Seguro Subaru G3X Justy - Información Útil

Si te estás planteando asegurar tu Subaru G3X Justy de forma adecuada es más que probable que quieras averiguar qué peculiaridades de este modelo pueden influir en el precio de la póliza. Por ejemplo, el uso habitual y la antigüedad serán importantes, aunque existen otros factores. En principio, el precio medio de un seguro de terceros básico para este peculiar vehículo ya descatalogado es de 213 euros.

Un pequeño coche polivalente

El Subaru G3X Justy es un turismo pequeño. Concretamente, sus dimensiones son: 3,7 metros de largo, 1,6 de ancho y 1,6 de alto. Unas medidas que le hacen perfecto para los desplazamientos urbanos. Pero, además, está considerado como un pequeño SUV (Sport Utility Vehicle) debido a su tracción y a su diseño ya que es más alto que un automóvil convencional, por lo que también sirve para ser empleado en otras vías que no sean las asfaltadas (vías no aptas).

Teniendo en cuenta que el uso que le das cotidianamente al coche es una característica que pueden tener en cuenta las aseguradoras a la hora de decidir el precio del seguro, debemos subrayar esta circunstancia. Así, si eres de los que utilizas el G3X Justy para moverte por la ciudad y poder estacionar con relativa facilidad, hemos de indicar que, habitualmente, las compañías suelen penalizar en el precio de la póliza a los vehículos que circulan por las grandes urbes.

La razón es que los datos indican que en las grandes ciudades hay más probabilidades de verse envuelto en algún tipo de incidente con el coche. La mayor afluencia de tráfico, el incremento de los desplazamientos y las prisas diarias, son algunos de los motivos que explican este factor. De ahí que el lugar de matriculación del automóvil también pueda ser un factor determinante.

Además, cabe la posibilidad de que en ocasiones aproveches la tracción a las cuatro ruedas y la potencia del motor de 100 CV del Subaru G3X Justy para realizar alguna escapada fuera de la ciudad. En esta circunstancia es conveniente que contrates la cobertura de asistencia en viaje. Se trata de cubrir cualquier problema que deje inmovilizado tu vehículo en carretera, ya sea por avería o accidente. Sin embargo, hay que subrayar que no existe un seguro de asistencia en carretera estándar y hay que mirar bien lo que se está contratando, puesto que existen pólizas que cubren solo desde un determinado número de kilómetros desde nuestro domicilio, solo en carreteras asfaltadas o solo a coches de determinada antigüedad, por ejemplo.

La antigüedad puede pasar factura

Este turismo fue puesto a la venta por la marca japonesa en 2004 y descatalogado en 2007, por lo que los modelos que circulan actualmente tienen al menos diez años de antigüedad. Precisamente, ese es el período a partir del cual las compañías suelen poner más trabas a la hora de solicitar ciertas coberturas más allá de una póliza a terceros. Y es que las empresas de seguros no suelen arriesgarse a cubrir un vehículo que pueda estar dañado ya que puede tener mayor probabilidad de sufrir un percance (avería o siniestro). De ahí que, por regla general, limitan las coberturas o elevan el precio del seguro.

Por consiguiente, se antoja fundamental que intentes amoldar las coberturas a la antigüedad de tu coche. En este caso, considerar las que te pueden ser útiles y excluir las que no necesitas. Es muy probable que si tu Subaru G3X Justy es de las primeras unidades -de 2004- te inclines por un seguro básico, aunque si viajas a menudo puedes necesitar, por ejemplo, la ya comentada asistencia en carretera. Para que te hagas una idea, el precio medio de una póliza a terceros para una de las versiones más vendidas, el G3X Justy 1.5 4WD, es de 213 euros. Si quieres contratar un seguro a todo riesgo con franquicia el importe medio es de 303 euros y, si lo haces sin franquicia, el precio medio sube hasta los 639 euros.

Las diversas alternativas en los seguros para coches de segunda mano

Por otro lado, puede que te interese conseguir el Subaru G3X Justy en el mercado de segunda mano. Tras la compra, debes tener en cuenta que la aseguradora te pedirá todos los documentos para concederte la póliza, así que deberás tenerlos preparados y en regla.

En ese momento, tienes diferentes opciones: conservar la póliza que ya tenía el vehículo, hacerte con una nueva o, incluso, traspasar el seguro que tenía tu anterior coche. Si eliges subrogarte en el seguro que tenía el anterior propietario deberás llegar a un acuerdo con él -y también con la aseguradora-, que es la que en última instancia va a decidir si lo acepta, tras evaluar el riesgo. Para traspasar tu seguro o hacer una nueva póliza, tendrás que acudir a tu compañía y formalizar el contrato.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR