Subiendo archivos

SUV o todoterreno, ¿cuál elijo y qué seguro necesito?

Los SUV son vehículos con características intermedias entre un todoterreno y un turismo

En los últimos tiempos nos hemos acostumbrado a escuchar el término SUV para referirse a un tipo de automóvil muy concreto. Estas siglas responden al término inglés Sport Utility Vehicle, en español un utilitario deportivo o todocamino. No obstante, esta traducción no siempre deja claras sus características, y son frecuentes las dudas al respecto. Porque, ¿en qué se diferencian, por ejemplo, de un todoterreno?

¿Qué es un SUV?

Lo cierto es que el término SUV comenzó a usarse en los años 90 y no es más que un invento de los departamentos de marketing de las grandes marcas automovilísticas. No define claramente un determinado tipo de vehículo, pero sí que se logra cubrir un importante nicho de mercado: personas que buscan un vehículo que aúne la comodidad y la seguridad de un todoterreno con la versatilidad de un coche pensado para la ciudad.

Por ejemplo, comprar un 4x4 para usarlo en un entorno urbano no tiene demasiado sentido, básicamente porque está pensado para rodar en carreteras y caminos sin asfaltar, y cuenta con un equipamiento más caro para lograr sortear los obstáculos y actuar en esos escenarios.

Sin embargo, un todocamino combina las prestaciones de los todoterrenos y de los turismos, sin llegar a ser ningún de los dos. En este punto es necesario hacer un inciso, ya que no se debe confundir un SUV con un Crossover. Estos últimos tienen algunas características propias de un todoterreno pero no tantas como las de un SUV, por lo que están más cerca de los coches convencionales que de los 4x4.

La línea que separa estos tipos de vehículos es en muchísimas ocasiones finísima ya que, como decíamos, es más una diferencia de marketing que de rendimiento o de estilo. Para hacernos una idea, un ejemplo de todocamino sería el Audi Q3 o el BMW X1, mientras que un Crossover sería el llamativo Citroen C4 Cactus. Por otro lado, un todoterreno sería el Mitsubishi Montero o el Land Rover Discovery.

Un SUV es un vehículo mucho más amplio que un turismo, y aporta una mayor comodidad a sus pasajeros y más capacidad para transportar objetos

Las ventajas que un SUV presenta frente a un turismo son claras. Es un coche mucho más amplio, que permite mayor comodidad para sus pasajeros y más capacidad para transportar objetos. Su versatilidad lo hace ideal para aquellos que vivan en la ciudad y les guste realizar escapadas al campo. Por el contrario, sus desventajas frente a un turismo son su mayor consumo de combustible, un coste de mantenimiento más elevado y un coste superior al de un turismo con prestaciones similares. Con el precio de su seguro puede ocurrir algo parecido.

¿Qué diferencias tiene un SUV respecto de un todoterreno?

Un SUV es un vehículo que se parece a un todoterreno pero que no reúne todas sus características. Es cierto que muchos de los todocaminos actuales tienen tracción a las cuatro ruedas –otros ni siquiera eso–, pero nunca será tan potente y sofisticada como la de los todoterrenos clásicos. Este hecho provoca una de las principales diferencias entre ambos modelos: el precio. Un todocamino resulta más barato de mantener que un todoterreno y, al tener menos potencia, también presenta un menor consumo de combustible.

Un “todoterreno puro” tiene un bastidor rígido donde se ancla el resto de la carrocería, lo que le otorga esa robustez tan necesaria sobre algunos terrenos. En cambio, la estructura de un SUV se basa en una carrocería monocasco, muy similar a la de un turismo, con la diferencia de que este está a una distancia superior del suelo. Esta característica le da mucha más ligereza que la que tiene un todoterreno y permite una mejor conducción en carretera, tanto en las curvas como en las frenadas.

En definitiva, son vehículos diferentes. A pesar de no resultar tan eficaces como los todoterrenos en caminos y cuestas, los SUV presentan un buen rendimiento cuando necesitan usar la tracción total. Parece lógico pensar que no van a ser sometidos a terrenos y superficies tan exigentes como los todoterrenos, así que su transmisión, aunque menos sofisticada, es ideal para circular por carriles de gravilla o salir de un barrizal.

Por lo tanto, ¿cuál es mejor?

Por lo tanto, ¿qué es mejor, un SUV o un todoterreno? Pues depende del uso que vayas a darle. Ya hemos visto que ambos modelos presentan características diferentes y que están diseñados para operar en diferentes situaciones. Así, un todoterreno será más práctico y efectivo en plena montaña, mientras que un todocamino se desenvolverá mejor en la ciudad o por la autovía, pero se defenderá si vas al campo el fin de semana.

Los SUV son recomendables para personas que aman la naturaleza y necesitan un vehículo apropiado para circular ocasionalmente por carriles y caminos sin asfaltar. En las escapadas en la montaña nos podemos encontrar firmes con barro y nieve, condiciones donde la tracción a las cuatro ruedas puede servir de gran ayuda. También son perfectos para familias con uno o dos hijos, ya que son vehículos más amplios que los turismos pero sin llegar a las grandes dimensiones de un monovolumen, que puede resultar poco práctico.

Los SUV son recomendables para personas que aman la naturaleza y necesitan un vehículo apropiado para circular ocasionalmente por carriles y caminos sin asfaltar

También los servicios públicos de emergencias han encontrado en el SUV una magnífica solución. Policía, protección civil u otros cuerpos de vigilancia se sirven de este tipo de vehículos para actuar en el día a día. Su versatilidad les permite circular por muchos más terrenos que los que posibilita un turismo, como en carreteras y caminos de difícil tránsito por la cantidad de agua almacenada.  

En cambio, los todoterrenos están en gran parte orientados para ser usados en un contexto profesional. Por ejemplo, los agricultores necesitan un vehículo capaz de acceder a cualquier terreno, que permita transportar numerosos objetos y que tenga la suficiente potencia como para poder incorporar un remolque. En definitiva todas aquellas profesiones que obligan a estar en contacto con el campo y con vías sin asfaltar.   

Seguros para SUV

Los seguros para SUV y todoterrenos suelen presentar una prima superior a los de los turismos –en la mayoría de las ocasiones–. Esto se debe a que los costes de reparación y las piezas son más caras que el resto de vehículos y, que al ser más grandes, en caso de accidente los daños a terceros serán mayores. También influye que su valor nuevo suele ser bastante elevado, por lo que la indemnización en caso de siniestro total también será mayor.

Aun así, las compañías saben que el perfil de los conductores que suelen usar este tipo de vehículos es del cliente ideal: conductores experimentados y responsables al volante. Este factor compensa la subida de la prima por las características del coche. Uno de los aspectos que más influye en el precio del seguro es el índice de siniestralidad, y los datos respecto a los SUV no difieren de los demás vehículos. Así que, en este aspecto, no hay demasiada diferencia con el resto de vehículos, aunque las aseguradoras tienen en cuenta que los sistemas de seguridad de los todocaminos son muy fiables.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR