Seguro Renault Twizy - Información Útil

Hay coches que tienen necesidades más específicas que otros. Esto es lo que ocurre con los vehículos eléctricos como el Renault Twizy, ya que tienes que tener en cuenta aspectos que no se consideran en un coche de gasolina o diésel, como los posibles fallos en la batería o la necesidad de contar con una asistencia en carretera completa. Asegurar un coche eléctrico puede resultar bastante asequible, considerando que puedes conseguir el seguro a terceros básico para tu Twizy por un precio medio de 137 euros.

¿Qué coberturas necesita un vehículo eléctrico como el Twizy?

Como decimos, un coche eléctrico requiere coberturas diferentes a las de un vehículo convencional. Cuenta con un motor eléctrico que no requiere de combustible, pero que limita sensiblemente su autonomía. En el caso del Renault Twizy, se reduce a un máximo de 100 kilómetros.

Por lo tanto, es muy recomendable contar con la tranquilidad de una asistencia en carretera completa, que incluya el remolcaje en caso de quedarte sin carga en la batería. En este punto, es importante que revises la letra pequeña sobre el servicio de grúa: muchas compañías lo ofrecen a partir del kilómetro 25 de distancia del domicilio y no desde el kilómetro 0.

Actualmente (y así será por muchos años más), existen más gasolineras que puntos de recarga de coches eléctricos. Por eso es importante contar con una asistencia completa que asista en cualquier lugar, sin importar a qué distancia estás de tu domicilio -es difícil que un vehículo como el Twizy se aleje a más de 25 kilómetros-.

Proteger el cable de recarga es otra de las prioridades en un coche eléctrico, ya que es un elemento caro y susceptible de ser robado. Normalmente las pólizas específicas para vehículos eléctricos e híbridos enchufables -como la Póliza Respira de MAPFRE- suelen incluir la cobertura de robo de cable de recarga.

Particularidades del Renault Twizy a la hora de contratar un seguro

Uno de los aspectos por los que destaca el Renault Twizy es por su singular diseño. Tiene un aspecto futurista (las puertas se abren hacia arriba), una carrocería atípica con líneas curvas y un habitáculo que solo deja espacio para dos personas; que, además, han de ir como si viajaran en moto (el pasajero justo detrás del conductor). No hay asiento de copiloto tal y como se suele concebir en un coche “normal”.

Pero, además, estas puertas abatibles son opcionales: ellos las llaman “protecciones laterales” y cuesta 595 euros añadirlas a la equipación. Esto es importante de cara al seguro, puesto que los elementos o accesorios que no vengan de serie con un vehículo no quedan cubiertos si no los declaras como accesorios extra en la póliza. Es más: hay compañías que ni siquiera te permiten incluir accesorios no de serie en la cobertura de daños propios.

También resulta importante comprobar si estas puertas abatibles quedan cubiertas por la cobertura de lunas, puesto que no cuentan con “ventanillas” al modo tradicional. Es una de las particularidades que pueden afectar a tu seguro, por lo que es aconsejable que revises las condiciones generales antes de contratar un seguro de coche.

En lo que respecta a su seguridad, el hecho de que no pueda alcanzar más de 80 km/h lo convierten en un coche potencialmente menos peligroso que cualquier otro turismo cuya velocidad máxima supera ampliamente esta cifra. Por eso las aseguradoras suelen considerar que las posibilidades de tener un accidente grave con el Twizy son muy reducidas. Este hecho puede repercutir de forma positiva en el precio del seguro, ya que no suele haber daños personales importantes.

Por este motivo -además de otros, como su reducido precio-, asegurar a todo riesgo un Renault Twizy Urban tiene un precio medio de 589 euros, si lo contratas sin franquicia. Si, por otro lado, optas por un seguro a todo riesgo con franquicia, el coste medio desciende hasta los 280 euros.

Si eres joven, plantéate un seguro que piense en ti

A la hora de buscar el mejor seguro para un Renault Twizy no solo tienes que valorar las coberturas en relación al vehículo, sino que es igual de importante que el precio y las condiciones de la póliza se adapten a ti. En este caso, dado que es un vehículo pequeño y económico, es posible que seas un conductor novel.

Pese a que muchas compañías pueden rechazarte si tienes menos de 26 años y/o menos de dos años de antigüedad de carnet, también existen las que ofrecen un seguro específico para conductores jóvenes. Aquí entra en juego la importancia de comparar: no todas las pólizas son iguales y no todas las compañías cuentan con las mismas garantías cuando se trata de asegurar a este perfil de conductor.

Puedes optar por un seguro que ofrezca coberturas diseñadas específicamente para el público joven, como la asistencia nocturna que incluye Línea Directa en su seguro de coche especial Jóvenes: si has bebido y no estás en condiciones de coger el coche, la compañía te ofrece un servicio de recogida en taxi y de traslado de tu vehículo.

Balumba tampoco impone restricción de la edad y ofrece pólizas desde el momento en el que cuentes con tu permiso B. Entre las compañías tradicionales, destaca la oferta de MAPFRE (con su póliza YCAR) o el Seguro AutoFlexible de AXA para conductores jóvenes, en el que puedes configurar a tu gusto las coberturas y garantías por las que quieres pagar. Además, ofrece ventajas como el Servicio de Reparación FlexiRapid (ellos se ocupan de todo en caso de reparación por siniestro) y el Compromiso de Grúa: si tarda más de 60 minutos en asistirte, te abonarán 60 €.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR