Seguro Mitsubishi L200 - Información Útil

El uso que le des a tu coche (si viajas habitualmente con él, si apenas lo usas, si es tu vehículo de trabajo) influye en el precio del seguro. Con un vehículo tipo pick-up, pensado para circular por cualquier camino como el Mitsubishi L200, incluir la asistencia en carretera podría encarecer el precio de tu póliza. Pero no es lo único que cuenta. De hecho,  asegurar a terceros tu Mitsubishi L200 tiene un coste medio de 243 euros.

Un coche versátil

Por un lado, estamos ante un coche nada convencional: un vehículo con carrocería pick-up. Al contar con tanto espacio de carga (la caja mide más de un metro de longitud) es ideal para transportar mercancías, herramientas de trabajo (si se le da un uso comercial) o incluso una moto o una tabla de surf. En cualquiera de esos escenarios lo que se plantea la aseguradora a la hora de valorar riesgos y estudiar el posible uso que vas a darle a un Mitsubishi L200 es que se trata de un coche que pasa tiempo en la carretera, ya sea porque le des un uso comercial (fácil, siendo una camioneta) o porque seas un aventurero al que le gusta transitar por todo tipo de caminos.

Son situaciones en las que por norma general vas a requerir más veces de la asistencia en carretera que alguien que asegura un turismo. Si hablamos de las posibilidades de que necesites una grúa o un equipo de reparación in situ o que tengan que rescatarte de una vía no apta, cuenta mucho el tiempo que pasas en la carretera. Es decir, que cuanto más lo uses tu coche (para trabajar, para viajar), más posibilidades tendrás de usar este servicio.

La asistencia en carretera es una de las coberturas más costosas para las compañías, por lo que podrá derivar en una subida en el precio del seguro. Puede notarse especialmente en casos como los de este coche, que cuenta con versiones específicas para el “offroad” como el DC 4x4 pick-up. Se suma además otro factor negativo: la antigüedad (ya está descatalogado). Este dato es clave a la hora de contratar un seguro que requiera asistencia en carretera, puesto que cuanto más años tenga, más posibilidades hay de que se averíe y necesite de esta cobertura.

Por todo ello, su seguro a terceros básico (que por norma general no incluye la asistencia en carretera) ya cuesta una media de 297 euros. Si quieres asegurarlo a todo riesgo, el precio llega a los 890 euros de media (sin franquicia) y a los 474 euros de media para un todo riesgo con franquicia.

Si lo compras nuevo, ojo con la cobertura de robo

Si te gastas entre 22.000 y 36.000 euros (lo que cuesta un Mitsubishi L200 nuevo, según versiones) en un coche, lo más probable es que también inviertas en un buen seguro a todo riesgo o que, al menos, incluya la cobertura de robo. Esta garantía es recomendable cuando acabas de estrenar coche y el riesgo al que te expones en caso de robo, incendio o daños propios puede ser más alto que el que corres cuando tienes un coche de segunda mano por el que sólo obtendrías su valor venal.

Contar con la cobertura de robo, incendio y daños propios supone tener la tranquilidad de que, pase lo que pase, no vas a perder tu coche. Y que los daños por intento de robo o los que tú mismo puedas causarle quedarán cubiertos con esta garantía. Pero ojo, porque tener esta tranquilidad puede ser más cara cuanto más lo sea el coche. Si tiene menos de dos años, ante alguno de los supuestos que planteamos tendrían que ofrecerte el valor de nuevo del automóvil.

Pese a todo esto, si quieres contar con esta cobertura, ya sea por lo que cuesta este coche si lo adquieres nuevo o porque lo uses para trabajar y no puedas prescindir de él porque perderías tu fuente de ingresos, la opción de asegurarlo a todo riesgo sería la más recomendable, aunque la decisión final siempre es tuya. En cualquier caso, si decides contar con esta garantía asumiendo que te costará más que si tuvieras otro tipo de coche, puedes tomar medidas para conseguir que sea algo menos cara.

Hablamos del riesgo de robo, por lo que el nivel de seguridad cuenta y mucho. No es lo mismo aparcar en la calle que alquilar una plaza en un garaje. Y si éste cuenta con vigilancia (ya sea personal o a través de un sistema de cámaras), mejor que mejor. En este caso, la exposición al riesgo de robo es menor. Estás tomando las medidas necesarias para que sea más difícil que te lo roben.

Lo mismo si decides equipar tu coche con una alarma o un sistema antirrobo. Pero ojo, porque según el modelo puedes encontrarte con que estos no están incluidos de serie. En tal caso, lo recomendable, para aumentar la seguridad, sería añadirla. Pero no olvides que has de declararla en la póliza como accesorio extra si no viene instalada de fábrica.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR