Subiendo archivos

Pay As You Drive: así es el seguro de coche que se adapta al conductor

Este sistema permite personalizar tu póliza y pagar solo por tu manera real de conducir

¿Crees que eres un buen conductor?, ¿quieres pagar lo justo por tu seguro del coche? Es posible que seas un candidato perfecto para contratar una póliza Pay As You Drive (PAYD), esto es, “paga por cómo conduces”. Hoy te contamos todos los detalles de este tipo de seguros para que conozcas su funcionamiento y puedas plantearte si te merece la pena.

Qué es Pay As You Drive

Qué es Pay As You Drive es una modalidad de seguro muy habitual en Estados Unidos que aplica la tecnología existente de sistemas de geolocalización, frenada inteligente y similares para monitorizar el modo de conducción del asegurado. Los datos sirven para fijar la prima con mayor acierto, más allá de los parámetros convencionales. Esto significa crear una póliza personalizada. De hecho, la traducción del término, que viene a ser “paga por cómo conduces”, nos permite hacernos una idea bastante aproximada de su funcionamiento.

En España cuando acudes a una aseguradora para contratar un seguro para tu vehículo son muchas las variables que inciden en el precio final y que hacen que el seguro de coche sea más barato. Influyen la edad, el historial, la experiencia al volante o, incluso la profesión. Además, cuenta el tipo de coche, es decir, la marca, modelo, potencia, su antigüedad, etcétera.  En “pay as you drive” lo imprescindible es la actitud en la conducción y el kilometraje.

Cómo funciona el dispositivo telemático

Al contratar esta póliza, la compañía aseguradora instala un dispositivo telemático en tu vehículo que mide cómo conduces. Este aparato se suele colocar de forma gratuita y ayuda a calcular la prima teniendo en cuenta si el conductor respeta o no los límites de velocidad así como si la conducción es adecuada o brusca.

Otros datos que se recogen son el número de kilómetros que se suelen realizar, el tipo de vía por el que suele circular e, incluso, si se hace de día o de noche. Toda esa información se envía a la aseguradora para que calcule el precio. Además, este sistema puede tener otros usos como localización en caso de producirse un robo o aviso a emergencias por un accidente; y no necesitaremos modificar el coche en modo alguno para colocarlo..

El pago del ‘pay as you drive’

En realidad cómo se realiza el pago de este tipo de seguro varía enormemente según la aseguradora en la que lo contrates. De hecho, cabe la posibilidad de que una misma compañía ofrezca diferentes opciones a la hora de pagar tu novedosa prima. La más habitual es la que efectúa una evaluación inicial según parámetros como la edad y tipo de vehículo y que, en función de ellos, se fije una cantidad inicial.

Tras la instalación del dispositivo, el resto de mensualidades se calcularán en función del modo de conducción. Algo que, evidentemente, beneficiará a los buenos conductores pero que perjudicará a aquellos que no tienen demasiado cuidado al volante. Pero vayamos con más ventajas específicas.

Ventajas de “pagar lo que conduces”

Hay que destacar que el ahorro en el coste de la póliza que permite esta modalidad de seguros puede fomentar que el conductor evite riesgos al volante. Y si vamos más allá, podemos incluso indicar que, al haber control en el número de kilómetros, es posible que algún usuario decida usar su vehículo en menor medida y, consecuentemente, logre un ahorro extra en el consumo de combustible. Además, el hecho de ajustar el precio del seguro al modo de conducción de cada usuario supone un premio a los buenos conductores que ya no deberán pagar un sobrecoste de clientes con características, a priori, similares.

Algunos de los más beneficiados, por ejemplo, son los jóvenes, pues habitualmente las aseguradoras los consideran como conductores de mayor riesgo, por su escasa experiencia al volante y por la gravedad que suelen implicar sus partes por norma general. El importe del seguro se calcula, simplemente, según el índice de siniestralidad y el uso del vehículo de cada individuo.

Las aseguradoras que lo ofrecen en España

El PAYD es una modalidad que ya lleva tiempo implantada en Estados Unidos, y que también se ha convertido en algo habitual en países como Francia, Reino Unido o Italia. En nuestro país llegó hace algunos años y, poco a poco, va teniendo más éxito entre los conductores españoles. Es cierto que no todas las aseguradoras ofrecen este tipo de pólizas pero sí las cuatro que recabamos a continuación con todo detalle:

  • Mapfre, con la póliza YCar.  Se creó para conductores jóvenes (de 18 a 30 años) y les permite ahorrar hasta un 40% en su póliza, aunque, para ello, debe cumplir unas exigentes condiciones, que demuestren que es un buen conductor. Los requisitos son no sobrepasar los 6.500 kilómetros anuales, no hacer más de 200 kilómetros al año por la noche, no sobrepasar la velocidad máxima en más de un 0,5%, y que más de un 10% de la circulación no sea por vía urbana. en cuanto a coberturas destacan: la garantía de privacidad de la información del dispositivo telemático, la localización del coche en caso de robo y la asistencia en caso de accidente.
  • Generali, con su póliza Pago como conduzco. Fue una de las pioneras en el mercado español. Ajusta una prima inicial (para el primer mes) y después incluso puede devolver dinero si se conduce mejor durante las once mensualidades restantes. Promete un ahorro de hasta el 40%. Este seguro está pensado para jóvenes menores de 23 años (sean o no el conductor principal), padres con hijos jóvenes que aparezcan como segundos conductores, personas que realicen menos de 7.000 kilómetros anuales, conductores con escaso historial siniestral o propietarios de vehículos de gama alta.
  • Zurich Seguros, con Auto Inteligente.  En este caso la compañía ofrece descuentos de hasta el 30% en la renovación de la póliza atendiendo al kilometraje y las vías usadas, aunque la condición es que no hayas sido culpable de ningún siniestro.  Así, si recorres más del 30% de los kilómetros por vías seguras (como autopistas y autovías), se te aplicará una rebaja del 15% de descuento –menos de 5.000 kilómetros– o, del 10% –hasta 10.000 kilómetros–. Esta póliza va destinada hacia un perfil de conductor cuidadoso, es posible que joven y que no utilice continuamente el vehículo en sus desplazamientos.
  • Verti, con Cuenta kms. La aseguradora limita la utilización a un conductor que disponga de smartphone (Android o iPhone) para poder descargar su aplicación ya que es su manera de comprobar el kilometraje. Ofrece hasta tres opciones diferentes para que elija el usuario: un seguro de 1.000, 2.000 o 3.000 kilómetros. Asimismo, incluye la posibilidad de incrementar esta cifra, sin limitación, en packs de 500, 1.000 y 1.500 kilómetros. Este seguro va dirigido a conductores que hacen un uso esporádico del vehículo (hasta un máximo de 3.000 kilómetros anuales). Presenta coberturas como la de Responsabilidad Civil, uso de talleres y defensa jurídica; pero se puede añadir la asistencia en viaje o el seguro del conductor.

Si te has decidido por esta modalidad PAYD puedes comparar seguros en Acierto.com. Aquí, de entre treinta aseguradoras diferentes, podrás cotejar precios y coberturas. Todo con la ayuda de asesores expertos que te llevarán de la mano durante todo el proceso, y con el mejor precio garantizado.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR