Dime que coche tienes y te diré quien eres

Los deportivos suelen asociarse a los ejecutivos.

No siempre se puede tener el automóvil que uno quiere o el que uno cree que mejor le representa. Los porqués están claros: el precio, las posibles reparaciones, la tarifa de los seguros de coche, etc. Sin embargo, el mercado ofrece una amplia variedad de modelos y su elección determina, a grandes rasgos, qué tipo de persona eres.

Monovolumen ? Padre de familia

Padres y madres de familia que se levantan a las 7 de la mañana, preparan el desayuno, visten a sus niños, los dejan en el colegio con sus mochilas llenas de libros y su guitarra para la clase extraescolar, soportan el atasco de la M-30 a las 8:45 de la mañana y llegan puntuales a su trabajo. Su coche es un monovolumen y todavía sobra espacio para recoger a la abuela de vuelta a casa para cenar.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Turismo ? Para todos, para ninguno

Es el segmento más amplio. En un turismo no caben tantas personas como en un monovolumen, pero sí más personalidades. Quiere esto decir que no entiende de edades ni circunstancias, y que la gran variedad de marcas da para una variedad diversa de gentes. Desde el conductor novel que busca un coche cómodo y seguro hasta el joven con cierta experiencia que cambia unos airbags de menos por unas revoluciones de más. Además, hay veteranos que siempre han conducido un turismo y que no cambiarán al monovolumen por diversos motivos, como que su familia se maneja con el transporte público o tiene otro coche. Por otro lado, el turismo tiene fieles que no reemplazarán su vehículo de toda la vida aunque vayan por la cuarta correa de distribución.

Deportivo ? Ejecutivo

Un deportivo es sinónimo de bolsillo generoso. Si solo fuera por la velocidad que pueden alcanzar, cada día serían más incomprensibles, más ahora con la nueva ley energética que ha reducido la velocidad máxima a 110 Km/h. Sin embargo, conducir un deportivo es mucho más que eso; se ajusta al ejecutivo como si fuera una pieza más del traje y corbata y es representativo de clase y poderío. Uno de sus principales inconvenientes son las elevadas pólizas que cobran las aseguradoras para este tipo de vehículos.

Todoterreno ? Aventurero

El todoterreno es una generalización, en ocasiones, demasiado amplia. Madrid, por ejemplo, está lleno de Porsches Cayenne. Estos resaltan por su porte distinguido, su seguridad y su suavidad al volante. De lo que no está lleno Madrid es de Jeeps Wrangler o Land Rovers clásicos (aunque el Freelander sí se puede ver bastante). El todoterreno en ciudad permite una visión elevada del panorama en la calzada, pero es un coche caro, consume mucho y es complicado de aparcar por sus dimensiones. Para aprovechar y disfrutar a fondo de un todoterreno hay que llevarlo a su territorio; la montaña. Entre rocas, riachuelos y cuestas imposibles es donde de verdad sabremos hasta dónde puede llegar un coche. Sin duda, es un vehículo para aventureros.

Furgoneta ? Trabajador

Quizá el segmento más específico de cuantos haya. La furgoneta es propiedad de quien necesita cargar con material y herramientas de trabajo: carpinteros, electricistas, pintores, etc. Una evolución de la furgoneta es la pick up, un automóvil menor que el camión con la parte de carga descubierta y que se utiliza, fundamentalmente, para transportar mercancías más pesadas.

Esta clasificación puede no funcionar porque igual que hay gente que no tiene uno, sino dos o tres modelos de coche, también hay quien no encaja en estas generalizaciones. Sin embargo, parece claro que del "dime con quién andas y te diré quién eres" al "dime qué coche tienes y te diré quién eres" no hay demasiadas diferencias.

Consulta más información sobre: Seguros de Coche | Guías de Seguros

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR