Seguro Skoda Scout - Información Útil

El Skoda Scout es un automóvil amplio familiar con estética campera que, además, cuenta con tracción a las cuatro ruedas. Esto significa que se trata de un coche perfecto para los viajes familiares y las aventuras, tal y como indica su nombre. Debes saber que el uso que le des a tu vehículo puede ser muy importante en el cálculo del seguro, aunque existen otros parámetros que también pueden afectar. En principio, el precio medio de una póliza a terceros básica para tu Scout es de 140 euros.

Scout, un familiar con alma aventurera 4x4

Cabe destacar que el Skoda Scout tiene una denominación exclusiva para el mercado español, ya que en el resto del mundo es conocido como Octavia Combi Scout. Es un vehículo que combina la tracción a las cuatro ruedas (4x4) con el hecho de ser familiar -tiene capacidad para cinco pasajeros y un gran maletero-. Se trata de un coche creado para viajar en familia que es capaz de circular por cualquier tipo de vía con comodidad, incluso por las que no están asfaltadas. Sin embargo, debes ser consciente de que realizar este tipo de conducción puede ser arriesgado, ya que algunas compañías no prestan asistencia en este tipo de vías.

La primera generación nació en 2007, por lo que en actualidad hay versiones circulando con una década de antigüedad. Precisamente, el período que las aseguradoras comienzan a considerar un vehículo como antiguo, ya que es más propenso a las averías y, por consiguiente, a los accidentes. De ahí que, ante ese mayor riesgo, las compañías puedan presentar limitaciones a determinadas coberturas (como por ejemplo la asistencia en carretera) o bien incrementen los precios de la póliza. Por este motivo es conveniente que, si tu Scout pertenece a las primeras versiones, adaptes tu seguro y contrates las coberturas necesarias y desestimes las que no te sean útiles.

Por ejemplo, el seguro a todo riesgo es muy importante sobre todo en los dos primeros años ya que, en caso de siniestro total, la aseguradora normalmente te pagará como indemnización el valor de nuevo del vehículo (precio inicial en el concesionario). A partir del tercer año el pago es el de valor venal mejorado (importe mucho menor). En consecuencia, si tu Skoda tiene algunos años es probable que te convenga una póliza a terceros con la ampliación de las coberturas que te sean necesarias.

Para que tengas una referencia, el precio medio de un seguro a terceros para el Scout 2.0 TDI  -una de las primeras versiones más exitosas- es de 140 euros. Si te decantas por una póliza a todo riesgo con franquicia podrás contratarla por un importe medio de 280 euros y, sin franquicia, de 610 euros.

Un coche para la familia suele tener un conductor responsable

El Skoda Scout es un automóvil familiar, por lo que el perfil del conductor en este caso parece muy definido: es muy probable que sea el de una persona con experiencia y responsable al volante, madre o padre de familia con hijos menores de 16 años. Concretamente, este es el tipo de conductor que las compañías suelen beneficiar, ya que según sus estadísticas esta persona suele ser más prudente y respetuosa con las normas viales, algo que reduce las posibilidades de sufrir un accidente. Si ese es tu caso, debes saber que las compañías suelen premiar a estos clientes con reducciones de precios en la póliza.

Así, el precio de un seguro a terceros básico para el Scout 2.0 TDI CR 150 -una de las versiones más vendidas- es de 194 euros. Por otro lado, el importe medio de contratar una póliza a todo riesgo con franquicia es de 280 euros y, sin franquicia, de 610 euros.

El Scout viajero necesita la asistencia en carretera

Este familiar de la marca Skoda tiene un aspecto robusto y cuenta con unas medidas de 4,6 x 2 x 1,5 metros -destacan su anchura y su altura-, además de poseer una amplia capacidad de carga en el maletero (610 litros). Esto significa que es ideal para los viajes y las escapadas fuera de la ciudad, algo que implica hacer kilómetros y, además, en muchas ocasiones circular por carreteras irregulares (vías no aptas) por lo que es útil que establezcas en tu seguro la cobertura de asistencia en carretera.

A la hora de contratar este servicio debes prestar mucha atención a los límites que pueden fijar las aseguradoras ya que, por ejemplo, algunas solo te cubren en carreteras convencionales asfaltadas y si te quedas inmovilizado en un camino en el campo, puede que tengas que pagar tú dicho auxilio. Además, debes comprobar si tienes ayuda desde el kilómetro 0 y si cubre la asistencia a los pasajeros, ya que las condiciones de esta cobertura varían en función de cada compañía.

La asistencia en carretera, generalmente, está incluida en las pólizas a todo riesgo y los seguros a terceros ampliados. Como muestra, el precio medio de un seguro a todo riesgo con franquicia para el Scout 2.0 TDI CR 184 DSG –versión potente para viajar- es de 291 euros y, sin franquicia, de 610 euros. Mientras, puedes añadir esta cobertura a una póliza básica, que tiene un importe medio de 197 euros.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR