Seguro Jeep Cherokee - Información Útil

El uso que le das a tu coche es un factor que las aseguradoras tienen en cuenta a la hora de calcular el precio de tu seguro. De hecho existen diferencias significativas en función del tipo de vehículo. Por ejemplo, no es lo mismo si se trata de uno que vas a destinar para trabajar, que si tienes un SUV todoterreno ideal para salir de escapada al campo. Es el caso del Jeep Cherokee, en cuya prima influirá el riesgo de que necesites asistencia en carretera pero también otras variables como su relación potencia peso. A priori y para que te hagas una idea puedes obtener un seguro a terceros básico para tu Jeep por un precio medio de 226 euros.

Un SUV todoterreno premium

El Jeep Cherokee ha tenido multitud de versiones, desde que la firma lo lanzara en 1974. Su carrocería ha ido cambiando, y ha cambiado de un aspecto de todoterreno más tradicional, a un SUV offroad, un híbrido a medio camino entre monovolumen y todocamino. Un coche robusto con un sistema de tracción ideal para salir del asfalto y enfrentarse a caminos complicados. Sus características y prestaciones, sin embargo, hacen que su modelo más económico —el Limited 2.0 Mjet— roce los 31.000 euros; y que el más caro –el Jeep Cherokee 2013 2.2 Multijet AWD Automático Overland–, alcance los 56.000 euros.

Un punto en el que contratar un seguro a todo riesgo que nos cubra ante cualquier imprevisto (si es nuevo) será muy recomendable. Por desgracia, la aseguradora también tendrá en cuenta el valor de tu Jeep Cherokee, a la hora de calcular el importe de tu seguro a todo riesgo, que cubre la cobertura frente a robo, incendio y daños propios. Si tienen que ofrecerte el precio de venta (durante los dos primeros años, es así normalmente), el riesgo que corren al asegurarte será alto.

Algo similar ocurre con el cálculo de las reparaciones, si estima que las piezas son más caras que las de otro vehículo, por ejemplo. Con todo, si cuentas con un 2.5 TD sport el puedes asegurarlo a todo riesgo sin franquicia por una media de 696 euros. Si optas por un seguro a todo riesgo con franquicia, el precio medio baja a los 356 euros.

El uso offroad, determinante

Además de tener en cuenta su valor, las aseguradoras se fijarán en su denominación comercial: “SUV todoterreno con certificación Trail-Rated”. ¿Y esto qué quiere decir? Que es un vehículo que cumple con los requisitos para ser considerado un 4x4 –tracción, distancia al suelo, maniobrabilidad, articulación y capacidad de vadeo– para enfrentarse a cualquier camino. Este certificado se obtiene sometiendo al coche a pruebas específicas.

En definitiva: que puedes salir del asfalto tranquilamente y recorrer vías no aptas y otros caminos a los que otros coches no pueden llegar. Por desgracia, la aseguradora no lo verá con tan buenos ojos como tú a la hora de calcular el importe de coberturas como la asistencia en carretera (puede ofrecerse como garantía opcional para cualquier póliza o puede incluirse de serie). ¿El motivo? Que puedas salir habitualmente del asfalto supone más posibilidades de necesitar ser rescatado o remolcado. Y eso probablemente se reflejará en el precio.

Además, si conduces un Jeep Cherokee te interesará que se incluya el rescate en vías no aptas. Pero precisamente es una de las exclusiones más populares de la cobertura de asistencia. No obstante, si comparas las diferentes ofertas en seguros podrás encontrar excepciones en alguna compañía.

También es recomendable que conozcas otras condiciones que suele reflejar la letra pequeña. Por ejemplo, en cuanto al remolcaje. Pueden ofrecerte libertad para elegir el taller al que quieres que la grúa lleve tu vehículo, pero normalmente será así mientras esté en un radio determinado de kilómetros desde el lugar del siniestro. Si estás en el campo practicando offroad, es posible que tu taller de confianza se encuentre alejado. Si buscas un seguro que cubra la asistencia, puedes añadirla a tu seguro a terceros o contratar un todo riesgo.

Si es antiguo, mejor un seguro a terceros

Siendo un coche que se comercializa desde hace tantos años, es probable también que hayas adquirido (o heredado, quizás) un modelo ya descatalogado. Dicho lo cual y si hablamos en términos de rentabilidad, cuando un coche tiene más de diez años, un seguro a todo riesgo puede no salirte a cuenta. Y es que, si perdieras tu coche por robo o siniestro total, lo que recuperarías es su valor venal; es decir, su valor de venta como coche usado. Es así a partir del quinto año desde la fecha de matriculación por regla general.

Es el caso del 2.1 TD, uno de sus modelos más antiguos. El precio medio de su seguro a terceros básico es de 305 euros. Pero si quieres contratar un seguro a todo riesgo sin franquicia para él, tendrás que asumir una prima de 826 euros de media sin franquicia, o de 478 euros si prefieres el todo riesgo con franquicia.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR