Sistema de localización GPS para moto, ¿sabes qué es y cómo funciona?

Se trata de un sistema que te permitirá localizar tu vehículo rápidamente en caso de robo

A pesar de que la mayoría ponemos todo nuestro empeño en evitar que nos la roben, en ocasiones los delincuentes pueden llegar a ser más astutos y acabar llevándosela. Pero, tranquilo, no todo está perdido. Si el vehículo dispone de localizador GPS, tanto tú como las autoridades podréis seguir su rastro. Hoy te contamos cómo funciona este extra y por qué te conviene instalar uno.

¿Qué es un GPS?

Las siglas GPS se corresponden a Global Positioning System (Sistema de Posicionamiento Global). En sus inicios estaba destinado para el uso militar –como tantas otras innovaciones tecnológicas-. Se trata de una creación del Departamento de Defensa de los Estados Unidos que comenzó a utilizarse después de la Segunda Guerra Mundial. Este sistema permite localizar a personas, vehículos u otros objetos en cualquier punto del planeta, de forma rápida y precisa, con un margen de error de centímetros.  

El GPS funciona con 24 satélites en órbita a una altura de 20.200 kilómetros. Para localizar el punto exacto se necesitan al menos cuatro satélites –tres para la situación y uno para la altura–. En el plano terrestre hay estaciones de control que se encargan de corregir la señal que se obtienen de los satélites, así como cualquier desviación en la órbita.

El GPS puede localizar un punto concreto en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia climática

Este sistema anteriormente estaba reservado para las operaciones militares y para algunos privilegiados millonarios, pero hoy se encuentra al alcance de cualquiera que tenga un smartphone. El GPS puede localizar un punto concreto en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia climática.

¿Para qué funciona un localizador GPS en la moto?

La principal función de un localizador GPS en una moto es actuar con rapidez para localizar la ante un posible robo.  Su finalidad es obvia: el sistema sirve para que las autoridades conozcan su ubicación de forma sencilla y ágil. De hecho, en este tipo de casos, suele encontrarse antes de las cuatro horas desde su desaparición.

No obstante, esta no es su única funcionalidad, aunque sí la principal. Si tenemos un negocio como, por ejemplo, una pizzería, podemos usarlo para observar si nuestros empleados siguen las rutas designadas y hacen un buen uso de la moto. Asimismo, es muy útil para el uso comercial: puede servir para ofrecer a los clientes un seguimiento de la mercancía que están esperando o para controlar los costes de combustible.

También presenta una característica que es muy interesante tanto para los particulares como para las empresas. El GPS dispone de una función que se encarga de alertar –ya sea a los servicios de emergencia o al teléfono que hayamos designadoen caso de accidente. Es muy útil en situaciones en las que el motorista queda muy lastimado o inconsciente, lo que le impide avisar al servicio médico.

En cualquier caso, la comunicación es inmediata y agiliza mucho el tiempo de asistencia.  Por lo tanto, el sistema de localización por GPS en una moto no se limita a ofrecernos garantías en caso de robo, sino que también es una gran herramienta que ayuda a contribuir a la seguridad en carretera.

¿Cómo funciona?

En la actualidad es difícil encontrar a alguien que no posea un smartphone, independientemente de su edad. Los mejores sistemas de localización GPS permiten descargar una aplicación en el teléfono móvil que aporta información totalmente actualizada de la moto. No solamente se encarga de decirnos su paradero si el vehículo ha sido sustraído, sino que también se ocupa de avisarnos si sufre una caída estando en parado o si detecta algún movimiento, esté o no el motor encendido. Todo ello desde el teléfono móvil.

Podemos mejorarlo añadiendo una alarma sonora de hasta 130 decibelios. La alarma tiene un sistema que bloquea el sistema eléctrico de la moto si el delincuente decide cortar los cables. El localizador manda la señal cada sesenta segundos, lo que permite comprobar su ubicación más cercana si introducen la moto en lugar sin cobertura como, por ejemplo, un garaje.

El localizador manda la señal cada sesenta segundos, lo que permite comprobar su ubicación más cercana si introducen la moto en lugar sin cobertura

Tal y como suele ocurrir con cualquier servicio, hay sistemas más baratos y más caros en función de las prestaciones que ofrecen. Por la red es posible encontrar localizadores GPS realmente baratos que se pueden instalar de forma sencilla aunque, obviamente, su rendimiento no será el mejor. Solo necesitaremos una tarjeta SIM y algo de maña para alojarlo en la moto. En este caso no podremos controlarlo mediante una aplicación, sino que al teléfono llegará un SMS con la localización con un comando para poder seguir cada sesenta o ciento veinte segundos.

Nosotros te recomendamos que, si tienes pensado gastarte el dinero en un localizador GPS, lo hagas en uno que te ofrezca verdaderas garantías. Puedes pedir consejo en tu taller o establecimiento de confianza para que te ayuden a elegir el que mejor se adapte al uso que le das a la moto. Es también importante que la instalación corra a cargo de un profesional. Solo así estarás seguro de que está colocado correctamente, y evitarás que se desprenda mientras circulas o que el ladrón lo arranque con facilidad.

Consideraciones importantes

Antes de instalar un sistema de localización GPS en la moto es importante que conozcas algunos de los puntos débiles que tiene este método antirrobo. Y es que a los ladrones más astutos no les sería difícil adquirir inhibidores GSM que impiden la comunicación del artilugio con el satélite. Aun así, el porcentaje de motos recuperadas que poseen localizador GPS supera ampliamente el 90%.

Existen dos tipos de GPS: los que están conectados a la batería de la moto, y los que disponen de una batería propia. Si la instalación está hecha para que el localizador se  alimente de la batería de la moto, esto se plasmará en el consumo, aunque no es muy elevado. Si el GPS tiene batería propia deberemos preocuparnos de cargarlo cada cierto tiempo, como si de un teléfono móvil si tratara.

El seguro de moto y el localizador GPS

Hay casos en los que la propia compañía de seguros ofrece –con la modalidad de a todo riesgo o la cobertura de robo– su propio sistema de localización por GPS. Es la aseguradora la que lo gestiona y puede resultar más rentable, por no hablar de que podremos contar con las garantías de la empresa que se encuentra tras el servicio. Tiene un coste de instalación y de mantenimiento, pero los conductores responsables podrán obtener descuentos a la hora de renovar el servicio.

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR