Coches glp, qué ventajas tienen y qué seguro necesitan

Es un combustible líquido que ayuda a ahorrar cuando repostamos

Hay coches que funcionan mediante gas, algo que no es nada nuevo. Se trata de los automóviles que cuentan con depósitos GLP, que pueden combinarse con los convencionales depósitos de gasolina y que pueden ayudarnos a ahorrar costes –una de las principales razones por las que cada vez tienen mayores adeptos– . Si quieres conocer todas sus virtudes, sigue leyendo.

Características de los coches glp

El GLP (gas licuado de petróleo) tiene diversos usos, pero nos interesa uno en concreto: se puede usar como carburante para automóviles. Se fabrica con butano y propano a presión, y pasa de estado gaseoso a líquido, por lo que ocupa menor volumen y resulta más fácil de transportar y distribuir.

Se obtiene en un 30% del proceso de refinado del petróleo y en un 70% de los yacimientos de gas natural o petrolíferos. Se utiliza en la industria y el transporte por sus ventajas económicas y ecológicas respecto a la gasolina y al gasóleo.

Los coches GLP no son híbridos, sino vehículos de bicarburación. Tienen dos sistemas de inyección específicos, es decir, dos depósitos de carburante separados; así que admiten GLP y gasolina. Normalmente, el primero está en el hueco de la rueda de repuesto. El gas se comporta de manera muy similar a la gasolina cuando se inyecta en los cilindros.

El GLP se utiliza en la industria y el transporte por sus ventajas económicas y ecológicas respecto a la gasolina y al gasóleo

Estos coches arrancan automáticamente en modo gasolina, pero el conductor puede pasarse a GLP en cualquier momento. Cuando se agote, el vehículo continuará tirando de la gasolina. Para que te hagas una idea, lo habitual es que los depósitos de GLP tengan una capacidad de unos treinta litros.

Es importante resaltar que los coches diésel no pueden funcionar con GLP, ya que funcionan por compresión y no por ignición. Si aún así queremos que nuestro automóvil lo haga, habría que transformar su mecanismo, algo que nos puede costar entre 2.000 y 2.500 euros. Para que este gasto sea rentable, habrá que hacer alrededor de 15 mil kilómetros al año.

Si se instala el GLP en un vehículo de gasolina con buenas características, el coste por kilómetro puede llegar a ser incluso inferior al de los coches diésel. Aunque la mayoría de los coches que usan GLP son de mecánica atmosférica, su uso puede ampliarse sin problema a los automóviles dotados de turbo.

Ventajas de los coches GLP

Hay muchos motivos por los que los conductores se decantan por utilizar GLP en sus trayectos. El más atractivo es que se trata del combustible más económico del mercado, estando casi a la mitad que la gasolina. Aunque el consumo medio del coche aumenta, compensa los gastos. También ayuda a alargar la vida del motor, pues el GLP lo desgasta menos gracias a sus válvulas especialmente reforzadas y endurecidas. Por eso, el ruido es hasta un 50% inferior que el que produce un diésel.

El actual impuesto de matriculación favorece a los vehículos más ecológicos (con emisiones de CO2 más bajas), además hay posibilidad de tener reducciones de cargas impositivas y desgravación fiscal por utilización de carburantes alternativos.

El actual impuesto de matriculación favorece a los vehículos más ecológicos

El GLP es eco-friendly: sus emisiones de CO2 son comparables a las de los vehículos diésel, y hasta un 15% menores que los de gasolina. Las emisiones de NOx son hasta un 80% inferiores respecto al diésel y casi no emite partículas. El impacto a la capa de ozono disminuye notablemente, pues ninguno de sus componentes está etiquetado como “gas de efecto invernadero”.

Siempre que tengamos combustible en el depósito de gasolina, no tenemos que estar pendientes del nivel de GLP, pues cuando se agota el primero pasa al segundo de forma automática. También tendremos la posibilidad de circular por áreas urbanas restringidas a vehículos más contaminantes.

Inconvenientes de los vehículos GLP

Como sucede con todo, un producto puede conllevar también ciertos inconvenientes

  • Compatibilidad de surtidores. Lo habitual es encontrar surtidores de gasolina y gasóleo, pero los de gas están más “escondidos”. Hay que saber dónde encontrarlos y puede resultar un fastidio ir de gasolinera en gasolinera comprobando si hay. De la boca del depósito de GLP hasta el surtidor hace falta un conversor, que debe estar al vacío para un repostaje con éxito. Si la bomba detecta pérdidas de presión, no servirá combustible

  • Consumo residual de gasolina. El arranque siempre se produce con gasolina, hasta que el motor toma cierta temperatura, pero también puede haber un consumo residual en condiciones de alta carga, o a partir de un número de revoluciones.

  • No se puede adaptar cualquier motor. Algunos modelos muy concretos están desaconsejados para conversión por los propios fabricantes de equipos de GLP, porque son propensos a fallar, especialmente por las válvulas. Casi la mitad de los turismos españoles tienen más de diez años, y legalmente no podremos convertir ninguno que tenga más de doce años, salvo que haya una homologación R-115 específica.

  • Problemas mecánicos. Algunos motores que vienen transformados de fábrica tienen válvulas reforzadas que toleran mejor las altas temperaturas de combustión que se pueden alcanzar con GLP. También podemos tener problemas si la inyección es pobre, es decir, exceso de aire, porque también aumenta la temperatura de combustión

  • No compensa para bajos kilometrajes. Como hemos comentado, la conversión supone un desembolso y a no ser que el coche lo usemos con cierta asiduidad, no nos saldrá rentable.

¿Qué seguro necesita un GLP?

Un coche debe estar asegurado sin importar el tipo de combustible que use. Cuando nos disponemos a formalizar un contrato con alguna compañía aseguradora, importan factores como la antigüedad del conductor o las condiciones del coche (si pasa la noche en garaje, el uso habitual, etc.)
Sin embargo, el tipo de combustible no es determinante en nuestra póliza. Dependiendo de la cobertura que queramos, podemos escoger entre las distintas tipologías que nos ofrecen las aseguradoras, sin olvidar que es imprescindible contar con el seguro de Reponsabilidad Civil Obligatoria.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR