Seguro Chrysler Grand Voyager - Información Útil

Si tienes un coche de las dimensiones del Chrysler Grand Voyager, es probable que lo uses para viajar con tu familia y que respondas a uno de los perfiles de conductor preferidos por las aseguradoras: el de padre/madre con hijos menores de 16 años a su cargo. Un punto que infuirá positivamente a la hora de fijar tu prima y que podría justificar que el precio medio de una póliza a terceros para este automóvil sea de 231 euros. Sin embargo, no es el único parámetro que tienen en cuenta las compañías.

Un monovolumen ideal para la familia

El Chyrsler Grand Voyager no suele ser el coche que elegirían un hombre o una mujer solteros y sin familia. Este monovolumen cuenta con siete plazas, que convierten su habitáculo en el más amplio de la gama de monovolúmenes de la marca. Por norma general, si vas a viajar solo (a no ser que quieras aprovechar el espacio para cargar cosas) no necesitas tantas plazas.

Además de espacio, ofrece confort a los pasajeros y un fácil acceso, ya que su amplio habitáculo facilita el acceso y puede configurarse de distintas maneras. Algo que los padres y madres valoran especialmente cuando tienen que instalar dispositivos de retención o acomodar a niños y sus pertenencias. Los Grand Voyager, de hecho, traen de serie el Sistema Stow’n Go que permite gestionar el espacio del interior de 256 formas distintas. No es necesario, además, desmontar los asientos: solo abatirlos, plegarlos y guardarlos.

Cuenta con una tercera fila que puede girarse hacia el portón, además de ampliar el espacio para guardar equipaje y otros objetos incluyendo compartimentos inferiores bajo los asientos que suman 340 litros de capacidad adicional. Con un coche así, viajar y hacerlo con niños no supone ningún problema, sino todo lo contrario. Si tienes familia numerosa, el Chrysler Grand Voyager es una gran opción.

Y además puede ayudarte a conseguir un seguro a todo riesgo (que cubra los daños propios también, en caso de siniestro) más barato, ya que, como padre o madre de familia respondes al perfil de conductor con experiencia y cauto; que va a respetar, por norma general, los límites de velocidad y va a evitar poner a los suyos en peligro. Que va a extremar la precaución porque lleva a sus hijos en el coche.

Son aspectos que te convierten, a ojos de las compañías, en conductor con un riesgo de accidente bajo. O al menos, menor que el de otros perfiles más inexpertos, más jóvenes, que no van a conducir con niños y tal vez sí con coches más potentes. Para que te hagas una idea, asegurar a todo riesgo sin franquicia un Grand Voyager 2.5 TD SE puede salirte por 716 euros de media, 434 euros para el todo riesgo con franquicia.

Si tenéis más de un coche, el seguro os puede costar menos

Considerando pues que el conductor más habitual para un Chrysler Grand Voyager es un padre o una madre de familia, se plantean otras situaciones que puedes (y deberías) tener en cuenta a la hora de contratar un seguro. Muchas familias han de contar, por necesidades “logísticas”, con más de un coche.

En cualquier caso, asegurarlos juntos es una forma de ahorrar. Existen compañías que ofrecen descuentos y ofertas especiales por traer un segundo coche y suscribir otra póliza con ellos. Si adquieres un segundo vehículo, ponte en contacto con tu compañía y averigüa si pueden hacerte una propuesta similar. Si estás buscando seguro y tienes dos coches, contempla esta posibilidad y compara lo que te ofrecen las compañías antes de decidirte por una u otra. Podrás beneficiarte de un buen ahorro.

Plantéate el nivel de protección que necesitas

Si acabas de adquirir este coche es de segunda mano, ya que el Grand Voyager ya no se comercializa (y la versión más actual en España es la que se lanzó en 2008). Dependiendo de la antigüedad del modelo que has adquirido o vas a adquirir quizás no necesites las mismas coberturas que cuando estrenas coche. Cuando el coche es completamente nuevo (menos de dos años desde la matriculación), una póliza a todo riesgo resulta muy recomendable, ya que, en caso de robo, incendio o pérdida total, la compañía te indemnizará a valor de nuevo.

Es decir, recuperarás tu inversión casi al completo (has de descontar el valor de los restos, si la aseguradora se queda con ellos en caso de siniestro total, por ejemplo). Cuando te has comprado un coche de segunda mano que no cuesta mucho más actualmente que lo que cuesta asegurarlo a todo riesgo, este tipo de póliza no resulta muy rentable.

Además, a partir del cuarto o quinto año de antigüedad la indemnización se reduce al valor venal (el valor de venta en el mercado de segunda mano). En este caso, los números parece que no cuadran. Por ejemplo, asegurar un Chrysler Grand Voyager 2.5 CRD Limited DVD (de 2002) cuesta una media de 593 euros para un todo riesgo con franquicia y sube hasta un precio medio de 1.129 euros si no quieres pagar franquicia. Para un modelo con quince años, sería más recomendable optar por el seguro a terceros. Este puedes asegurarlo por 326 euros, un precio algo superior a lo habitual para un seguro básico.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR