Me he equivocado de combustible al repostar, ¿qué cubre el seguro?

Los daños en tu coche pueden ser catastróficos si eliges el combustible equivocado

Llegas tarde al trabajo y, tal y como suele pasar en estas situaciones, te salta el aviso el del coche que te informa que se ha puesto en modo “reserva de combustible”.Y paras a repostar y, con las prisas, te equivocas y acabas llenando el depósito depósito con gasolina en lugar de diésel. Puede parecer un caso extraño, pero los datos aseguran que este error lo cometen alrededor de 70.000 personas al año en España.

Somos humanos, y a todos nos puede ocurrir en alguna ocasión. Por eso tendremos que saber cómo actuar y las consecuencias que tendremos que afrontar ante esta situación que, por cierto, se encuentra contemplada en el seguro del coche. No obstante, dependerá de la cobertura y de la póliza en cuestión. Hoy te contamos todo lo que debes saber al respecto.

¿Un error común?

Lo cierto es que, en condiciones normales, es difícil que tengamos este tipo de confusión. Esto se debe a que, desde hace unos años, el diámetro de las mangueras y las bocas de los depósitos de los vehículos son distintos; un cambio que se llevó a cabo para evitar que se diese precisamente esta equivocación. En este caso, la manguera del diésel es negra y tiene un diámetro superior al de la gasolina que, además es verde. Aun así, ya hemos visto que la cifra de personas que tienen este despiste no es residual.

Dicho esto, es lógico pensar que es prácticamente imposible cometer el error de llenar el depósito de coche de gasolina con diesel: sencillamente, la manguera no cabe. Eso debería alertarnos de que nos estamos equivocando. No obstante, los vehículos más antiguos no tienen la boca del tanque de combustible modificado y, aunque parezca mentira, encontramos casos de personas a las que no les ha importado que el depósito y la manguera no encajaran.

No obstante, existen algunos usuarios que pueden verse abocados a tal circunstancia más que el resto. Es el caso de aquellos que tienen varios vehículos –que utilizan un combustible distinto–, los habituales de los coches de alquiler, o de los que piden el coche prestado. Lo más importante, no obstante, será saber cómo actuar, pues las consecuencias pueden acabar siendo devastadoras para el vehículo afectado.

¿Qué ocurre y qué debo hacer si me he confundido de combustible al repostar?

Después de cometer el error fatal de equivocarte en la elección de combustible podemos encontrarnos ante dos supuestos: que nos demos cuenta antes de arrancar o, en el peor de los casos, después. Si somos conscientes del error tras repostar o, incluso mientras lo estamos haciendo, el combustible ya estará en el depósito pero no habrá llegado a ninguna otra parte más del coche.

En este caso, lo primero que debemos hacer es hablar con el personal de la gasolinera. Si tenemos suerte, en algunos establecimientos poseen extractores de combustible y podremos volver a llenarlo, esta vez, correctamente. Solo perderemos algo de tiempo y el único gasto será el de repostar dos veces. Si no tenemos esta suerte, tendremos que llamar a la grúa para que repitan esta operación en el taller.

El problema será si lo arrancamos. Simplemente con realizar esta acción, el combustible pasará a diferentes zonas del vehículo y tendremos más posibilidades de sufrir una avería grave. Se puede dañar la bomba de combustible y la bomba inyectora, el catalizador, el filtro del combustible o algún elemento del motor, que ya sabemos que es una de las partes más delicadas y que requiere de reparaciones costosas.

El factor determinante que hará que nuestro coche esté más o menos dañado será la cantidad de combustible que repostemos 

En todo caso, cabe comentar que con un coche de gasolina que hayamos alimentado con diésel podremos recorrer unos metros –eso sí, con tirones y sacudidas, y expulsando un humo blanco por el tubo de escape–, mientras que si ocurre lo contrario, probablemente ni siquiera podamos arrancar.

Asimismo, resulta más perjudicial echar gasolina a un coche diesel que al revés (y recordad que es el caso más probable, pues la manguera de gasolina sí cabe en el depósito de un coche de gasoil). Esto se debe a que el diesel es menos lubricante que la gasolina, así que el sistema de inyección y la bomba de presión no se verán tan afectados. En cualquier caso, las averías que se produzcan serán difíciles de reparar y muy costosas.

Además, es importante señalar que el factor más determinante que hará que nuestro coche esté más o menos dañado será la cantidad de combustible vertido. Las consecuencias serán más graves si el vertido es sobre un depósito vacío que sobre uno medio lleno, así como no es tan perjudicial echar solamente 10 litros que rellenarlo completamente.

En definitiva, la mayor parte de los problemas nos los podremos ahorrar si nos damos cuenta antes de dar el contacto. Puede ser que esto ocurra cuando dejemos la manguera en su lugar, o que al pagar, el empleado de la gasolinera nos indique que el combustible que hemos utilizado es el contrario al que deberíamos.

¿Qué cubre el seguro?

Tanto si llamamos a la grúa en la gasolinera antes de arrancar el coche, como si lo hacemos después de que el vehículo se haya quedado parado después de recorrer unos metros dejando una nube de humo blanco, la mayoría de los seguros cubrirán el traslado. El servicio de asistencia será similar al que recibiremos si se nos agota el combustible en carretera.

Pero ninguna compañía se hará cargo de la limpieza y la reparación de las partes dañadas del vehículo. Estos gastos correrán completamente a cuenta del cliente. No obstante, existe la posibilidad de que el error no haya sido nuestro, sino del dependiente de la gasolinera. Y es que cada vez son más comunes en España las gasolineras donde hay un profesional que se encarga de los repostajes. Si el fallo ha sido suyo y se puede demostrar, podremos reclamar los gastos al establecimiento, pero en ningún caso el seguro se hará cargo de una reparación que, como ya hemos señalado, es muy costosa.  

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR