Cómo cambiar la titularidad de tu coche

Estos son los pasos que deberías seguir para cambiar la titularidad de tu vehículo

Si quieres vender tu coche ya matriculado, necesitas seguir determinados pasos para hacerlo de la forma correcta. Así, si además de hacer un cambio de titularidad de tu vehículo decides ceder o vender con él tu póliza, puedes encontrar una nueva al mejor precio comparando con Acierto.com. En solo tres minutos obtendrás los precios de más de 30 aseguradoras, pudiendo elegir entre multitud de opciones que se adapten mejor a tus necesidades y a las de tu nuevo coche.

Cualquier vehículo debe disponer de un Permiso de Circulación a nombre del dueño del automóvil. Por ello, si decides vender tu coche o regalárselo a alguien, tendrás que seguir un determinado proceso para cambiar su titularidad. Es importante tener en cuenta que, si solicitas la transferencia de titularidad de tu automóvil, el comprador pasará a adquirir todos los derechos y responsabilidades sobre este. Para ello deberemos:

1. Rellenar el formulario y abonar el impuesto de Transmisiones patrimoniales

Deberás presentar el modelo 620 de Transmisiones Patrimoniales, al que podrás acceder de manera online. Una vez cumplimentado, deberás presentarlo ante la Agencia Tributaria de tu Comunidad Autónoma junto a la siguiente información:

  1. Originales y fotocopias de la ficha técnica del coche
  2. Original y copia de la documentación correspondiente a la ITV pasada
  3. Original y copia del contrato de compraventa del coche
  4. Tu número de DNI y el del comprador

Si tu domicilio está en las provincias de Andalucía, Aragón, Castilla y León, Madrid, Murcia, Baleares o Cataluña podrás llevar a cabo este trámite a través de Internet. En este caso, una vez presentada la solicitud recibirás un código CET -Código Electrónico de Transferencias- que acredita que se ha presentado toda la documentación necesaria.

El primer requisito que se debe cumplimentar es presentar el modelo 620 de Transmisiones Patrimoniales, al cual se puede acceder a través de Internet

Una vez entregada toda la documentación, se solicitará una cita para que nos tasen el vehículo en función de su antigüedad y modelo. Esta tasación variará en función de la Comunidad Autónoma. Una vez tengamos el importe de tasación incluido en el modelo 620 acudiremos a un banco a abonar la cantidad a pagar.

Una vez cumplimentado este paso, y quedándote siempre con una copia del modelo 620, deberás:

2. Dirigirte a la Jefatura de Tráfico

De nuevo volverán a solicitarte la copia de toda la documentación aportada anteriormente. Una vez aquí, la notificación puede realizarse de forma conjunta (es decir, firmada por el vendedor y comprador al mismo tiempo) o separada. Lo más recomendable es hacerlo de manera conjunta, para evitar problemas.

Además de los documentos ya mencionados que tendrás que entregar en la jefatura, deberás rellenar un impreso. Este puede solicitarse en la propia oficina de Tráfico o bien puedes descargarlo a través de la página de la DGT (www.dgt.es).

En este último caso no es necesario que el vendedor lo firme, únicamente se requiere una fotocopia de su DNI, y el pago de las correspondientes tasas. Si bien es cierto que para hacerlo de forma online, necesitaremos un certificado electrónico que acredite la identidad del comprador y del vendedor (mediante DNI electrónico o certificado digital). Para llevar a cabo el proceso a través de Internet, encontrarás toda la información necesaria en la página web de la Dirección General de Tráfico.

Así, los documentos que deberás presentar, de acuerdo al Artículo 32. Apartado 5 del Real Decreto 2822/1992 del 23 de diciembre, en el que queda establecido el Reglamento General del Vehículo:

  1. La solicitud: cuyo impreso oficial, como hemos dicho, puede solicitarse por Internet en la página de la DGT.
  2. Identificación del interesado: si se trata de personas físicas, el DNI, su permiso de conducción, la tarjeta de residencia así como su pasaporte. En caso de personas jurídicas, se debe presentar una tarjeta de identificación fiscal de la sociedad en concreto, y una acreditación que permita representar al resto de miembros.
  3. Documento acreditativo de la transmisión del coche: este incluirá DNI, CIF o NIE del comprador y vendedor.
  4. Carnet de conducir. Además de presentar toda la documentación, deberás abonar la tasas de tráfico, cuyo importe ronda los 50 y 70€. No existe una norma sobre quién es el encargado de pagar esta cantidad, por lo que suele decidirse a partir de un acuerdo entre comprador y vendedor. Lo importante es poder resolverlo dentro de los plazos establecidos para cumplir con las normativa.
El vendedor del coche debe notificar a la Jefatura de Tráfico de la provincia dónde fue matriculado el coche o en la que tengas tu domicilio legal. El plazo para llevarlo a cabo será de 10 días desde el momento en que se produjo la venta.

Es importante que, antes de solicitar el cambio de titularidad debes: Haber pagado cualquier sanción impuesta por infracción de transportes. Abonar el pago del Impuesto de Circulación del año anterior.

Cancelar cualquier limitación de disposición inscrita en el Registro de Bienes Muebles, ( a excepción de que se tenga consentimiento de la Financiera). Si la notificación se hace por separado, hay que tener en cuenta que:

El vendedor deberá notificarlo, a través del modelo oficial, a la Jefatura de Tráfico de la provincia donde fue matriculado el coche o en la que tengas tu domicilio legal. El plazo para llevarlo a cabo será de 10 días desde el momento en que se produjo la venta. En caso de no cumplimentar el proceso de notificación obligatorio en el plazo establecido se le impondrá una sanción y seguirá, además, siendo el titular del vehículo vendido.

El comprador deberá, al igual que la persona que le ha vendido el vehículo, solicitar a la Jefatura de Tráfico de la provincia donde viva o en la que se matriculó el coche que vas a comprar, el traspaso de Permiso de Circulación. Así, el plazo para llevar a cabo está transacción será de treinta días desde la adquisición del automóvil. En la solicitud deberá informar sobre su identidad y domicilio, y determinar también los de la persona que le ha vendido el coche, así como el título de la transmisión.

Si, sea por el motivo que sea, pasado el plazo de 30 días no se ha llevado a cabo la renovación del Permiso de Circulación, se procederá a la inmovilización del automóvil, y se llevará a cabo un proceso sancionador. Una vez presentados todos los documentos necesarios, la Jefatura de Tráfico te facilitará el nuevo permiso de Circulación.

3. Decidir qué hacer con el seguro de coche

Por último, una vez transferido el automóvil y hecho el cambio de titularidad, el comprador deberá adquirir un seguro de coche. Para ello, existen dos opciones:

  1. Que el vendedor del vehículo le ceda su antigua póliza. En este caso, la compañía de seguros correspondiente llevará a cabo un análisis del nuevo dueño del coche, valorando aspectos como su edad, número de años de carnet, número de siniestros registrados con su anterior póliza etc. Si la compañía acepta, esta se encargará de todos los trámites en lo que a cambio de nombre del tomador etc. se refiere.
  2. Que el nuevo dueño del vehículo quiera contratar una póliza distinta. Para ello, podrá encontrar las mejores opciones en seguros de coche a través de nuestro comparador Acierto.com. En tan solo tres minutos tendrá acceso a una comparativa entre más de 30 compañías aseguradoras. Pudiendo elegir una póliza al mejor precio y con las coberturas que más se adapten a lo que está buscando.

Si compraste el coche en un concesionario

Serán ellos los que, por lo general, se encargarán de todos los trámites a seguir. En estos casos deberás comparar la valoración que te hacen en un centro y otro, ya que según acudas a un concesionario u otro puedes obtener más o menos descuento en caso de que quieras comprar un nuevo vehículo. Cuando llevas el coche a un concesionario para venderlo, en caso de que:

  1. El coche esté a nombre de una empresa: debe emitirse una factura con IVA.
  2. Si el coche que entregas al concesionario está a nombre de un particular te harán factura pero sin contabilizar el IVA. A partir de ahí serán ellos los que realicen todo el proceso de cambio de titular del vehículo. Deberás comprobar que todo el proceso se lleva a cabo correctamente ya que en caso de que el nuevo comprador tenga un accidente o similar, seguirás apareciendo tu como dueño.

Recomendaciones

  • Infórmate bien de en qué oficinas de la Agencia Tributaria te permiten hacer el cambio de titularidad, ya que no en todas lo hacen.
  • En ningún caso un vehículo podrá circular sin el Permiso de Circulación.
  • En caso de que el vehículo se dé de baja en el registro, su permiso de circulación quedará con él extinguido.
  • El modelo 620 de la Agencia Tributaria a rellenar está disponible en Internet, y podrás descargarlo desde casa. En caso de acudir a las Oficinas, pueden cobrarte una tasa por la adquisición del formulario.
  • Si eres tú quien está vendiendo el coche, nunca entregues el vehículo al comprador sin el correspondiente contrato de compraventa y una fotocopia del DNI de este.
  • Una vez realizado el cambio de Titularidad, deberás solicitarle al comprador una copia del permiso de circulación que establezca que el coche ya está a su nombre. Si en el plazo de 15 días esto no has recibido dicha documentación, deberás dirigirte a la Jefatura de Tráfico y comunicar que ya has vendido el coche.
  • En caso de que se trate de una empresa deberás pedir la documentación correspondiente al CIF de esta. En caso de que seas tú el comprador del vehículo recuerda quedarte con toda la documentación necesaria para evitar futuros problemas.
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR