Seguro Mitsubishi Lancer - Información Útil

A la hora de valorar el riesgo que supone asegurar un coche las aseguradoras tienen en cuenta factores como el tipo de vehículo, si se trata de un familiar, un vehículo potente y otra serie de variables. En el caso del Mitsubishi Lancer, se trata de un coche que cuenta con diferentes versiones, desde una coupé hasta otra familiar, pasando por la nueva generación, especialmente potente. El precio de un seguro puede variar mucho, según el modelo. Si tienes un Lancer SpBack 2.0 DI-D Invite, por ejemplo, puedes contratar un seguro a terceros por un precio medio de 201 euros.

Un coche descatalogado

Hay otros riesgos además del de sufrir un accidente que la aseguradora va a tener en cuenta a la hora de asegurar tu Mitsubishi Lancer, como el de que se produzca una avería. Para valorar este riesgo, se van a fijar muy especialmente en la antigüedad. Cuantos más años hayan pasado desde la fecha de matriculación, mayor será el riesgo de avería asociado al coche y, por tanto, más posibilidades tendrás de necesitar la cobertura de asistencia en carretera.

El Mitsubishi Lancer fue descatalogado en 2013, por lo que su versión más nueva tiene cuatro años como mínimo, que se incrementan si hablamos de los primeros modelos. Durante los cinco primeros años, puede salirte muy rentable contar con un seguro a todo riesgo, ya que en caso de siniestro total, por ejemplo, incluso podrías recibir el valor de mercado. Pero lo más habitual es que te ofrezcan el valor venal mejorado. El asunto cambiará si tiene más de cinco.

Pero conforme aumente la edad del coche, también lo hará (habitualmente) la prima del seguro; y esto se dejará notar especialmente en un seguro a todo riesgo. Con el Mitsubishi Lancer pasa lo mismo: su modelo 2.0 Evolution VIII, cuya primera generación se lanzó en 2003, y que es de los más caros de asegurar: 339 euros para un seguro a terceros básico y a partir de 1.275 euros si quieres contratar un seguro a todo riesgo sin franquicia. El seguro para el modelo SpBack 2.0 DI-D Motion, de 2012, tiene, en cambio, un precio medio de 236 euros para el terceros básico y de 668 euros si optas por un seguro a todo riesgo sin franquicia.

Si tienes la versión deportiva, el seguro puede subir

Dentro de la gama del Mitsubishi Lancer se lanzaron versiones con más o menos potencia y con distinto carácter. El Lancer Evolution VIII es una de las que apostaron por ella, con una carrocería con estilo muy deportivo, 265 CV y una relación peso/potencia de 5.9 kg/CV. Por debajo de 7, esta relación se empieza a considerar como un indicativo de la peligrosidad del coche y, por tanto, del riesgo de accidente. Con esta cifra, el Lancer Evolution VIII puede tener más posibilidades de verse implicado en un accidente que un coche con una relación peso potencia de 10 kg/CV o más. De hecho, es posible conseguir un seguro a todo riesgo por una media de 552 euros si tu Lancer es un SPback 1.5 Invite de 109 CV y una relación peso/potencia de 11,83 kg/CV.

La potencia del Lancer Evolution o su diseño exterior con parrilla deportiva y spoiler deportivo trasero no son los únicos detalles que hacen pensar que estamos ante un tipo de Lancer para un conductor muy concreto. También lo son su volante deportivo de cuero, el equipo de sonido premium Rockford Fosgate con nueve altavoces, y el servidor de música con 8 Gb de capacidad de almacenamiento.

Por todas estas razones, las distintas versiones Evolution presentan algunas de las mayores primas: un seguro a terceros para un Mitsubishi Lancer 2.0 Evolution IX Ultimate va a costarte de media 339 euros. Si lo que buscas es un seguro a todo riesgo, debes saber que su precio medio es de 1.275 euros.

Si es de segunda mano, plantéate qué seguro te conviene

Tratándose de un coche descatalogado, si adquieres ahora alguna de las versiones de los Lancer que se han lanzado al mercado, será de segunda mano. Hay modelos de 2010 como el 2.0 DI-D Intense-Tech que, probablemente por factores como su antigüedad, cuestan una media de 883 euros de asegurar a todo riesgo.

Con un coche que se acerca a la década, un seguro a todo riesgo no tiene la misma utilidad que con un coche recién estrenado. Estar protegido para coberturas como el robo, se hace más necesario cuanto más nuevo (y/o más valioso) sea el vehículo. También tiene que ver con lo que te van a ofrecer por él si, más allá de que te lo roben, tienes un accidente en los que se le declare siniestro total.

A partir del quinto año desde la fecha de matriculación, las indemnizaciones que habitualmente se ofrecen en caso de robo, incendio o pérdida total equivalen al valor venal del coche. Y, teniendo en cuenta la depreciación que este va experimentando con el paso de los años, lo que vas a obtener por él podría ser insuficiente comparado con asumir anualmente una prima tan alta.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR