Subiendo archivos

¿Cuál es el mejor seguro para un monovolumen?

El modelo, la antigüedad y otros factores influyen en la prima

¿Estás pensando comprarte un coche monovolumen? Entre algunos de los mejores vehículos de este tipo de los últimos años destacan el Mercedes clase B, el Renault Scenic, o el Opel Zafira. La oferta de monovolúmenes crece y casi todas las grandes marcas ofrecen uno o varios modelos de esta categoría.

Estos coches están destinados, principalmente, a un uso familiar, y a que disponen de más espacio que los turismos convencionales y son perfectos para familias con niños, mascotas y muchos objetos que transportar. El seguro que elijamos para nuestro monovolumen dependerá de si tiene cinco o siete plazas, la antigüedad del mismo y por dónde circulemos habitualmente con él.

¿Qué entendemos por monovolumen?

Un vehículo monovolumen es el que aloja el motor, el compartimento de pasajeros y el maletero en una sola unidad, logrando maximizar el espacio. Suelen tener entre cinco y siete plazas, sus puertas traseras son correderas o batientes y, generalmente, posee mayor altura que otros turismos, por lo que es una opción idónea para familias numerosas o conductores que necesiten un coche espacioso en el que poder cargar mercancía.

El espacio es una de las cualidades preferidas por los usuarios de los monovolumen

Este tipo de automóvil es conocido por su flexibilidad, dado que permite configurar el interior del vehículo de diferentes formas, adaptándose al número de viajeros y a las circunstancias del trayecto. Además, suelen contar con un portón en su parte trasera que le dota de un mayor espacio, una de las cualidades preferidas por los usuarios de los monovolumen.

Características de los seguros para coches monovolumen

Los monovolúmenes pueden tener hasta siete plazas y tienen una mayor altura que un turismo convencional, lo que se traduce en comodidad. No existen seguros específicos para este tipo de vehículos porque su uso es particular, al contrario de lo que sucede con las furgonetas, que tienen su propio seguro.

Cualquier compañía de seguros te ofrecerá distintas modalidades para asegurar un monovolumen y, por ello, la prima dependerá de sus características. Por ejemplo, es recomendable contratar un seguro a todo riesgo durante los cuatro primeros años -tanto si se trata de un monovolumen de alta gama como si es uno barato pero nuevo-, ya que de esta forma estará bien protegido. En el caso de los monovolúmenes de segunda mano y con una antigüedad mayor a cinco años podría ser buena opción escoger un seguro a terceros ampliado con lunas, robo e incendio.

Si tienes tienes un monovolumen de 7 plazas y lo destinas para viajar, comparativamente lograrás un mejor precio que si este mismo vehículo lo usas para moverte por la ciudad

Los precios de los distintos seguros van a variar en función del uso del vehículo. Por ejemplo, un monovolumen de 5 plazas que es utilizado para circular habitualmente por ciudad verá su prima incrementada con respecto al mismo modelo si se utiliza para viajar por carretera. La razón es que en los núcleos urbanos existe un mayor índice de siniestralidad, lo que incrementa la posibilidad de tener un accidente.

Si tienes un monovolumen de 7 plazas como el  Dacia Lodgy y lo destinas para viajar, comparativamente lograrás un mejor precio que si este mismo vehículo lo usas para moverte por la ciudad. Son muchas las variables que pueden influir en el precio del seguro y la mejor opción es comparar.

¿Qué coberturas son recomendables?

Seguro del conductor

Esta cobertura es fundamental en cualquier tipo de vehículos. Protege al conductor culpable de un accidente, por ejemplo por descuido o exceso de velocidad. En condiciones normales si el conductor culpable carece de esta cobertura no tiene derecho a percibir una indemnización, por lo que estaría desprotegido. La cobertura del seguro del conductor la ofrecen todas las aseguradoras y, algunas incluso la incorporan en su seguro a terceros básico, como en Direct Seguros, MAPFRE o Pelayo.

Asistencia en carretera

Las coberturas varían en función de las características y el uso que le demos a nuestro coche. Si utilizamos el vehículo para desplazamientos largos o medios, como por ejemplo para viajar los fines de semana, o para desplazarnos a diario a trabajar por carretera, esta garantía resulta interesante.

Este servicio presta ayuda tanto al vehículo como a los ocupantes si sufren un percance -como un pinchazo o incluso quedarte sin gasolina- durante el trayecto. Cada compañía ofrece distintos servicios dentro de la misma cobertura. Por ejemplo, algunas aseguradoras ofrecen asistencia en carretera desde el kilómetro 0, protegiéndote desde la salida de tu domicilio, mientras que otras prestan el servicio desde otro punto kilométrico determinado. Por eso es fundamental comparar antes de contratar una póliza de seguros.

Robo e incendio

Estas dos coberturas son importantes y suelen estar incluidas en seguros a todo riesgo, pero también merece la pena añadirlas al de terceros básico si tienes un monovolumen con menos de cuatro años de antigüedad. También hay que tener en cuenta que algunas aseguradoras distinguen entre robo (cuando hay uso de fuerza) y hurto.

En el caso de robo algunas aseguradoras ofrecen una cobertura más amplia que otras: no todas cubren si un ladrón entra en tu coche y sustrae algún objeto, solo si se lleva el vehículo. La cobertura de incendios cubre los daños si se produjera fuego, sea por defectos del coche, ocasionado por un tercero u por otra circunstancia no prevista.

Vehículo de sustitución

Esta cobertura es muy útil si solo se dispone de un vehículo en la unidad familiar, ya que en caso de tener el coche en el taller, dispondrás de un automóvil de igual o similar categoría que podrás usar en tus desplazamientos. En algunas pólizas a todo riesgo está incluido el coche de cortesía, en cambio, en otras aseguradoras es una cobertura se añade de forma adicionalmente.

Daños propios

Este servicio cubre los daños sufridos por el vehículo del asegurado siempre que no sean imputables a otra cobertura específica. Por ejemplo, si el coche ha sufrido daños y la culpa es del conductor, o si estos daños los ha provocado alguien desconocido. Esta cobertura suele ser exclusiva de los seguros a todo riesgo. Te interesa tenerla si tu monovolumen es nuevo o tiene una antigüedad de menos de 4 años.

Accesorios extra

Si decides incorporar algún accesorio extra a tu monovolumen, como por ejemplo las sillitas de bebé para las familias que tienen niños pequeños -que no suelen tener un precio económico-, has de tener en cuenta que no todos los seguros incluyen este tipo de añadidos para el vehículo. Todos los elementos que añadamos a posteriori tendremos que declararlos de forma adicional para que estén cubiertos por el seguro.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR