Seguro Aixam Scouty - Información Útil

El Aixam Scouty fue el primer descapotable con techo rígido de la marca especializada en microcoches sin carné. Se trata de un biplaza de reducidas dimensiones que cuenta con un diseño deportivo destinado al público joven. En este caso, que sea un vehículo de características técnicas especiales y que el perfil de conductor habitual sea una persona joven, pueden influir negativamente en la prima. Tanto, que el precio medio de un seguro a terceros básico para un Scouty sea de 246 euros.

Scouty: un microcoche descapotable

Aixam -una de las marcas líderes en la fabricación y venta de coches sin carné-, lanzó al mercado en 2005 el Scouty, su primer descapotable biplaza con techo rígido. Un año más tarde salieron a la venta las versiones R y GTR, con una línea más deportiva.

El Aixam Scouty es un cuadriciclo de dimensiones mínimas -cuenta con tan solo 2,7 metros de longitud y 1,5 metros de anchura-. Estos vehículos, aunque se denominen “sin carné”, tienen unos requisitos básicos para su conducción: tener 15 años cumplidos y el permiso AM (de ciclomotor). También puedes ponerte al volante con los permisos de las clases A1, A2, A y B.

Para poder circular con un automóvil como el Scouty es obligatorio, como mínimo, tener un seguro de responsabilidad civil que se encargue de cubrir los daños personales y materiales ocasionados a terceros. Sin embargo, encontrar una aseguradora puede no ser un trabajo sencillo, ya que algunas empresas no están dispuestas a suscribir pólizas para este tipo de vehículos. Afortunadamente, existen otras que ofrecen seguros específicos para coches sin carné, como es el caso de AXA, Balumba, Qualitas Auto y Verti.

Si tu pequeño descapotable, además, es de los primeros que la lanzó la firma, probablemente cuente con más de una década de vida. Sin embargo, la edad del vehículo es otra de las variables que pueden ser importantes a la hora de tarificar la prima. Debido al paso del tiempo, es posible que determinadas piezas del automóvil estén deterioradas, lo que puede provocar una avería durante la marcha que desencadene en un siniestro.

Para que tengas una referencia, el precio medio de un seguro básico a terceros para el Scouty diésel -una de las versiones más vendidas en España- es de 246 euros. Si quieres contratar una póliza a todo riesgo con franquicia, el importe medio es de 901 euros y, sin franquicia, sube a 2.584 euros.

Un convertible urbano

El Scouty es un biplaza excelente para transitar por la ciudad y estacionar sin demasiados problemas. Cabe subrayar que el objetivo de estos microcoches son los trayectos cortos, ya que no pueden circular a una velocidad superior los 45 km/h. Además, está prohibido transitar con ellos por las autovías y autopistas, debido a que pueden ser un riesgo para el resto de conductores - por su baja velocidad-.

Otro de los factores que tienen en cuenta las compañías es la zona por la conduces habitualmente. En este caso, es posible que tu póliza no aumente si circulas con tu Scouty por pueblos y ciudades pequeñas y, por el contrario, se incremente si lo haces por grandes urbes. Y es que los datos indican que estos lugares tienen un mayor índice de siniestralidad.

Además, si utilizas tu Scouty a menudo, es importante que contrates la cobertura de asistencia en carretera (incluida habitualmente en los seguros a todo riesgo y a terceros ampliados). Es básico que te cubra, como mínimo, desde el kilómetro cero y en pequeñas averías como un pinchazo.

El perfil de conductor del Scouty: los jóvenes

El mercado de vehículos sin carné en España tiene un público mayoritariamente procedente del ámbito rural y con una edad que oscila entre los 45 y 65 años. No obstante, en los últimos años se ha observado un cambio de tendencia y cada vez más jóvenes utilizan el coche sin carnet antes de dar el salto a un automóvil convencional. Estos son adolescentes entre 15 y 18 años, que prefieren un vehículo en lugar del ciclomotor.

Sin embargo, esto puede ser un inconveniente a la hora de calcular el precio del seguro, ya que los datos indican que los conductores jóvenes se ven envueltos en un mayor número de accidentes graves (aquellos en los que hay daños personales). Este no es un detalle menor, ya que este tipo de incidentes suponen un gran gasto para las aseguradoras en concepto de indemnizaciones. Por esta razón, si tienes menos de 25 años o llevas con el carné de conducir menos de dos años, es posible que tengas dificultades para encontrar una póliza económica.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR