Sedentarismo, ¿afecta al precio del seguro de salud?

La muerte por enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes se deben en gran medida al sedentarismo de la sociedad actual

La práctica regular de ejercicio, no cabe duda, es muy buena para la salud. Los expertos coinciden en que el sedentarismo y el aumento del aporte calórico son las dos principales causas del incremento de la obesidad y del número de muertes por problemas cardiovasculares. Además, en un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se calcula que la inactividad física está asociada a 3,2 millones de muertes al año en todo el mundo.

Es indudable, por tanto, que una buena condición física reduce el riesgo de desarrollar estas enfermedades y otras como la diabetes e incluso el cáncer. La Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego (EEUU) suma un nuevo dato a estas investigaciones: las personas que permanecen sentadas muchas horas y no lo compensan con la práctica del ejercicio, experimentan un envejecimiento celular acelerado.

El sedentarismo: una lacra de la sociedad actual

Practicar ejercicio con regularidad ya no es suficiente para prevenir las ya mencionadas patologías (cardiovasculares, obesidad y diabetes) que están intrínsecamente relacionadas con el sedentarismo. El director de la investigación realizada en la Universidad de San Diego y publicada en la revista American Journal of Epidemiology, Aladdin Shadyab, explica que los hallazgos establecen una relación entre el envejecimiento prematuro de las células y el estilo de vida sedentario.

Este estudio, realizado con la participación de cerca de 1.500 mujeres de entre 64 y 95 años, abre las puertas a futuras investigaciones en segmentos de población de jóvenes y varones. Además, tal y como asegura la profesora Maria Giné Garriga, de la Fundación Blanquerna, en una entrevista concedida a La Vanguardia “el ejercicio está bien, admiten los científicos; es muy necesario pero insuficiente por sí solo para asegurar una buena salud. Además de hacer algo de ejercicio hay que mantener el cuerpo en movimiento a lo largo del día”.

El 23% de los adultos y el 81% de los adolescentes en edad escolar no se mantienen lo suficientemente activos

Por su parte, los datos reflejados por la OMS no albergan dudas pues el 23% de los adultos y el 81% de los adolescentes, en edad escolar, no se mantienen suficientemente activos. Consecuencia directa de este hecho ha sido el lanzamiento de un Plan de acción mundial para la prevención y el control de la ENT 2013-2020. El objetivo es reducir en un 10% la inactividad física para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Causas del sedentarismo

El sedentarismo es la falta de ejercicio físico y sus razones están ligadas a los cambios en la era moderna, con tareas que requieren menos esfuerzo, pero también a otros factores, como el estilo de vida de los países desarrollados y en vías de desarrollo. Otras causas importantes son:

  • La superpoblación.

  • El aumento de la pobreza.

  • La gran densidad del tráfico en las grandes ciudades.

  • La mala calidad del aire por la contaminación ambiental.

  • El aumento de la criminalidad.

  • Y la falta de espacios recreativos al aire libre, por ejemplo, plazas y parques.

Y en el caso de España, en un estudio realizado por Rexona, sobre el Movimiento en España, más del 75% de los españoles afirma que la salud es el motivo principal por el que realizan ejercicio. Juanjo Rodríguez, licenciado en Ciencias de la  Actividad Física y del Deporte, en una entrevista a Europa Press, afirma que respecto a la vida laboral y la actividad física “se debería cambiar la filosofía y dar facilidades para que los empleados estuviesen más activos durante su jornada laboral, porque el deporte es igual de importante para el cuerpo que para la mente”.

Consecuencias del sedentarismo

Según la OMS, la falta de actividad física a lo largo de la vida nos puede perjudicar. En la infancia temprana los preescolares con padres inactivos son menos propensos a ser activos y suelen faltar a la escuela dos días más que la media de alumnos. En la adolescencia la menor actividad física está asociada a menores rendimientos académicos. En el informe anual de 2016 la OMS revela que más del 80% de los adolescentes en España son sedentarios.

Y por último en la edad adulta, las principales consecuencias del sedentarismo son un menor salario laboral, una semana más al año de baja laboral por enfermedades, mayores costes de atención sanitaria, aumento de muertes prematuras y descenso de hasta cinco años de esperanza de vida. En una entrevista concedida a Efe, el presidente de la FEC, el doctor Carlos Macaya afirmaba que “según un estudio publicado el año pasado en Circulation, las conductas saludables en la primera etapa de la vida pueden mejorar hasta un 35% la salud cardiovascular en la edad adulta”.

Beneficios de abandonar el sedentarismo

La sociedad, médicos del deporte, profesores de educación física, monitores deportivos, nutricionistas, psicólogos deportistas y los propios padres han tomado conciencia de que la actividad física incide de forma positiva en la salud de las personas. Desde la mejora de la condición y el aspecto físico hasta la interacción social. Al aire libre o bajo techo, jugando o practicando profesionalmente, y con una mayor o menor duración, los especialistas recomiendan incorporar este hábito saludable desde la niñez.

De igual forma, está demostrado que la práctica regular, moderada y médicamente controlada es la que produce mejoras tanto a nivel físico, psíquico como psicosocial, mejorando tanto la cantidad en años como la calidad de vida de las personas. Algo tan simple como caminar está demostrado que es saludable. De hecho, una actividad física moderada parece ser mejor para el cuerpo humano que otra muy intensa, según los resultados del Estudio del Millón de Mujeres del Reino Unido presentados el año pasado en la revista Circulation.

Está demostrado que la práctica regular, moderada y médicamente controlada es la que produce mejoras tanto a nivel físico, psíquico como psicosocial

Pero, para que esta actividad física tenga efectos positivos, lo más importante es que sea habitual. Es decir, que esté integrada en el estilo de vida de cada persona, de modo que la practique con regularidad. Asimismo es importante que esta actividad física esté regulada y controlada por profesionales de la salud, para conseguir más beneficios, además de reducir los riesgos asociados a la práctica deportiva, especialmente en aquellas personas que no realizaban previamente ejercicio o deporte.

Recomendaciones para activar el cuerpo y no ser sedentario

Durante la jornada laboral

  • Suma los pasos que realices: intenta contabilizar los pasos que das desde que sales de casa hasta que llegas al trabajo y viceversa. Si coges el coche o el transporte público intenta caminar los últimos 5 minutos para ejercitar el cuerpo.

  • Elige la escalera en vez del ascensor: las escaleras mecánicas y los ascensores son una vía rápida para llegar a los lugares pero que impiden una práctica regular de ejercicio. Si tienes que desplazarte mucho o subir muchas alturas puedes quedarte a mitad de camino y continuar andando.

  • Intenta levantarte y caminar en la oficina: si tu trabajo lo realizas sentado, intenta levantarte cada 45-50 minutos, ir al servicio, estirar las piernas e incluso coger cosas y trasladarlas de lugar.

  • Muévete en la silla: las piernas, al estar tanto tiempo paradas, pueden sufrir calambres, dolores e inflamación. Con unos sencillos ejercicios de tres minutos cada hora, evitarás estas molestias.

En casa

  • Baila: si estás limpiando o cocinando aprovecha a mover el cuerpo sin restricciones con una música que te anime.

  • Haz gimnasia: si no vas al gimnasio o no practicas ningún deporte, hazte con una tabla de ejercicios y de utensilios caseros (bolsas de arroz, palo de fregona, silla, libros) para practicar de forma diaria, durante al menos treinta minutos, los ejercicios necesarios para activar el metabolismo.

Contrata un seguro de salud con una amplia cobertura

El sedentarismo necesita ser combatido con ejercicio físico y una alimentación ligera, equilibrada, sabrosa y saciante, con los nutrientes necesarios para prevenir o recuperar sobrecargas del sistema nervioso. Deben ser fáciles de digerir, bien condimentadas y sugerentes. Contratar un seguro de salud, que te permita el control constante por parte de tu médico especialista, es la clave fundamental para conseguir el objetivo.

Un control analítico general (hemograma, colesterol, triglicéridos, glucosa) y de índice correcto de peso, deben ser el inicio de un plan de vida satisfactorio con actividad física congruente. Además, si necesitas “asegurarte” alguna parte de tu cuerpo, como las manos, porque sean claves en el desarrollo de tu trabajo, existen seguros que lo cubren.

Si eres una persona sedentaria, que enferma con mayor facilidad y necesita una revisión de sus índices de salud de forma más constante que una persona sana, es de vital importancia contratar un seguro de salud, que tenga una cobertura en el país de origen, extranjero (si viaja) y que contemple que su riesgo de padecer enfermedades es más elevado.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR