Seguro Citroen Jumper - Información Útil

El Citroën Jumper es la furgoneta comercial más característica de la marca japonesa. Fue presentada en 1994 en sustitución del Citroën C25 y, desde entonces, se ha convertido en todo un clásico y en el vehículo habitual de múltiples negocios. No obstante, precisamente su uso profesional puede repercutir negativamente en el precio de la póliza. De hecho, el precio medio del seguro a terceros básico para ella se encuentra en los 480 euros.

El Jumper, un vehículo para profesionales

El Citroën Jumper es un vehículo ideado para ser utilizado en el sector profesional. La marca francesa presume de que su Jumper es el modelo que presenta la mayor anchura de carga de su categoría (carga que va desde los 8 hasta los 17 metros cuadrados dependiendo de la versión). La posibilidad de carga es una de las características que más valoran los profesionales a la hora de decantarse por un automóvil u otro.

Las nuevas versiones del Jumper también cuentan con un equipamiento tecnológico (habitualmente) poco propio de un vehículo de estas características: manos libres por Bluetooth -muy útil para cualquier profesional durante su jornada laboral- y navegador GPS, indispensable a la hora de realizar entregas, reunirse con clientes o recoger material para la empresa de diferentes localizaciones.

Dicho lo cual, debes saber que el hecho de que sea una furgoneta destinada -en la gran mayoría de los casos- a un uso profesional puede tener una influencia negativa en el precio del seguro. Las aseguradoras suelen considerar que un automóvil que es utilizado a diario puede tener más probabilidades de sufrir un accidente. Todo ello sin mencionar que el estrés derivado de las presiones laborales puede verse reflejado en la conducción, lo que hace que los precios de los seguros de este tipo de vehículos comerciales suela ser superior al del resto de automóviles.

Por ejemplo, el seguro a terceros básico del Jumper Combi Club 27 C 2.5 TDI -una de las versiones más populares- tiene un precio medio de 512 euros. Esta misma modalidad de seguro para un turismo familiar suele rondar los 200 o los 250 euros, por lo que la diferencia es bastante evidente. Si por el contrario preferimos contratar un seguro a todo riesgo para esta misma versión -algo totalmente recomendable teniendo en cuenta que el Jumper es una herramienta más de trabajo- podemos hacerlo con franquicia por un precio medio de  870 euros y sin franquicia por un precio medio de 1321 euros.

Protege tu Jumper frente al robo

Las nuevas versiones del Citroën Jumper superan ampliamente los 20.000 euros, por lo que suscribir una cobertura antirrobo resulta muy recomendable. Si la furgoneta es sustraída, esta cobertura podría hacer que la compañía nos indemnice con el valor a nuevo (si nuestro Jumper tiene un año o dos de antigüedad -algo que varía en función de la aseguradora-)

Más allá del valor de la propia furgoneta, los delincuentes pueden ser conscientes de que en el interior de un Jumper dejas herramientas o productos de gran coste. Puede ocurrir que los malhechores no abran el vehículo con intención de llevárselo, sino para robar los objetos que se encuentran en su interior. Es importante conocer que el seguro no se hará cargo de todos aquellos elementos que no estén recogidos en la póliza, pero sí podría encargarse de correr con los gastos de reparación de todas aquellas piezas de la furgoneta que hayan sido dañadas por acción directa del robo, como las ventanas o las puertas rotas.

La cobertura de robo se encuentra incluida en la gran mayoría de los seguros a todo riesgo. Puedes conseguir el seguro a todo riesgo con franquicia del Jumper Combi Confort 27 M 1.9 D por un precio medio de 839 euros. Por otro lado, contratar esta misma modalidad de póliza para el Jumper D-Cab 35 XL HDI 120 tiene un precio medio de 917 euros. 

¿Tienes accesorios? Asegúralos

Es habitual que a los vehículos comerciales como la Jumper se le añadan algunos accesorios para aumentar -aún más si cabe- las posibilidades de carga. Nos referimos a los enganches para los remolques o a las bacas o portaequipajes que se colocan en la parte superior. Estos accesorios, fundamentales para algunas profesiones, no estarán recogidos en la póliza si los hemos incluido a posteriori, a menos que los hayamos declarado específicamente.

Si estos accesorios sufren algún daño o son robados, el seguro podría no hacerse cargo de los gastos de reparación o indemnización. Estos pueden ser declarados de forma excepcional a modalidades de seguro como los a todo riesgo, que en el Jumper D-Cab 35 L 2.5 D tiene un precio medio de 918 euros.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR