Seguro Bentley Arnage - Información Útil

El valor de un coche puede provocar que su seguro sea más caro o más barato. En el caso del Bentley Arnage, nos encontramos ante un automóvil “de lujo” que ronda los 300.000 euros. Si quieres asegurarlo a todo riesgo, frente a robo, incendio y daños propios —la opción más habitual ante un coche de estas características— te costará, por norma general, más que para un vehículo de gama inferior.

Una gran berlina para conductores con experiencia

Por su carrocería, por sus dimensiones y por su valor, estamos ante una de las berlinas más prestigiosas del mercado. Si hablamos en términos de poder adquisitivo, se aleja del presupuesto habitual de un conductor joven, por lo que lo más probable es que se trate de una persona más mayor y, por tanto, con más años de experiencia al volante.

Esta experiencia podría abaratar el coste de la póliza, puesto que para la aseguradora, el riesgo de accidente es menor cuantos más años de conducción lleves acumulados. Es la misma premisa en la que se basan para determinar que el riesgo es más elevado cuando se trata de un conductor menor de 26 años o con menos de dos años de antigüedad de carnet.

Si además de ser un conductor experto eres un padre de familia, el riesgo considerado será aún menor: las compañías presuponen que si viajas con niños en el coche, tiendes a extremar más la precaución que si lo haces solo para evitar poner a los tuyos en peligro.

Y si además de contar con esa experiencia y responder al perfil familiar de conductor cauto, efectivamente eres buen conductor, aún puede salirte más barato. Tu compañía te premiará con bonificaciones que harán bajar el precio de tu seguro. Eso sí, consulta las condiciones particulares porque cada una tiene su propio criterio a la hora de aplicar este sistema de bonificaciones. De hecho, hay aseguradoras como Mutua Madrileña que permiten presentar hasta tres partes al año sin que afecte a tus bonificaciones (aunque también con sus límites).

Un vehículo de lujo

En su momento (se vendió hasta 2008), un Bentley Arnage te podía costar unos 300.000 euros; y hasta 350.000 euros, en el caso del Arnage RL. Además, su equipamiento de serie  incluye detalles que marcan la diferencia: muchos coches ofrecen asientos delanteros calefactables y con ajuste eléctrico, pero pocos hacen extensibles estas características a los asientos traseros u ofrecen cinturones de seguridad automáticos.

Los materiales usados en el interior y en el exterior son de primera calidad: tapicería y volante de piel premium y pintura metalizada de serie (suele ser un extra, hasta en los coches más caros). Son solo detalles que evidencian que estamos ante un coche que cuida cada detalle.

El precio de tu coche puede influir notablemente en coberturas como la de daños propios. Pero no solo del precio de venta: también el de sus recambios. Si lo aseguras a todo riesgo y sufres un siniestro cubierto por tu póliza, la compañía deberá reparar o reponer las piezas o accesorios dañados. En el caso de la firma Bentley, están entre los más caros.

En cuanto a la cobertura de los accesorios, recuerda asegurar los extras que incluyas a posteriori; es decir, todo lo que añadas a tu Bentley que no viniera de serie (aunque éste sea de segunda mano y lo hayas adquirido hace tiempo), deberá ser  declarado en la póliza para que ésta cubra los daños que puedan producirse en ellos.

Además de su valor, su antigüedad también puede encarecer el seguro. Hablamos de un coche que, como mínimo, tiene nueve años. Esos años pueden contar a la hora de valorar el precio que van a imponer por prestarte asistencia en carretera, ya que presuponen que en el caso de un coche tan antiguo, es más probable que se presente una avería y necesites una grúa o un equipo de reparación in situ (si entra dentro de esta garantía).

Un coche potente

Aunque por su presencia y sus dimensiones no lo parezca, el Bentley tiene unas prestaciones similares a las de un deportivo tipo Porsche. Su motorización más potente, la del Arnage T, presenta 507 CV de potencia. Vaya por delante que además cuenta con un motor BMW.

Los caballos de un coche son un dato que puede decir mucho, pero es aún más significativo si lo relacionamos con su peso- Así, vemos que el Bentley Arnage T tiene una relación peso/potencia de 5,2 kg/CV. Cuando este valor es inferior a 7, las compañías empiezan a considerarlo un coche “potencialmente peligroso”.

Por si fuera poco, solo necesita 5,5 segundos para alcanzar los 100 km/h y puede llegar a los 288 km/h de velocidad máxima. Estamos, pues, ante un coche con el que se puede llegar a correr mucho. Las aseguradoras piensan que cuanta mayor es la velocidad de aceleración, más peligro existe de sufrir un accidente. Y además, si este se produjera, los daños pueden ser más graves que los que resulten de un siniestro con un coche más limitado.

Por todos estos motivos, a la hora de asegurar a todo riesgo un Bentley Arnage vas a encontrarte con precios que van a reflejar esa potencial peligrosidad del coche. Si algo te pasara, la compañía tendría que asumir los gastos. Hablamos desde reparaciones hasta posibles indemnizaciones en caso de lesiones graves a terceros, o daños personales propios.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR