Información útil para asegurar un Lotus

Si eres un amante de la velocidad probablemente también te gusten los coches Lotus. Esta compañía cuida con esmero los acabados de sus automóviles, conjugando en ellos la calidad y el lujo con una imagen muy cercana a los clásicos. La firma británica es especialista en fabricar vehículos deportivos bajo una premisa simple pero innovadora: dar prioridad a la ligereza antes que a la potencia, lo que hace que sus vehículos cuenten con una gran capacidad de aceleración.

A la hora de negociar el seguro de nuestro Lotus, esta potencia característica de la marca de Norfolk puede ser un factor muy importante. El hecho de que sea un coche con una baja relación peso-potencia hace posible que pueda alcanzar altas velocidades en periodos cortos de tiempo, algo que puede aumentar las posibilidades de sufrir un siniestro. Esta es una de las principales razones por las que el precio del seguro de un Lotus suele ser más caro que el de un coche convencional.

En cualquier caso, estos no son los únicos condicionantes que pueden determinar el coste de la póliza de nuestro Lotus. Por eso te aconsejamos visitar el comparador de Acierto.com, donde obtendrás los precios y las coberturas de las 30 aseguradoras más importantes del mercado.

Selecciona tu modelo para ampliar la información

La historia de la marca

En 1952, Colin Chapman quiso crear una marca que se especializara en la producción de vehículos deportivos que incluso pudiesen competir en pruebas deportivas. De esta idea nació Lotus Engineering Ltd, una firma que se convirtió, con el tiempo, en todo aquello que Chapman soñaba.

La entidad estableció su base en Norfolk (Reino Unido), donde nació su primer modelo de competición: el Mark IV. El primer vehículo que Lotus comercializó fue el Seven, nacido en 1957 y precursor de una línea que continuaron los modelos Elan (1962) y Europa (2006). En 1958 la firma se metió de lleno en el mundo de las carreras deportivas tras la creación del Team Lotus, que llegó a participar en la prestigiosa Fórmula 1 desde ese mismo año hasta 1995, además de una fugaz vuelta en 2011. La marca británica cosechó numerosos éxitos en el circuito profesional y puede presumir de tener siete campeonatos mundiales y de haber contado con pilotos como Jim Clark o Emerson Fittipaldi.

La compañía, no obstante, atravesó una grave crisis en 1982 como consecuencia de la muerte de su creador, hecho que derivó en la venta de la empresa a General Motors en 1986, que más tarde la traspasó al grupo ACBN luxemburgués (1993). En 1996, Perusahaan Otomobil Nasional Bhd -una compañía malasia- se hizo con un gran paquete de acciones de la empresa. Paradójicamente, es en este año cuando Lotus lanzó su modelo más exitoso, el Elise. Impulsado por este éxito, la compañía desarrolló modelos como el Exige (2000) o el 2-Eleven (2007).

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR