Historia de Línea Directa en España

La compañía fue una de las primeras aseguradoras directas

La irrupción de Linea Directa Aseguradora en el mercado de los seguros de coche español fue tan impactante como la de los Beatles en la música. La comparación puede parecer descabellada, pero lo cierto es que su nacimiento en 1995 cambió para siempre el panorama competitivo del sector asegurador.

En aquella época, la firma de un contrato basaba su éxito en la confianza, una confianza que se fraguaba en el cara a cara de la oficina. Sin embargo, Línea Directa era una entidad de venta telefónica que no ofrecía la tranquilidad de una conversación presencial, sino una negociación rápida y ágil a través del auricular y, sobre todo, una oferta muy atractiva de seguros de coche baratos.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

La innovación no quedaba en el carácter telefónico de la negociación. Línea Directa sentaba las bases del éxito también con la alianza surgida entre su matriz británica Direct Line Insurance y el banco español Bankinter. Esta alianza permitió una fuerte inversión en publicidad televisiva -el famoso teléfono rojo de Linea Directa- que golpeaba día y noche las retinas de los potenciales clientes.

En apenas un lustro, la recién nacida entidad aseguradora ha alcanzado una cuota de mercado considerable, prácticamente igual a la de compañías clásicas como Pelayo o Groupama. En 2004 alcanzaba el millón de clientes. En 2008 superaba a Zurich Seguros y se situaba quinta en el ranking de aseguradoras de automóviles, puesto que mantiene hoy en día solo por detrás de gigantes como MAPFRE, Axa, Allianz y Mutua. La relación personal había cedido frente al precio y la innovación.

Línea Directa supo aprovechar la oportunidad de mercado perfectamente. Encontró en el teléfono su mejor aliado cuando nadie creía en él para el negocio de los seguros y se pudo hacer un nombre antes del impacto definitivo de internet, que no ha hecho sino mejorar su posicionamiento a través de los seguros online. Hoy ya no es solo una aseguradora de coches particulares, sino que ofrece seguros a vehículos de empresa, flotas y también seguros de hogar.

La competencia imitó el modelo telefónico

Grandes competidores en el mercado de seguros tradicional imitaron la fórmula y potenciaron sus propias marcas de venta telefónica. Es el caso, por ejemplo, de Axa, que creó Direct Seguros gracias a su alianza con el BBVA; o Allianz, que absorbió la antigua Unión-Fénix convirtiéndola en Fenix Directo, el perfecto complemento telefónico a su red de oficinas.

Así pues, y aun siendo aventurada la comparación, se puede decir que Línea Directa es a los seguros de coche lo que los Beatles a la música, y que sus innovaciones han dinamizado a la competencia en una evolución que ha ido en beneficio del cliente.

Consulta más información sobre: Seguros de Coche | ¿Sabías qué...?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR