Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Los seguros para deportes de invierno: ¿qué cubren?

Llega el momento de sacar los esquís, pero también, de elegir el seguro adecuado para protegernos

El informe anual de estadísticas deportivas realizado por el Ministerio de Cultura y Deporte concluye que un 8,4% de los viajes estrictamente deportivos se hace durante las vacaciones de Navidad, frente al 3,5% de viajes por este motivo que tienen lugar durante las vacaciones de verano. ¿La razón? Sencillamente, nos gusta disfrutar de esas nevadas clásicas de la época y pasar unas blancas navidades. Si estás planeando un viaje para esquiar o disfrutar de tu tabla de snow, sería recomendable que incluyeras en tus planes el contratar un seguro que cubra aquellas necesidades que se puedan presentar en este tipo de viajes. Para que tengas donde elegir, el sector de los seguros se adapta a ti con diversas propuestas de seguros específicos para deportes de invierno o bien con seguros de viaje que cubren estas prácticas.

Practicar deportes de invierno: mejor con seguro

Los amantes de los deportes de invierno esperan con ansia este momento: cuando se producen las primeras nevadas de la temporada y las pistas de esquí empiezan a funcionar. Oportunidades como el puente de la Constitución o las vacaciones navideñas son perfectas para planear estos viajes, que requieren de una especial preparación. Porque además de tener días libres, hay que tener suerte con el clima, encontrar plaza en los hoteles de las pistas, contratar todos los servicios, etc. En este punto, un seguro puede ser muy útil, como veremos más adelante. 

La importancia de contar con un seguro si practicas deportes de invierno

Los deportes de invierno, como cualquier práctica deportiva, tienen grandes beneficios para la salud. El esquí, por ejemplo, permite ejercitar y tonificar los músculos de todo el cuerpo y mejora la concentración, la coordinación motora, el equilibrio y otros aspectos importantes. Pero también pueden tener efectos negativos. Y es que es relativamente fácil -sobre todo las primeras veces- caerse y lesionarse de gravedad. O provocar un accidente, colisionando con otra persona. Sirva de prueba solo un dato: Andorra es el cuarto país con más accidentes graves de invierno.

Una pierna rota en mitad de unas vacaciones puede ser un gran fastidio; sobre todo si supone prolongar la estancia y, por tanto, gastos adicionales. Y a largo plazo, más complicado puede ser aún verse envuelto en una reclamación por la Responsabilidad Civil de los daños personales o materiales causados en un accidente esquiando, practicando snowboard, etc. Pero con el seguro adecuado, puedes tener una respuesta ágil y eficaz y contar con el respaldo de tu compañía en múltiples situaciones; y allá donde estés.

Cabe pensar que el mejor seguro para protegerse durante la práctica de estos deportes será, pues, el que ofrezca todas estas coberturas, y más. Pero cada viaje es distinto. No es lo mismo desplazarse en coche a una pista cercana que coger un avión -y facturar tu equipo- para esquiar en otro país, por ejemplo. En el primer caso, se hace imprescindible contar con una buena cobertura en Asistencia en carretera en la póliza de coche mientras que en el segundo, será recomendable contratar un seguro deportivo (o de viaje) que cubra la pérdida de equipaje, la anulación del viaje, etc. 

Tampoco todos los desplazamientos tienen la misma duración; por eso hay seguros anuales, por temporada u ocasionales. Ni los usuarios comparten las mismas necesidades. Se requiere, por tanto, un seguro que contemple las particularidades de cada viaje. Y que ofrezca lo que realmente necesita el usuario, seleccionando entre las coberturas habituales.

¿Te gusta esquiar? Descubre las coberturas de los seguros para deportes de invierno

Las coberturas habituales de los seguros de deportes de invierno

Independientemente del seguro que contrates y de la libertad que te dé la compañía para configurarlo a tu medida (y de amplitud de su lista de coberturas), podemos establecer como frecuentes una serie de garantías en este tipo de pólizas. 

  • Responsabilidad Civil: imagina que estás descendiendo por una pista y, ya sea por un despiste, un mal movimiento o por inexperiencia, pierdes el control y chocas con otro esquiador. Los daños personales y materiales que causes serán responsabilidad tuya. Si cuentas con esta garantía, la compañía se hace cargo de las indemnizaciones. 
  • Rescate en pista: cubre todos aquellos costes derivados del rescate, ya sea en moto de nieve, helicóptero u otros vehículos y hasta el hospital más cercano.
  • Asistencia sanitaria y gastos médicos: la consulta al profesional, las pruebas radiológicas, el coste de las muletas, el envío de medicamentos y la hospitalización. En definitiva, estos gastos médicos serán sufragadas por la compañía con la que contrates tu seguro de esquí o de deportes de invierno. Eso sí, hasta el límite pactado en las condiciones particulares de tu póliza. 
  • Gastos de repatriación: incluye el traslado por accidente o fallecimiento del tomador y de su cónyuge. Los gastos de repatriación contemplados y cubiertos por la compañía varían, dependiendo de si estábamos en territorio nacional o internacional. 
  • Pérdida y demora de equipaje: en caso de pérdida, daño o retraso en el equipaje facturado te abonarán una cuantía en concepto de indemnización.
  • Desplazamiento para familiares: en caso de ingreso del asegurado, la compañía puede costear el traslado de un familiar hasta el lugar en el que te encuentres. 
  • Reembolso del forfait y de las clases: si no puedes esquiar o hacer snowboard por un accidente, te reembolsarán el importe del forfait y de las clases, en caso de haberlas contratado.

Deportes de invierno, ¿qué protección ofrecen las compañías de seguros?

Muchas de las grandes compañías de seguros cuentan con todo tipo de fórmulas para proteger viajes y desplazamientos, cuando el motivo principal es practicar un deporte. Pero en la práctica de deportes de invierno como el esquí y el snowboard y de cara a una aseguradora, la persona “arriesga” su integridad física. Por eso un seguro de viaje que cubra la práctica deportiva es muy probable que excluya de su cobertura prácticas como el esquí. Más peligroso es, aún, el alpinismo. Es por ello que las federaciones de montañismo cuentan con sus propias pólizas colectivas suscritas con compañías como MAPFRE. Ambos deportes cuentan con seguros específicos, que cubren sus riesgos.

¿Qué compañías tienen seguros para deportes de invierno?

Y es que MAPFRE  proporciona especial protección a los amantes de los deportes y de la aventura. También a los esquiadores. Y lo hace con un seguro, el Seguro de Viaje de Aventura, con protección en todo el mundo y para todo tipo de deportes de riesgo. Pero también cuenta con un seguro específico para los deportes que nos ocupan: el Seguro de Viaje de Esquí y Snow. Destaca por su completísima cobertura de Asistencia a personas, que contempla asistencia médica en España y Andorra, el desplazamiento y la estancia de un acompañante en caso de ingreso, indemnización por pérdida de clases de esquí, el gasto de muletas e indemnización de forfait no utilizado. También incluye entre sus garantías básicas la Responsabilidad Civil privada. 

AXA es otra de las compañías que incluyen seguros diseñados para los amantes del esquí. Su Seguro de Esqui presenta el atractivo de ofrecer una amplia protección. La póliza incluye como coberturas de serie Transporte o repatriación sanitaria de heridos y enfermos, Gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y de hospitalización en España y el extranjero, Gastos de prolongación de estancia en un hotel, Demora del material de esquí facturado en línea aérea y Reintegro de clases de esquí no utilizadas, entre otras. 

Allianz comercializa, a través de su firma Allianz Assistance, dos pólizas, según la duración. Para viajes puntuales, cuenta con el Seguro Viaje de Esquí, que contempla Gastos médicos tanto en España (hasta 2.500 euros) como en Europa (hasta 12.500 euros) y Reembolso forfait (de, como máximo, 205 euros). Si eres de los que se pasa el invierno esquiando, tienes un Seguro Esquí de Temporada que contempla más garantías, como el Rescate en pista y la Repatriación. 

FIATC también amplía su oferta, contando con pólizas de diferente duración que se adaptan así a cada nivel de “fanatismo” por esquiar: para una semana, para toda la temporada -del 1 de noviembre al 31 de mayo- o para todo el año. Entre otras garantías, sus diferentes modalidades de Seguresquí incluyen las coberturas de Rescate en pista de esquí, Asistencia médica y repatriación, Pérdida de forfaits y de clases de esquí por repatriación, Desplazamiento de un familiar por hospitalización del asegurado superior a 5 días, Gastos de estancia de un familiar en el extranjero y Responsabilidad Civil. Además, en la modalidad de seguro de duración semanal se puede sumar la cobertura de Anulación de viaje.

Esta página web, propiedad de ACIERTO.COM, utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir la navegación, elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación. Para poder usar todas las funcionalidades de la web deberás aceptar el uso de las mismas, puedes consultar nuestra política de cookies aquí.

RECHAZARACEPTAR