Cómo circular legalmente sin carnet

A pedales o con motor, tienes alternativas para circular sin el permiso B

Hay quien nunca se saca el carnet de conducir, por el motivo que sea: el momento pasó porque no se enfrentó a ello en la edad en la que suele hacerse; nunca lo ha necesitado porque tiene alternativas o hay otro conductor en la familia; o, sencillamente, no quiere pasar por ello ni tener que conducir para moverse de un sitio a otro. Los hay incluso que, por compromiso con el medio ambiente, prefieren evitar el coche o la moto y moverse en bicicleta. Las actuales infraestructuras en las grandes ciudades invitan a ello.

Pero la bici no es el único “medio de transporte” que puedes conducir sin carnet, como te vamos a explicar en esta guía. Tampoco la de pedales es la única clase de bici que puedes llevar. Si quieres moverte (más o menos rápido) por la ciudad sin pasar por la autoescuela, estas son tus opciones.

Conducir sin carnet, legalmente

Si hablamos estrictamente de no obtener ningún tipo de permiso, pasar ningún tipo de prueba ni obtener documentación alguna, solo podemos tener en cuenta vehículos que no sean a motor. Para conducir un microcar o como se les conoce popularmente “un coche sin carnet” se debe poseer —paradójicamente— el permiso AM. El mismo que necesitarías para llevar un ciclomotor.

A efectos legislativos, un coche sin carnet tiene la misma consideración que un ciclomotor

También a efectos legislativos, un coche sin carnet tiene la misma consideración que un ciclomotor: su uso está prohibido en autopistas y autovías y están obligados a utilizar siempre la parte (imprescindible) de la derecha de la calzada o incluso el arcén, si fuera transitable.

Al tener la apariencia de un automóvil convencional, casi parecido a un Smart, se tiende a considerarlos como vehículos que pueden conducirse sin carnet. Pero esta definición solo encaja si tenemos en cuenta únicamente el permiso B con el que podrías manejar un coche al uso.

Obtener el permiso AM también supone pasar pruebas teóricas y prácticas. Existe una modalidad de AM específica: el permiso AM con restricciones que únicamente autoriza a conducir triciclos y cuadriciclos ligeros y no vehículos a motor de dos ruedas. Este carnet especial requiere de dos pruebas extra: cambiar el sentido de la marcha en espacios limitados y estacionar, en diferentes situaciones. Dos cosas que no tendrías que hacer con un ciclomotor.

Además, han de cumplir con el resto de obligaciones de un conductor al transitar con un vehículo por vías públicas: suscribir un seguro para coche sin carnet (como mínimo, el seguro obligatorio), pasar la ITV cada dos años, a partir del cuarto año de antigüedad (hasta ese momento están exentos) y pagar las tasas correspondientes al impuesto sobre el vehículo de tracción mecánica (IVTM); mucho más económico, eso sí, que el impuesto de circulación para vehículos a motor.

Coches para conductores sin carnet: microcars

Tienen la apariencia de un minicoche, pero técnicamente son cuadriciclos ligeros. Así los define la DGT: “vehículos de cuatro ruedas cuya masa en vacío es inferior a 350 Kg., no incluida la masa de la batería en el caso de los vehículos eléctricos”.

Solo pueden alcanzar, como máximo, los 45 Km/h y su potencia está limitada a los 50 cc o 4KW. No son más rápidos ni más potentes que una vespino, pero les aventajan en comodidad: no deja de ser un “coche” a efectos de estructura; un “biplaza”. Y, por tanto, en seguridad para el conductor. Empiezan a ser una alternativa real a las motos para los jóvenes en edad de conducir un ciclomotor. Incluso en su versión eléctrica. Por el mismo motivo, también lo suelen usar personas de edad avanzada y trabajadores del campo, para moverse por entornos rurales.

La DGT proporciona algunos consejos para manejar estos vehículos, dado que presentan handicaps que influyen mucho en su conducción. Especialmente la velocidad: a la hora de realizar una maniobra se ha de hacer con más anticipación de lo normal, considerando que les cuesta mucho más tiempo. También el uso de la vía es algo que debemos considerar, dado que pueden compartir la misma calzada que un ciclomotor, una bicicleta, un peatón o un vehículo de tracción animal.

Por último, su tamaño también es determinante, por el riesgo de no ser lo suficientemente visibles. En este sentido la DGT insta a “disponer de cualquier elemento que les haga más visibles, colores llamativos, antenas altas con bandera, etcétera”.

Conducir sin carnet: consecuencias si no cumples la ley

Que puedes llevar una suerte de coche con el permiso de un ciclomotor no significa que la ley sea laxa. No puedes circular sin los permisos y la documentación necesaria sea cual sea el vehículo a motor que conduces. Los coches sin carnet también han de ser matriculados, como cualquier vehículo a motor. Después, deberás obtener en la jefatura de tráfico la documentación que te exige la ley para poder circular: tarjeta de inspección técnica, permiso de circulación, datos del seguro y permiso AM (o cualquiera que autorice a conducir un cuatriciclo, como el A1 el A2 o el A).

Conducir un vehículo sin tener el permiso que lo autoriza puede tener consecuencias muy graves. Está tipificado como delito en el Código Penal

Conducir un vehículo sin tener el permiso que lo autoriza puede tener consecuencias muy graves. Está tipificado como delito en el Código Penal (artículo 384) y supone un castigo de “pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de doce a veinticuatro meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días”. Este castigo se aplica tanto a los que conducen después de que se les haya revocado el permiso (han perdido todos los puntos) y a los que nunca lo obtuvieron. Afecta tanto a ciclomotores como a los vehículos de motor.

La alternativa más ecológica: la bicicleta

Llegados a este punto, la bicicleta parece la solución más sencilla. De momento, no requiere de ningún permiso especial, no se ha de matricular ni se han de pagar tasas por circular. Por no hablar de su impacto positivo sobre el medio ambiente.

Aunque quizás sea una cuestión de tiempo que tengamos que contarte cómo matricular tu bicicleta y obtener tu seguro. La UNESCO ya se lo propuso a la DGT hace un par de años aunque la propuesta no cuajó. En algunas localidades de Cataluña también se está poniendo la cuestión sobre la mesa. Y en el estado de Oregon (EEUU) lo han hecho realidad: las bicis tienen matrícula y pagan impuestos, para contribuir al mantenimiento de la calzada y a la creación de infraestructuras para ellas.

En cualquier caso, hoy por hoy, siguen siendo la alternativa más barata, ecológica y saludable. Con gastos mínimos de mantenimiento (asegurarte de que las ruedas tienen aire y de que la cadena está bien engrasada y poco más) y mucho que ofrecer a cambio.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR