Información útil para asegurar un Aston Martin

Los vehículos que fabrica Aston Martin se caracterizan por su exclusividad, por su potencia y por su elevado precio, ya que cualquier automóvil de la firma puede superar ampliamente los 200.000 euros. Tal y como lo define la propia marca, sus modelos son “coches icónicos, deportivos y de lujo”.

Se trata, pues, de coches muy caros. Esto significa que la compañía aseguradora que decida prestarles cobertura asumirá un gran riesgo, ya sea afrontando los gastos de reparaciones por accidente (por el valor de sus piezas) o al ofrecer al propietario una indemnización por el valor del Aston Martin en caso de pérdida total -ya sea por el valor de nuevo o por el valor venal-.

Los Aston Martin, asimismo, son superdeportivos pensados para disfrutar del asfalto. Suelen conducirlos aquellos que disfrutan de la emoción de la conducción en sí misma y que prefieren la velocidad por encima del espacio o del confort. Son vehículos con una relación peso-potencia muy baja (consiguen alcanzar velocidades de vértigo en muy pocos segundos), por lo que las compañías suelen considerar que tienen una mayor probabilidad de sufrir un accidente. Esta es otra de las principales razones por las que el seguro de un Aston Martin suele ser más caro que el de otro tipo de automóvil.  

Selecciona tu modelo para ampliar la información

La historia de la marca

Aston Martin se asocia a conceptos como lujo, elegancia y velocidad. De hecho, una de las imágenes que mejor representa a la firma es la del agente James Bond. La saga del Agente 007 ha sido testigo fiel de la evolución de la marca a lo largo de la historia, ya que siempre un modelo de Aston Martin ha estado presente en sus famosas películas.

La firma británica debe su nombre a una competición de velocidad conocida como Aston Clinton, que Robert Bamford (su fundador) ganó a principios del siglo XIX. El apellido, en este caso, lo puso el piloto Lionel Martin, co-fundador de la marca. Desde sus inicios en 1913 ha desarrollado de forma paralela tanto modelos para competir como deportivos disponibles para el gran público. Algunos, como el Valkyrie, tienen el aspecto de un auténtico bólido de carreras: es el llamado “hiperdeportivo” de Aston Martin y, aunque esté hecho para conducir por el asfalto convencional, cuenta con detalles propios de un Fórmula 1 como su volante o su aerodinámica.

Aston Martin se destaca de otros competidores al fabricar los coches de forma prácticamente artesanal. De hecho, se lanzan muy pocas unidades por cada modelo que se pone a la venta, lo que le otorga una gran exclusividad a sus vehículos.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR