletas, es conveniente contar con una que cubra los daños que pueda sufrir la equipación. Por ejemplo, en Qualitas Auto se puede asegurar desde los guantes, hasta los pantalones y las botas, mientras que en Línea Directa los únicos accesorios asegurables son el casco, la chaqueta y los guantes, pero también estamos protegidos en caso de robo.

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR