Seguro Lancia Delta - Información Útil

El Delta es un turismo de la firma italiana Lancia que se dejó de fabricar en 2013 y que fue muy popular en los años 80 y 90. Precisamente por esto, es probable que el tuyo tenga varios años de antigüedad. Por desgracia, la edad del coche es un factor que podría influir negativamente a la hora de calcular un seguro para él. En todo caso, no es el único, sino que existen muchos otros que comentaremos seguidamente, que sitúan el precio medio de una póliza básica para él en los 199 euros.

La potencia de tu Lancia Delta puede ser importante

El Lancia Delta se lanzó por primera vez en 1980 como un coche familiar o berlina: grandes dimensiones, habitáculo amplio con cinco plazas, carrocería de cinco puertas, etc. Sin embargo, también ha contado con versiones más compactas y aerodinámicas -como la tercera generación-. Tras unos años de parón en la producción, fue relanzado en 2008 con un acabado más deportivo.

La diferencia más relevante entre unas versiones y otras la establecen las prestaciones del motor. Este modelo dispone de motorizaciones que van desde los 75 CV de las versiones más económicas, hasta los 215 CV de la última generación. De ahí que a la hora de asegurar tu Lancia. Dicho lo cual, deberás tener en cuenta que una baja relación peso-potencia (baremo que utilizan las compañías para dictaminar la peligrosidad de un vehículo) puede suponer un incremento de la prima.

Por ejemplo, si nos fijamos en el Delta Oro 1.8 Di TurboJet -una de las versiones más potentes- vemos que presenta una relación peso-potencia de 7,1 kg/CV: justo en el límite a partir del cual un coche es considerado potencialmente peligroso. Nada que ver con un Lancia Delta 1.4 TurboJet, cuya relación peso-potencia es de 11 kg/CV.

Una relación peso-potencia baja significa que el vehículo está capacitado para alcanzar grandes velocidades en espacios muy cortos de tiempo, algo que incrementa la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico (por regla general). Las compañías suelen tener en cuenta este factor, por lo que el seguro de las versiones más potentes suele ser más caro.

Si tienes un Delta 1.6 M-JET 120 Oro (que tiene un valor de peso-potencia de 12,3 kg/CV), asegurarlo a todo riesgo sin franquicia puede costarte una media de 604 euros; 291 euros de precio medio si se trata de un todo riesgo con franquicia. Estos precios suben cuando se trata de una versión más potente. En el caso del 1.9 M-JET 190 Executive, que tiene una relación peso-potencia de 8,8 kg/CV, un seguro a todo riesgo sin franquicia tiene un precio medio de 915 euros, mientras que con franquicia el importe medio es de 420 euros.

¿Tienes un Delta antiguo? Elige bien las coberturas

Uno de los factores que suelen tener gran incidencia en el precio del seguro es la edad del vehículo -sobre todo en lo que respecta a coberturas como la asistencia en carretera-. Un automóvil con varios años de antigüedad suele sufrir averías con más frecuencia que un modelo nuevo, por lo que necesitará más a menudo utilizar el servicio de asistencia en viaje. En el caso del Lancia Delta, que es un coche que puede contar con varias décadas de antigüedad, la compañía puede establecer un precio más caro si contratas este servicio.

Otra cobertura importante es la de robo e incendio, especialmente si tu coche tiene cinco años o más. Debes tener en cuenta que, pensando en términos de pérdida total del coche, la compañía te indemnizará por el valor venal del vehículo (el cual suele estar muy alejado de su precio de compra). Por eso tienes que decidir si te resulta rentable suscribir este servicio.  

Y es que el precio de un automóvil se va devalúa con el paso de los años. Cuando acabas de estrenar coche, un seguro a todo riesgo es la opción más recomendable: te permite recuperar el valor de nuevo durante los dos primeros años si sufres una pérdida total (en algunos casos solo durante el primer año). Sin embargo, si tiene más de una década de antigüedad es posible que su precio de venta en el mercado de segunda mano no compense el coste de asumir cada año la prima de una póliza a todo riesgo.

Ahora bien, esta es una decisión personal. Si quieres contar durante muchos años con tu Delta, una póliza a todo riesgo te facilitará tenerlo en perfecto estado. Si finalmente lo vendes para comprarte otro, un buen mantenimiento puede permitirte venderlo por un buen precio. Además, esta modalidad de seguro te proporciona la tranquilidad de saber que tu coche está protegido ante cualquier daño (incluso si has sido el responsable, gracias a la cobertura de daños propios).

Un seguro a todo riesgo también te permite beneficiarte del mayor número de garantías, como una asistencia en carretera completa o de la defensa jurídica. En este caso, el coste medio medio del seguro a todo riesgo sin franquicia del Delta 1.4 T-JET 120 Oro -una de las versiones más vendidas en España- es de 458 euros. Si prefieres asumir la franquicia, puedes contratarlo por un precio medio de 231 euros.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR