Coches tuning, ¿qué seguros necesitan?

Primero han de estar homologados los accesorios extra y lograr un seguro específico para circular sin problemas

El movimiento tuning se ha generalizado y tiene muchos adeptos. Si tú eres de los que ya posee un valioso coche tuning o estás interesado en ello, debes estar muy atento a esta guía. Tu vehículo es único, pero necesita unos requisitos previos y un seguro específico para poder circular. Prepárate porque el viaje es costoso y deberás completar todas las determinaciones si deseas lucir en la carretera tu coche tuneado. El tuning, es un vocablo inglés que significa “ajuste” y, en español, se incorpora como “tuneo”. Consiste en alterar las características que el vehículo trae de fábrica. Estas modificaciones pueden ser exteriores (sobre la carrocería) o interiores (alterar aspectos mecánicos). El resultado de la operación es un automóvil personalizado, con rasgos que lo hacen único.

El tuning se generalizó en España en las décadas de los 80 y 90, y, en estos momentos, está totalmente implantado y se ha convertido casi en movimiento cultural. Hay personas que tunean su coche solo por estética, pero otras, intentan mejorar de alguna manera las prestaciones del mismo, pero la mayor parte, modifican su vehículo por ambas razones. Eso sí, la experiencia demuestra que si te encuentras uno de estos coches, llevará casi seguro un potente equipo de sonido. La modificación de las características mecánicas y de la apariencia no siempre puede estar realizada correctamente, por lo que todo vehículo de motor modificado debe ser revisado y homologado según la normativa para poder circular.

Asegurar un vehículo que cuenta con numerosos accesorios que no son de fábrica es una tarea costosa. Las aseguradoras huyen de los riesgos ya que, por ejemplo, un motor modificado puede alcanzar más velocidad o los elementos extra suelen llamar la atención de posibles ladrones. Estas y muchas más son razones de peso por las que las compañías miran con lupa los coches tuneados.

La homologación de los cambios en tu coche tuning es un requisito inexcusable

Para que tu automóvil tuning tenga un seguro adecuado y tu póliza se haga cargo de posibles daños que pueda sufrir, debes formalizar dos cosas necesariamente: homologar los accesorios extra y que todos ellos estén reflejados en la póliza.

Paso imprescindible: la homologación

Asimismo, un coche tuneado puede estarlo de muy diversas formas y contar con modificaciones en las luces, las llantas, alerones, etc. Pero, para regular estos cambios, están las leyes. En concreto, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo cuenta con el Manual de Reformas de Vehículos (siguiendo las normas europeas) en el que especifica los condicionantes. La tercera y última revisión de este documento fue realizada el pasado 1 de enero de 2017.

En general, todas las alteraciones totales y parciales que cambien los datos en el documento de la ITV han de estar homologadas. Este manual detalla que son los cambios que afecten a: la identificación del vehículo, la unidad motriz, la transmisión, los ejes y las ruedas, la suspensión, la dirección, los frenos, la carrocería (acondicionamiento exterior e interior), el alumbrado y las uniones entre vehículos tractores y sus remolques o semirremolques. Como ves, la homologación de los cambios en tu coche tuning es un requisito inexcusable.

Ahora te enumeramos la documentación que se solicita para la homologación. De manera indiscutible, hay que destacar que cuantos más alteraciones se realicen, más gestiones se deberán realizar.  Los documentos más habituales son:

  • Fotografías del vehículo.
  • Informe de conformidad: lo emite un laboratorio de automoción y  sirve para demostrar que el elemento está bien instalado, funciona y es seguro.
  • Certificado de instalación: es un informe de instalación en el que el taller (inscrito en el Ministerio de Industria) detalla el cambio que ha realizado.
  • Proyecto técnico: lo realiza un ingeniero y valora las características específicas de los materiales del coche.
  • Referencia de los elementos nuevos: se detalla la marca y las características técnicas de las piezas añadidas.
  • Información adicional: otras precisiones que requieran unas modificaciones muy elevadas.

Se trata de un tema complejo, pero, no te desanimes, porque existen empresas especializadas  que se encargan de todos los trámites. Aconsejan al cliente y le ayudan a conseguir los documentos necesarios. En definitiva, cumplir con la normativa es la única manera de evitar las multas por haber realizado cambios en el automóvil y de poder circular. Así podrás pasar con tranquilidad la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), que es el paso posterior a la homologación.

Debes notificar las modificaciones a tu empresa aseguradora para que las incluya en tu póliza

Declarar los cambios en tu póliza del seguro

Ahora que tu coche tuning ya tienes las nuevas piezas homologadas y ya pasado por la ITV, lo siguiente será incluir estos cambios en el seguro que tengas. Debes notificar las modificaciones a tu empresa aseguradora para que las incluya en tu póliza. Esto va a suponer una variación del riesgo del seguro  y, consecuentemente, un incremento de la prima.

Un recomendación: no intentes engañar a tu entidad para conseguir descuentos pues, en caso de siniestro, juicio y demás, tu compañía se podrá acoger a “mala praxis” y dejarte sin indemnización.

Seguros específicos de coche tuneado

Como ya hemos remarcado anteriormente si hay un tipo de coche especialmente mirado con desconfianza por las aseguradoras es el tuneado y el de cilindrada especial. Por eso, las exigencias son enormes a la hora de firmar las pólizas y los precios son muy elevados.

En nuestro país existen algunas aseguradoras que ofertan pólizas específicas para los coches tuning. Estas compañías especializadas en seguros son cautas ya que opinan que estos coches generan más incidentes que otros modelos. Lo entienden como poco rentable ya que ante un parte de accidente la enorme cantidad de accesorios nuevos que hay que reponer en el vehículo suponen un gran coste.

Otro de los factores que influyen en el precio final del seguro es la edad del conductor. Igual que en los seguros convencionales, la juventud y la falta de experiencia al volante determinan el montante económico. Podemos decir que las pólizas para vehículos tuning cuentan con las coberturas normales de los seguros tradicionales y, además, con otras específicas. No obstante, incluso en estas especiales encontramos varias modalidades.

Como ejemplo, estos seguros específicos incluyen servicios como el de la reparación de piezas adicionales ya que, como ya sabemos, en un coche tuneado las modificaciones son esencialmente caras.  Otro servicio extra muy habitual es el de peritaje especial, de manera que si sufres un accidente, será un profesional el que realice la valoración.

Así que, después de esta odisea, te aconsejamos que acudas al comparador de Acierto.com para poder fijar un seguro de coche a tu medida. Aquí, en tan solo tres minutos y de manera gratuita, obtendrás una comparativa personalizada de hasta treinta aseguradoras diferentes. Podrás entender las importantes diferencias de precios y coberturas que hay en el mercado y, de esta manera, tomar la  decisión adecuada.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR