Seguro BMW Serie 7 - Información Útil

El precio de un coche puede darnos una pista de lo que nos puede costar su seguro. Cuanto más básico sea en equipamiento, accesorios o prestaciones y más baratas sean sus piezas, menor suele ser el coste de reparación o reposición para la aseguradora. Por eso el importe de la prima para un BMW Serie 7 refleja que estamos ante uno de los coches más lujosos y exclusivos del mercado. De ahí que asegurarlo a terceros cueste, según el modelo, entre 264 euros -el 728 I Auto– y 497 euros -el 735 LI– de precio medio.

El lujo se paga

Podemos considerar que el BMW Serie 7 es un vehículo de lujo, si atendemos a la clasificación por segmentos de los automóviles (se sitúa en el segmento F, junto a los ejecutivos compactos). Se trata de una berlina de cinco puertas con carrocería sedán, de grandes dimensiones (mide más de cinco metros).

Un coche que en sus versiones con mejor equipación de serie y mayor potencia puede rozar los 200.000 euros. Dicho lo cual, si la compañía asume el riesgo de asegurar un coche de este valor frente a cualquier supuesto, lo más probable es que lo refleje en la prima. Piensa que si te lo robaran durante el primer año tendrían que ofrecerte una indemnización por el valor de nuevo si has contratado un seguro a todo riesgo.

BMW destaca, además, por generar facturas bastante altas en el taller. Son fiables, pero si se estropean, el precio de las piezas, por norma general, es más elevado que el de las de una marca de gama más baja.

La potencia, también

La versión más lujosa dentro de la Serie 7, el BMW Serie 7 M760LIA XDRIVE 4P tiene la friolera de 610 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 3.7 segundos y alcanza los 250 km/h. Y si aplicamos la máxima “a más capacidad de aceleración, más peligroso” que suelen seguir las aseguradoras, sumado al precio de lujo de sus componentes, podría traducirse en una prima bastante alta, especialmente si optas por un seguro a todo riesgo.

No tendrás que añadir muchos accesorios de serie

Si añades muchos accesorios que no vengan de serie deberías declararlos en la póliza como extras, pues, de lo contrario, no estarán protegidos como el resto de accesorios de serie. Pero su equipación de fábrica es lo bastante completa como para no tener que añadir elementos adicionales. Por ejemplo, cualquiera de las versiones del BMW Serie 7, incluso la más básica y “económica” se comercializa con acabados de lujo y materiales como el aluminio, la madera o el cuero, que son mejorables opcionalmente con cueros aún más exclusivos y revestimientos de madera noble.

Son también de cuero los asientos, y por un precio extra puedes convertirlos en asientos de masaje. De serie, son eléctricos y cuentan con un sistema capaz de memorizar tu posición, y son calefactables. Cuenta con un sistema de audio de doce altavoces a los que opcionalmente podrías sumar un sistema de sonido surround.

Que el BMW Serie 7 ofrezca el mayor lujo en automóviles es algo que sus propietarios suelen apreciar. Sin embargo, podría dejarse notar en la prima, ya que la opción a priori más lógica para este tipo de coches es contratar un seguro a todo riesgo. Para algunos modelos, esto podría suponer un gran desembolso.

Si aseguras tu BMW Serie 7 a todo riesgo sin franquicia puede llegar a costarte de media 945 euros, en el caso de la versión 728 i auto. La versión de Serie 7 más cara de asegurar a todo riesgo sin franquicia es la 760 LI Auto, cuya media de prima para un seguro a todo riesgo sin franquicia puede ascender por encima de los 2000 euros. Si optas por un todo riesgo con franquicia la factura baja considerablemente: podrías asegurarlo por un precio medio de 936 euros.

En el exterior, sólo pintura negra

Si quieres otros colores, tendrás que pagarlo como un extra. Todas las versiones de la Serie 7 vienen, de serie, con pintura negra y cromados en ventanas laterales, en los laterales del vehículo y en los paragolpes. Eso sí, te dan múltiples opciones para elegir entre todo tipo de pigmentos metalizados o algo más sofiisticado; algunos son creaciones propias de la marca a las que llaman pintura especial BMW y las hay que rondan los 7.500 euros, que se suman al precio del coche.

Es otro de los argumentos por los cuales asegurar un BMW Serie 7 a todo riesgo te puede salir tan caro. Cualquier detalle de su acabado interior o exterior es caro. Hasta la pintura. Si la compañía tiene que asumir pagarte cosas como la pintura después de un golpe, podría imponer una prima sumamente alta.

Los cristales tintados y los retrovisores eléctricos con múltiples funciones (abatibles, antideslumbrantes, o con ajuste bajada automática en maniobras marcha atrás) son otros de los aspectos a destacar de su equipación exterior. También la luneta trasera fija, gracias a su carrocería sedán.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR