Qué documentación obligatoria debes llevar en el coche

No llevar el carnet, llevarlo caducado o no tener la tarjeta de la ITV pueden ser motivo de sanción

Si bien parece absurdo que alguien se exponga a una multa por no llevar la documentación obligatoria en el coche, esta actitud también puede estar motivada por otra cuestión: el desconocimiento. Y es que son muchos los conductores que ignoran que conducir sin haber renovado el carnet o sin haber pasado la ITV puede suponer una multa de hasta 450 euros. Para que no incurras en este error, hoy te contamos todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué documentación tienes que llevar?

Podríamos resumirlo así: tienes que llevar todo lo relativo a ti y al coche que certifique que estás autorizado a conducir ese vehículo y que avale que el coche está en condiciones de circular. Pero vayamos por partes y diferenciemos entre los documentos comentados.

En cuanto a ti, conductor, tienes que llevar siempre el permiso o licencia de conducción en vigor (o el papel provisional de tráfico en caso de renovación o conductor novel) y con los datos actualizados. En caso de circular sin él, aunque lo tengas, la multa es de diez euros. Pero si has cambiado de domicilio no tendrás que expedir un nuevo permiso, solo notificarlo a tráfico, siguiendo sus instrucciones para ello.

El trámite de renovación por cambio de domicilio es gratuito y también obligatorio, como afirma el Reglamento General de Conductores en su artículo 10, sobre la variación de datos: “Cualquier variación de los datos que figuran en el permiso o licencia de conducción, así como la del domicilio de su titular, deberá ser comunicada por este dentro del plazo de quince días, contados desde la fecha en que se produzca, a la Jefatura Provincial de Tráfico”.

La multa por no tener los datos actualizados en el carnet es de 60 euros y si está caducado, la sanción administrativa asciende a 150 euros

La multa por no tener los datos actualizados es de 60 euros. Si está caducado, la sanción administrativa asciende a 150 euros. Eso siempre que no hayan pasado los cuatro años que tienes de prórroga desde que caduca para poder renovarlo sin tener que examinarte de nuevo. Pasado este tiempo no te bastará con renovar, tendrás que sacarte el carnet de nuevo. No es, pues, algo que debas postergar. Ni siquiera la notificación de un cambio de domicilio.

También se ha de llevar el permiso de circulación del vehículo. Es, por así decirlo, su “carnet de identidad”. Certifica que está matriculado (indica el número de matrícula y la fecha de la primera matriculación), quién es su propietario y la descripción técnica del coche: marca, tipo/variante o versión, denominación comercial, uso al que se destina, número de identificación, masa máxima autorizada, cilindrada, potencia neta máxima (kW), relación potencia/peso (en kW/kg, para las motocicletas) tipo de combustible y número de plazas.

Por último, tienes que circular siempre con la ITV en vigor y los documentos que así lo acreditan:

  • La pegatina, que indica el período de validez de la inspección y se ha de llevar siempre en el parabrisas, sin que dificulte la visibilidad.

  • El informe de la última inspección técnica de vehículos, que certifica que el tuyo la ha pasado sin problemas.

  • La tarjeta ITV.

Sobre este punto, las sanciones que se contemplan son de diez euros por no llevar contigo la tarjeta ITV o el informe (aunque todo esté en vigor), de 150 a 900 euros por circular con un vehículo que no ha pasado la ITV cuando le corresponde (300 euros en el caso de los coches y de las motos que puedes llevar con el permiso B) y de 450 euros si la estación de la ITV ha retenido tu tarjeta por no haber superado la inspección.

Cabe señalar que, según los datos manejados por la DGT, de los 19,5 millones de vehículos que fueron inspeccionados durante el pasado año, 3,4 millones fueron rechazados en la primera inspección porque o bien no estaban en condiciones de circular con seguridad  o bien superaban el límite en lo relativo al volumen de emisiones contaminantes y nocivas.

Un último apunte sobre la ITV: si tienes un vehículo comercial, has de saber que está prevista la entrada en vigor en mayo de 2019 del Real Decreto 563/2017, con el que se regularán las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales que circulan en territorio español.

Desde octubre de 2008 ya no es obligatorio llevar el resguardo del seguro

¿Tengo o no tengo que llevar el recibo del seguro del coche?

Es este punto el que suele generar más confusión. Lo cierto es que desde octubre de 2008 ya no es obligatorio llevar el resguardo, puesto que los agentes pueden consultar el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) gracias a los medios telemáticos disponibles y comprobar si el vehículo circula o no sin seguro. Hasta ese momento, circular sin él suponía una multa de 60 euros.

Eso sí, no deja de ser recomendable facilitar la tarea de las autoridades llevándolo contigo puesto que la DGT especifica que sí podrían pedírtelo aunque “sólo en el caso de que no conste en dicho archivo la existencia del seguro o no sea posible realizar en ese momento la consulta”. Si no lo llevas, te expondrás a una denuncia, pero tendrás un plazo para presentar el recibo y demostrar que circulabas legalmente.

A lo que no te puedes exponer, desde luego, es a circular sin un seguro de coche. Al menos, el de suscripción mínima obligatoria, que cubra la responsabilidad civil y la defensa jurídica, en caso de que causes daños —tanto personales como materiales— a un tercero y a su vehículo. La sanción por conducir con un automóvil que no está asegurado es de entre 600 y 3.000 euros.

¿Y si no quiero llevar la documentación original?

No pasa nada. Puedes llevar fotocopias. Pero no vale cualquiera: han de estar cotejadas. ¿Cómo se realiza este trámite? Tienes dos opciones: acudir a cualquier sede de la DGT, solicitando cita previa a través de su web o contratar los servicios de una notaría.

Si son fotocopias debidamente compulsadas no tendrás ningún problema circulando con ellas. A efectos legales es como llevar la documentación original. Es una copia certificada ante notario o la misma DGT como copia fidedigna del original.

¿Y si la pierdo, me la roban o está demasiado deteriorada?

Tienes que pedir un duplicado. Para poder realizar este trámite, dispones de un enlace directo en la web que te explica los pasos a seguir y la documentación necesaria. En estos supuestos (robo, extravío o deterioro) sí se han de pagar tasas, al contrario que en la renovación por cambio de domicilio. El importe de dicha tasa es de 20,20 euros.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR