Seguros de vida para periodistas: el caso de México

Cada día periodistas de todo el mundo ponen en riesgo su vida

Los periodistas, según el tipo de periodismo que realicen y las informaciones que cubran, pueden encontrar grandes problemas para que una aseguradora les ofrezca un seguro de vida. Corresponsales de guerra o redactores que trabajan con información que puede molestar a alguna organización criminal están expuestos a un peligro constante que las compañías no están dispuestas a asumir en numerosos casos. Muchos afirman que sin periodismo no hay democracia, pero todavía es más cierto que sin periodistas no hay periodismo. Por ello es muy importante que los comunicadores cuenten con la mayor seguridad para hacer su trabajo.

¿Por qué es necesario en México un seguro de vida para periodistas?

En los últimos días ha saltado a la palestra informativa el tema de los seguros de vida para los periodistas, en este caso, para los profesionales que ejerzan su profesión en México. Esto se debe a que Carlos Candelaria López, coordinador del Partido Encuentro Social (PES) en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, presentó una iniciativa de ley para poder otorgar un seguro de vida a los periodistas; algo necesario, según sus propias palabras para: “respetar, proteger, promover y garantizar, bajo el principio de igualdad y no discriminación, el derecho a la libertad de expresión”.  

Y es que México es, según Reporteros sin Fronteras, el tercer país del mundo donde es más peligroso ejercer el Periodismo, solo por detrás de Siria y Afganistán, dos estados en guerra. Los datos son escalofriantes. Desde el 2000, más de cien periodistas han sido asesinados en las ciudades mexicanas y la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión ha recibido alrededor de ochocientas denuncias por delitos contra periodistas.

México es el tercer país del mundo donde es más peligroso ejercer el Periodismo, solo por detrás de Siria y Afganistán

El problema es que, de esa enorme cantidad, solo unas cien llegaron hasta el juez, y solamente hubo dos condenas. Dos condenados de ochocientas denuncias. Es normal que los periodistas mexicanos se sientan desamparados y que cada vez sean menos los valientes que se atreven a contar la realidad de lo que ocurre en el país, un derecho de los propios ciudadanos. Razón de más para contratar un seguro que los proteja, tanto a los propios periodistas como a sus familias.

Desde el 2006, además, el país ha experimentado un repunte de la violencia. Entre siete y ocho periodistas son asesinados cada año en México, y en 2017, en mayo, ya eran seis los profesionales muertos por hacer su trabajo. A estas lamentables cifras hay que añadirle todas las agresiones que no acaban en fallecimiento, que igualmente atentan contra los comunicadores y les impiden desarrollar su trabajo con todas las garantías que debería.

Que los periodistas cuenten con seguro de vida no es una lucha que atañe únicamente a su gremio. Como hemos dicho, sin periodismo no hay democracia. Los ciudadanos tienen el derecho de recibir información veraz y clara y han de exigir que estos preceptos siempre se cumplan. Asegurar la vida y la integridad físicas de los periodistas sería un gran paso para que el periodismo vuelva a ser ese ‘cuarto poder’, ese ‘perro guardián’ de la sociedad y “vigilante de los poderosos” que últimamente vemos cada vez menos.

Características de un seguro para periodistas

Como decíamos al inicio de este artículo, pocas son las compañías que van a querer asegurar a un periodista que corra peligro en su día a día. Esto ha llevado a organizaciones como la Federación Internacional de Periodistas (FIP) o a Reporteros sin Fronteras (RSF) a crear seguros propios para todos los profesionales del mundo de la comunicación. Porque hablamos de periodistas, pero no podemos olvidar que su trabajo sería imposible de realizar sin todo el personal técnico que suele acompañarlos. Operadores de cámara, técnicos de sonido… Todos ellos deberían tener un seguro cuando están trabajando en zonas peligrosas.

Muchos de los reporteros de guerra trabajan por su propia cuenta. Son los llamados ‘freelance’. Éstos son los más interesados en este tipo de seguros, porque los enviados especiales por grandes medios de televisión o de prensa, pueden contar con la protección de su propia empresa, aunque no siempre es así. En cualquier caso, aunque te ampares en un medio, estos seguros sirven como complemento para tener cubierto cualquier imprevisto.

Operadores de cámara, técnicos de sonido… Todos ellos deberían tener un seguro cuando están trabajando en zonas peligrosas

El seguro que ofrece la FIP recoge a todos aquellas personas que estén implicadas en el proceso de comunicación (personal técnico, decíamos), incluidos los intérpretes. Tampoco hay restricciones de edad, algo que sí nos encontramos en el de RSF, que imposibilita a los mayores de 63 años. La cobertura está disponible 24 horas al día, siete días a la semana.

RSF ofrece dos modalidades, un plan “esencial” y otro “reforzado”. El principal hándicap de la cobertura más sencilla es que no actúa en los países más peligrosos, como puede ser Siria, Cisjordania/Gaza o Irak. De igual forma, tanto el plan reforzado de RSF como el seguro de la FIP, son seguros realmente completos y especializados para periodistas.

Un seguro para periodistas debe cubrir enfermedades que surjan durante el viaje, la hospitalización y la repatriación. También debe asumir los gastos por muerte, mutilaciones o discapacidad. En caso de México, el seguro no debe cubrir países extranjeros, sino el propio hogar de los periodistas. Cada profesional deberá contar con un seguro que se adecúe a las características del trabajo que va a realizar. Solo de esta forma los profesionales de la comunicación podrán desarrollar su labor con todas las garantías.  

Seguro de vida para profesiones de riesgo

Las profesiones de riesgo son aquellas en las que los trabajadores ponen en peligro su vida o su integridad física en el día a día, como lo hacen los bomberos, los policías, los mineros… En estas las aseguradoras consideran que la posibilidad de fallecimiento o de sufrir algún accidente es mayor que en otras, por lo que en muchas ocasiones van a ser reticentes a ofrecer pólizas a estos trabajadores. Aquellos que consigan contratar un seguro, lo harán con una prima superior a la de una persona que no se dedique a una profesión de riesgo.

Con ello vemos que no son solo los periodistas los que encuentran dificultades en disponer de una póliza que les permita realizar su trabajo con total tranquilidad. Es importante para estos casos disponer de un buen seguro, porque es nuestra propia vida la que estamos poniendo en juego. En Acierto.com podrás comparar las mejores aseguradoras de vida del mercado. Para que cuentes con más ayuda, te dejamos una guía para que conozcas todos los detalles de los seguros de vida para profesiones de riesgo.

Vida
Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida
COMPARA AHORA
Vida
Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR