Educación vial para niños

¿Qué es el Consorcio y cómo reclamamos en caso de necesidad?

La Dirección General de Tráfico considera la educación vial es “un objetivo social y una imperiosa necesidad ciudadana que debe estar presente en los conocimientos y saberes prácticos de los escolares”.

Sin embargo, no solo es responsabilidad de los docentes. Corresponde en primer lugar a los padres. Antes de que comiencen incluso su escolarización, debemos enseñar a los hijos las normas básicas para moverse por la ciudad de forma segura. Esta enseñanza, además, les será útil para conseguir otros objetivos que se han de alcanzar en esta primera etapa de educación infantil, como el conocimiento del entorno.

¿Qué es la educación vial para niños o educación vial infantil?

La educación vial durante la etapa infantil forma parte del aprendizaje del lenguaje y de otros conceptos como la dimensión espacial. Es entre los tres y los seis años cuando los niños empiezan a desarrollar el pensamiento simbólico que les permitirá, entre otras cosas, entender y asimilar las señales de tráfico. Coincide también con el momento en el que comienzan a conocer los colores.

Al enseñarles cuándo pueden cruzar o no la calle, o si un coche está lejos o cerca, estamos fomentando el desarrollo de otras áreas del aprendizaje

Así, al enseñarles cuándo pueden cruzar o no la calle o si un coche está lejos o cerca les estamos ayudando al mismo tiempo con su aprendizaje en otras áreas. Según la DGT, la educación vial es un complemento del desarrollo de los niños en todos estos objetivos propios de la etapa preescolar:

Controlar con mayor precisión los movimientos. Realizar, de manera cada vez más autónoma, actividades habituales y tareas sencillas para resolver problemas de la vida cotidiana. Adquirir hábitos y actitudes relacionadas con la seguridad. Observar y explorar de forma activa el entorno. Conocer distintos grupos sociales cercanos a su experiencia. Valorar la lengua como un medio de comunicación con los demás.

Son actividades que se pueden realizar con los niños camino de la escuela, mientras les enseñamos las normas básicas que deben conocer como peatones. Se trata de que empiecen a ser conscientes del resto de usuarios de la vía (así como de un mundo más allá de sí mismos) y del resto de elementos que forman parte de ella: los semáforos, las señales, las marcas viales, y demás.

Cómo enseñar educación vial a los niños

A partir de los dos años los niños empiezan a desarrollar la inteligencia preoperacional que les permitirá simular situaciones y empezar a comprender la relación causa-efecto. Ese desarrollo cognitivo es el que va a hacer posible que se pueda enseñar educación vial a los niños.

Pero son los casos prácticos los que más les ayudarán a asimilar estas situaciones. Así, cada trayecto por la ciudad debe ser una lección de educación vial. El refuerzo de lo aprendido y la constancia (por ejemplo, repetir en cada semáforo “no puedes pasar en rojo”) serán también fundamentales para que todo ese conocimiento se asiente. ¿Qué les puedes enseñar sobre la calle, además de cómo funciona un semáforo?

Por ejemplo, a permanecer siempre en la acera mientras el semáforo está en rojo. Reconocer qué parte es la acera y qué es la calzada es el primer paso para empezar a ser peatones. También que entiendan que, como peatones, van a interactuar con otros usuarios. Estos pueden ir andando, arrastrando una bici, en silla de ruedas, etcétera. Es decir, no solo es peatón el que va andando normalmente, y los niños deben ser conscientes de ello.

Como deben serlo de los posibles peligros a los que hay que prestar atención, aún circulando por la acera. Por ejemplo, las entradas y salidas de vehículos de los garajes o los carriles bici que transcurren en paralelo. Quizás la lección más importante sea la de mirar antes de cruzar una calle, pese a que el semáforo se ponga en verde.

Las marcas viales como los pasos de peatones tienen que empezar a ser familiares para ellos desde la etapa infantil. Son las primeras señales que aprenderán a reconocer

Por eso las marcas viales como los pasos de peatones tienen que empezar a ser familiares para ellos desde la etapa infantil. Semáforos y pasos de cebra son los primeros elementos de señalización que aprenderán a reconocer. Pero no son los únicos que les afectan. Como peatones; seguirán descubriendo el resto de señales durante la primaria, gracias a las Ciencias Sociales y de Conocimiento del Medio con las que explorarán más a fondo su entorno y cómo se organiza una ciudad.

Por último, también deben saber que tienen responsabilidades: no pueden usar su bici o su patinete por la acera, ni llevar animales sueltos, no deben invadir la calzada y nunca han de sorprender a los coches; por ejemplo corriendo detrás de una pelota que se ha caído a la carretera. Otro punto más que recomendable es que sepan cómo deben ir sujetos en el coche, la importancia de usar el cinturón de seguridad, etcétera.

Educación vial infantil: juegos y actividades

Hasta los seis años, el colegio consiste, básicamente, en jugar. Es así, porque para ellos el juego es una forma de asimilar conceptos y conocimientos. Ocurre con los juegos simbólicos, en los que se desarrolla un rol (juegos como ”a papás y mamás” o “a las cocinitas”).

La lectura de cuentos con una moraleja sobre educación vial y la realización de actividades lúdicas son las mejores formas de llegar a ellos, cuando aún son pequeños. Cabe resaltar juegos como los que ofrece la DGT para fomentar su campaña “Andando a la escuela”: se trata de hacer del camino a la escuela una lección diaria de educación vial. Y de practicar lo aprendido con estas actividades o con un cuento.

Además de estos recursos que la DGT pone a disposición de padres y docentes, se pueden encontrar propuestas de juegos en la Fundación MAPFRE, por ejemplo. En dicha fundación, la educación vial es uno de los objetivos principales. Han desarrollado una serie de propuestas pedagógicas adaptadas a cada edad con las que pueden divertirse y al mismo tiempo aprender sobre seguridad, señales, circulación segura o cómo estar atento al tráfico. También facilitan material de lectura infantil y juvenil desde su web relacionada con la seguridad y la educación vial.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR