Subiendo archivos

Qué hacer si la grúa se lleva tu coche

Actúa con la máxima celeridad porque te costará dinero

Seguro que alguna vez has salido a la calle dispuesto a coger el coche y te has encontrado con la sorpresa de que no se encontraba donde lo habías dejado. Sí, porque a casi todos nos ha pasado. Y aunque la opción más alarmista es pensar en un robo, lo habitual es mirar al suelo en busca de la típica pegatina de color llamativo y forma triangular que indica que se lo ha llevado la grúa. Pero, ¿sabes cómo actuar en esta situación?

Consideraciones previas: cuándo se puede llevar tu coche la grúa

Previamente, eso sí, debemos recordar en qué casos se puede llevar la grúa tu coche. Los más comunes son:

  • Cuando el vehículo es un peligro o causa graves perturbaciones a la circulación, al tráfico de un servicio público, al tránsito de peatones, o daña el patrimonio público. Es decir, cuando se encuentra mal estacionado.
  • Por abandono. Si se puede probar su abandono, tras permanecer estacionado por un período superior a un mes en el mismo sitio (se suelen dejar avisos en el coche).

La grúa se ha llevado mi coche: protocolo de actuación

Evidentemente, si vas a recoger tu coche y descubres que no está, lo primero que debes hacer es cerciorarte bien de que se lo ha llevado la grúa. En este caso, habrá dejado una pegatina en el suelo. Será entonces el momento de actuar rápidamente. En todo caso, cabe comentar que, en ocasiones y por determinadas circunstancias –como la lluvia, por ejemplo– no encontramos el adhesivo.

Es posible que la pegatina se haya despegado del suelo o alguien la haya quitado. Entonces, lo conveniente es llamar por teléfono al ayuntamiento de la ciudad en la que te encuentres o directamente a la grúa o depósito local. En estos servicios municipales te confirmarán si, en efecto, tienen tu coche. Te proponemos que anotes la dirección del depósito al que deberás dirigirte.

La siguiente gestión será acudir al depósito correspondiente de manera urgente. Debes tener en cuenta que cuanto más tiempo permanezca el coche allí, más dinero tendrás que abonar. Además, si estás en una ciudad, normalmente los depósitos municipales se encuentran en las afueras, por lo que tendrás que echar mano de un taxi o alguien que te acerque.

A la hora de recuperarlo, es muy importante que presentes el DNI del propietario del vehículo. Si lo conduces pero no eres el titular, deberás llevar una fotocopia del DNI y, por supuesto, las llaves del coche. En caso de que se trate de un vehículo de alquiler o de renting, te pedirán que aportes el contrato o los documentos que acrediten esta situación, no te los dejes.

Antes de retirar el vehículo, comprueba muy bien que se encuentre en perfecto estado. La verdad es que no suele ser algo habitual, pero puede ocurrir que, tanto durante el traslado o bien durante su estancia en el depósito, el coche sufra algún daño. Si se da esta circunstancia, debes realizar fotos para demostrar el desperfecto y cursar allí mismo la correspondiente reclamación.

Los pagos en el depósito

En realidad, lo que te cobran es el desplazamiento hasta el depósito y el estacionamiento por horas. Así que, aun a costa de ser pesados, debemos insistir que el tiempo es oro. La normativa española permite que cada ayuntamiento fije un precio, por lo que muchos consistorios encuentran en este servicio municipal una vía para aumentar la recaudación y cobran una tasa por depósito o por interrupción.  

En realidad, lo que te cobran es el desplazamiento hasta el depósito y el estacionamiento por horas

Hace un tiempo la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizó un estudio al respecto. De esta investigación se desprendía que, por ejemplo, las ciudades españolas con las grúas más caras eran Zaragoza, San Sebastián, Valencia, Sevilla, Barcelona y Madrid. Todas prácticamente por encima de los 150 euros.

Por el contrario, las más económicas eran las de Gijón, Guadalajara, Almería, Huelva, Badajoz, Ciudad Real, León, Ávila, Melilla y Zamora. En estos lugares rescatar el vehículo prácticamente no llegaba a los 70 euros.

Interrumpir la carga de un coche

También existe la posibilidad de que llegues a la escena en el momento en el que la grúa está en plena carga de tu vehículo. Entonces, el conductor puede exigir que se lo devuelvan pagando los que se llama una tasa de interrupción.

En algunos ayuntamientos españoles esto significa que tendrás que pagar solamente la mitad de la tasa de la retirada o, incluso, en lugares como Barcelona, Tarragona y Huelva, puedes librarte del pago. Sin embargo, en otros consistorios no admiten ninguna reducción del importe. Según la propia OCU, el importe medio en España de la tasa de interrupción es de unos 52 euros. Así, las ciudades más caras respecto a este canon son Vitoria, Albacete y Cáceres y, además, en ninguna de ellas se admite reducción.

La multa

Si el coche estaba mal estacionado, además, tendrás un castigo. Las autoridades tienen la obligación de realizar un acta de la infracción o multa y, de no estar presente el conductor, esta se archiva y se le comunica en un breve plazo. El valor de una infracción por mal estacionamiento es aproximadamente de unos 150 euros. Como ya sabemos, a este importe hay que sumarle el tiempo de estacionamiento en el depósito.

Si no estás de acuerdo con la retirada del coche, estás en tu derecho de presentar una reclamación

Recurrir la retirada del coche por la grúa

No obstante, si no estás de acuerdo con la retirada del coche, tienes derecho a presentar una reclamación. Para ello, te aconsejamos que hagas fotos de la zona en el que estaba estacionado el vehículo. Procura que estas instantáneas sean del momento en el que comprobaste que había sido retirado por la grúa. Es importante que sea visible el adhesivo que dejan los servicios municipales.

Si pagas la sanción estarás renunciando a recurrirla. Así que, si no estás de acuerdo, deberás presentar un escrito de alegaciones (y aportar pruebas) en los siguientes quince días hábiles para demostrar por qué consideras que no es válida. Además, hay que recordar que aunque no abramos al cartero, la multa sigue su curso.

Si decides hacer caso de ella, será Hacienda quien te reclame el pago, con un recargo de hasta el 20%. Solo dispondrás de un mes para interponer un recurso administrativo. Llegados a este punto, debemos puntualizar que el responsable de los cargos es siempre el propietario del coche, luego este podrá reclamar o no al conductor del vehículo.

Seguros con asistencia legal

Todas estas gestiones pueden acarrearnos un tremendo problema, por lo que en este contexto son una gran ayuda las empresas aseguradoras que te proporcionan un servicio de asistencia legal. Si tu póliza de seguro no cubre esto, quizá sea el momento de cambiar. Te aconsejamos que para ello acudas al comparador Acierto.com.  En tan solo rewa minutos y, de manera gratuita, obtendrás una comparativa personalizada de hasta treinta aseguradoras diferentes.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR