Seguro Ford Ka - Información Útil

El Ford Ka es un automóvil pequeño que se comercializa desde 1996. Se trata de un vehículo que ha ido renovándose con el tiempo, con la mejora de los acabados y la ampliación del espacio del interior del habitáculo. Si tienes uno y quieres asegurarlo, puedes hacerlo a terceros por un precio medio de 187 euros. No obstante, el hecho de que sea un automóvil dirigido para los jóvenes, puede tener consecuencias en el precio del seguro.

Ford KA, un coche perfecto para jóvenes

El Ford Ka es un modelo pequeño y versátil, por lo que generalmente es adquirido por personas jóvenes que utilizan el coche con frecuencia para hacer desplazamientos por la ciudad. En su versión 1.2 S-S Trend +, con motor de gasolina y 69CV, cuenta con unas dimensiones de 3.969 x 1.722 mm que lo hacen perfecto para moverse con agilidad por núcleos urbanos y que ayuda a encontrar aparcamiento de forma más fácil. Por un precio medio de 187 euros puedes asegurar esta versión a terceros básica, y por un precio medio de 260 a todo riesgo sin franquicia.

Sin embargo, la edad podría incidir negativamente en el precio del seguro. Y es que el público de entre 18 y 25 años supone un perfil de riesgo para las aseguradoras. Esto se debe a la escasa experiencia al volante que suelen tener los jóvenes, así como el tipo de partes que presentan que, por regla general, suelen revestir mayor importancia (y en consecuencia costarle más a las aseguradoras en concepto de indemnizaciones).

No obstante, existen algunas aseguradoras como MAPFRE o AXA que se han preocupado por el colectivo de los jóvenes conductores y han diseñado productos dirigidos específicamente para ellos. Por ejemplo, MAPFRE cuenta con los seguros de coche para jóvenes YCAR, que son para conductores de entre 18 y 30 años. Estas pólizas ofrecen la posibilidad de pagar el seguro en función de la forma de conducir y del grado de responsabilidad al volante.

Por su parte, AXA ofrece el seguro AutoFlexible para jóvenes con el objetivo de diseñar un seguro a medida para sus viajes en automóvil. Puedes asegurar el Ford Ka 1.2 Titanium + por un precio medio de 199 euros, y el 1.2 Urban por 210 euros, si lo contratas a terceros. Y si optas por un todo riesgo, el precio medio de las versiones es de 273 euros y 283 euros, respectivamente, si eliges suscribir la póliza con una franquicia.

¿Un Ford Ka antiguo? El precio del seguro puede aumentar

El Ford Ka cuenta con algunas versiones muy antiguas, como el Ka 1.3 de 60CV de 1998, que es un vehículo destinado a realizar desplazamientos cortos y frecuentes en la ciudad. Este tipo de automóviles son ideales para ir de casa al trabajo o visitar lugares cercanos. Estos coches pueden averiarse con mayor facilidad debido al desgaste lógico de las piezas -entre otros motivos-.

Asimismo, es necesario tener en cuenta que estos fallos pueden dejarnos varados en la carretera o, peor aún, producirse sobre la marcha pudiendo provocar un accidente. Las compañías no son ajenas a esta cuestión, por lo que podrían subir el precio del seguro si el Ford Ka es antiguo.

Por lo tanto, es muy interesante tener suscrita en nuestra póliza la cobertura de asistencia en carretera, una prestación habitualmente incluida en los seguros a todo riesgo. En el Ford Ka 1.3, el precio medio de un seguro a todo riesgo con franquicia es de 363 euros, y de 598 euros sin franquicia. Sin embargo, hay compañías que tienen pólizas específicas, –no necesariamente a todo riesgo– que prestan este tipo de servicio.

Por ejemplo, MAPFRE ofrece un “Seguro de avería mecánica de coches” concebido para cubrir las piezas y el coste de la mano de obra que se precise ante posibles fallos. Por otro lado, hay compañías que cuentan con ampliaciones de las coberturas a terceros, como la posibilidad de contar con vehículos de sustitución en el caso de que se produzca un siniestro grave o si el vehículo tiene que estar en el taller más de 24 horas.

Un coche femenino

Este modelo de coche es perfecto también para mujeres jóvenes. Sus dimensiones facilitan el aparcamiento del coche en cualquier lugar: en el supermercado, en el centro médico o en el colegio. Su diseño, de líneas redondeadas y sus acabados en colores brillantes lo convierten también en uno de los preferidos por este target.

Dicho lo cual, cabe comentar que hasta el 2012 las compañías ofrecían precios distintos a mujeres y hombres, siendo estas primeras las que mejor paradas salían al respecto. Las aseguradoras afirmaban que este hecho se debía a que los índices de siniestralidad de los hombres eran superiores. Sin embargo, en 2012 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea prohibió que el sexo fuera un factor determinante a la hora de establecer el precio del seguro del coche. Es por ello que puede ser tenido en cuenta la edad del conductor o su experiencia, pero no el sexo.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR