Seguro Rover 75 - Información Útil

El Rover 75 es una berlina que la británica MG Rover fabricó desde 1999 hasta 2005, año en que Saic compró la marca. Se trata de un vehículo elegante y cómodo de conducir pero que, no obstante, en la actualidad supera los diez años de antigüedad. Este hecho puede incidir de forma negativa en el precio del seguro, tanto, que el precio medio de asegurar tu Rover es de 259 euros.

La antigüedad del 75 puede aumentar el precio del seguro

Como decíamos, el Rover 75 dejó de fabricarse en 2005. Esto quiere decir que hasta sus últimas versiones -que contaban con un motor V8- tienen más de una década de antigüedad. Este hecho no suele pasar desapercibido por parte de las compañías de seguros, sabedoras de que un automóvil antiguo no está en disposición de ofrecer la máxima garantía en cuanto a medidas de seguridad. El desgaste -tanto por el tiempo como por los kilómetros recorridos a lo largo de los años- hacen perder eficacia a los diferentes elementos del coche que se encargan de la seguridad.

Por esta razón, un vehículo antiguo puede tener un seguro más caro. Sin embargo, no debemos reparar únicamente en las consecuencias económicas, sino también en el riesgo que entraña conducir un coche de estas características. Un automóvil de más de diez años, además de poner en peligro la integridad física de sus ocupantes, también arriesga la vida de los pasajeros de los demás vehículos. Solo deberíamos conducir un coche de tales características si podemos garantizar que se encuentra en perfectas condiciones.

Como prueba, podemos mencionar el dato de que en 2016 la edad media de los vehículos que se vieron envueltos en accidentes mortales fue de 13,6 años. Esta estadística está facilitada por la Dirección General de Tráfico y nos debe concienciar del peligro que supone conducir un coche antiguo.

Así, asegurar a terceros el Rover 75 Classic 2.0 CDT Tourer -vendido sobre todo en 2002 y 2003- tiene un precio medio de 354 euros. Se trata de un coste muy elevado comparado con otras berlinas de similares características más modernas. La diferencia se acentúa en los seguros a todo riesgo -ya que este seguro incluye coberturas como la asistencia en carretera-, con lo que el precio medio con franquicia para esta versión es de 565 euros, y sin franquicia el coste medio alcanza los 987 euros. 

Un coche caro, ¿mejor un todo riesgo?

A pesar de su antigüedad, el Rover 75 es un vehículo que aún sigue teniendo un gran valor. De hecho, su valor de nuevo cuando dejó de comercializarse rondaba los 30.000 euros -una cifra nada desdeñable-. Un vehículo de estas características sufre una menor devaluación que otros turismos más convencionales. Además, es posible que algún dueño del 75 quiera conservarlo en perfectas condiciones a lo largo de los años -por motivos sentimentales-, aunque no circule habitualmente con él.

Por ello, una buena opción es suscribir una póliza a todo riesgo. Esta modalidad de seguro suele incluir la cobertura de robo, que también resulta muy interesante debido a lo tentador que puede ser un automóvil como el 75 a ojos de un delincuente. Además de esta cobertura, algo que puede ayudar a protegerlo es aparcarlo en un garaje o en un parking vigilado. No solamente se disminuye la probabilidad de sufrir un robo, sino que también se evita el posible golpe de otro automóvil o las consecuencias atmosféricas como la lluvia o el granizo -que desgastan la pintura-.

Dicho esto, podemos asegurar a todo riesgo el 75 Classic 2.0 CDT con franquicia por un precio medio de 434 euros. Suscribir esta misma modalidad sin franquicia tiene coste medio que asciende hasta los 771 euros.

Un vehículo para conductores veteranos

Por sus características, el Rover 75 parece estar muy lejos de ser un coche del gusto de los más jóvenes. Es una berlina clásica, elegante y familiar, por lo que podemos presuponer que el perfil del conductor habitual de este modelo será el de una persona con varios años de experiencia al volante, responsable y cauta en la conducción.

Este perfil suele estar muy bien valorado por parte de las aseguradoras, ya que consideran que estos clientes tienen una probabilidad más baja de verse envueltos en algún tipo de incidente que, por ejemplo, las personas jóvenes. Por ello, estos conductores pueden obtener algún rebaja en la prima de su póliza.

De esta forma, el seguro a terceros básico del Rover 75 Classic 2.0 CDTI -una de las versiones más populares en España- tiene un precio medio de 259 euros. Suscribir una póliza a todo riesgo -tal y como hemos recomendado anteriormente- tiene un precio medio de 402 euros si lo hacemos con franquicia, mientras que sin franquicia el coste medio es de 808 euros.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR