Contratar seguro médico con Acierto.com

Pasos a seguir para contratar tu seguro médico en Acierto.com

Todo lo que debes saber sobre los seguros de salud 

Un seguro médico te permite cuidar de tu salud y la de tu familia en todo momento, ofreciéndote por lo general numerosas ventajas. Por ello, si estás buscando contratar una póliza de este tipo, Acierto.com te ayuda a hacerlo de forma sencilla. Gracias a nuestro comparador podrás realizar una comparativa entre 20 compañías y ahorrar hasta 300 euros al año en tu seguro de salud, obteniendo aquellas prestaciones que más se adaptan a tus necesidades.

Por lo general suelen ser cada vez más personas las que contratan seguros médicos debido a que las prestaciones que estos ofrecen suelen ser muy completas. Contratando una póliza de salud podrás acceder a las coberturas que más te convengan y adaptarlas a aquello que más necesitas.  Por ello, antes de contratar un seguro médico es importante que tengas diversos aspectos en cuenta con el fin de elegir la mejor opción. 

¿Cómo contratar un seguro médico?

Por lo general, las compañías de seguros te solicitarán determinada información sobre ti y el estilo de vida que llevas antes de concederte una póliza. Con esto buscan conocer los riesgos que corren concediéndote un seguro, y si les conviene asumirlo o  por el contrario el número de servicios que tendrán que prestarte a ti y a tu familia no les compensa.  Por tu parte, tú como contratante del seguro, deberás conocer bien toda la información relacionada con la póliza por la que vas a pagar, es decir, deberás  conocer qué coberturas incluye así como las condiciones y limitaciones de cada una de estas. 

Qué coberturas incluyen los seguros médicos

Al igual que ocurre con otros tipos de seguros, las coberturas que incluya tu póliza dependerán de la compañía de seguros con la que la hayas contratado y de los servicios de los que quieras disponer. Alguna de las coberturas que incluye un seguro médico básico son:

  • Atención primaria al paciente.

  • Posibilidad de acceder al servicio de multitud de especialistas entre los que se encuentran, entre otros, los dermatólogos, pediatras, endocrinos etc. 

  • Asistencia hospitalaria.

  • Urgencias en las que por lo general no hay que esperar colas.

  • Coberturas complementarias

Además de las coberturas básicas que suelen ofrecer por lo general las pólizas de los seguros médicos, suelen existir otras complementarias, cuya contratación queda a elección del cliente. Entre estas están el servicio en fisioterapia, la atención psicológica, así como la atención en el extranjero o el seguro dental entre otros. Así, es importante conocer si su contratación está incluida o no en la póliza ya que, en caso de no estarlo, su disfrute puede resultarte muy caro. 

Aspectos a tener en cuenta

Las aseguradoras valorarán diversos factores a la hora de concederte un seguro de salud o de poner precio a tu póliza. Entre algunos de los aspectos que las compañías de seguros tienen en cuenta a la hora de establecer el precio que se te va cobrar por la contratación de una póliza, o por el tipo de servicios que se incluirán en esta, están, por ejemplo, la edad. El precio de un seguro irá aumentando a medida que cumplas años, ya que por lo general, las coberturas de las que harás uso a medida que pase el tiempo también serán más. Otros aspectos que se podrán valorar son nuestros hábitos de vida – si eres fumador o no, si se hace deporte… etc.- o tu historial médico. 

Puede que te cobren copagos en algunos de los servicios que contrates. En caso de que esto sea así, se recomienda calcular el coste antes de contratar la póliza, ya que el precio final a  pagar por un servicio puede ser muy elevado. 

Algunas coberturas pueden tener un alcance limitado. Con el fin de evitar sorpresas (por ejemplo en caso de que tengan que ingresarte) te recomendamos saber qué coberturas incluye la póliza que vas a contratar y si estas tienen alguna limitación etc. 

No todas las pólizas cubren todo tipo de problemas médicos. Algunos ejemplos de patologías que, por lo general, no suelen estar cubiertas por los seguros de salud son el VIH, los trasplantes o la cirugía estética, por ello, es importante informarse bien antes de contratar una póliza determinada.

Los seguros médicos suelen contratarse de por vida con renovación anual.  Si pasado un año, no se notifica a la compañía el deseo de cancelar o modificar la póliza, esta se renovará automáticamente. 

La modalidad de pago depende de la compañía. Por lo general, son bastantes las aseguradoras que aceptan el pago mensual del seguro de salud, pero no todas. La modalidad de pago dependerá de la compañía con la que contrates tu póliza y las condiciones que se impongan en el contrato. 

Ten en cuenta los periodos de carencia. Por Carencia se entiende el tiempo que tiene que pasar desde que una persona se da de alta en un seguro médico y la posibilidad que tiene de utilizar un servicio concreto de asistencia. Mientras ese plazo de carencia no se cumpla, el tomador del seguro tiene que pagar todos los gastos relacionados con cualquier intervención.  Es importante tener en cuenta que pueden existir excepciones en lo que a carencia se refiere. Por ello, pregúntale a tu aseguradora cualquier duda que te surja con el fin de conocer bien todas las condiciones. 

Las coberturas de los seguros de salud no suelen cubrir problemas médicos anteriores al momento en que se contrata la póliza y que no hayan sido declarados. En caso de que la persona tomadora del seguro sufra una patología antes del momento de contratación del seguro, debe hacérselo saber a la compañía aseguradora antes de que la póliza se formalice. 

Ventajas de los seguros de salud

En general, los seguros de salud suelen ofrecer:  

Calidad  en los servicios

  • Te permite la posibilidad de acudir al especialista directamente. Es decir, normalmente, y a diferencia de lo que ocurre en la sanidad pública, no tendrás que acudir al médico de cabecera para asistir después a un especialista como el dermatólogo, por ejemplo. 

  • También podrás  elegir tu propio médico dentro de la lista de doctores que pone a tu disposición la compañía de seguros.

  • Los hospitales tienen por lo general con servicios más completos: los acompañantes suelen recibir un mejor servicio en caso de que el paciente tenga que ser ingresado (camas para acompañantes en habitaciones individuales, por ejemplo).

Precios asequibles 

  • Además de la posibilidad de elegir una forma de pago u otra. Elegir una modalidad de pago concreta puede acarrear numerosos descuentos a la hora de contratar tu póliza de seguros. 

Eficacia y rapidez

  • Por lo general, recibirás atención médica de urgencia con mayor rapidez que en los centros públicos.

  • Suelen ahorrar las horas de espera en centros sanitarios por la ausencia de listas de espera.

Qué tipos de seguros médicos existen

  • Pólizas de cuadro médico: cobertura normalmente bastante completa y a  un precio asequible. El asegurado tiene la limitación de tener que elegir los centros médicos y facultativos del cuadro médico de la compañía. 

  • Pólizas de reembolso: suelen ser contratadas por personas que buscan libertad a la hora de elegir un centro de salud o un médico – ya sea en nuestro país o en el extranjero-. Si se contrata este tipo de póliza y el tomador del seguro paga todos los gastos, después su compañía le reembolsará el porcentaje correspondiente de estos – suele ser de en torno 80% o 90%-. Como ya se ha dicho, esta cobertura se extiende a todo el mundo, es decir, el asegurado podrá disfrutar de sus servicios con total libertad en cualquier parte del mundo. 

  • Mixtas: se trata de la combinación de las dos tipologías anteriores. 

Para conocer más sobre los tipos de seguro de salud que existen y sus características, te recomendamos ojear nuestra guía sobre seguros médicos. 

Qué seguro médico elegir

A la hora de determinar qué póliza médica vas a contratar es importante que valores y tengas en cuenta una serie de aspectos: 

  • El mejor seguro médico no es siempre el más barato o el más caro. Un buen seguro no se determina en función de su precio, sino que un buen seguro será aquel que más se  adapta a tus necesidades y a aquello que estás buscando. 

  • Asegúrate de conocer qué coberturas son las que más te convienen. Así como decidir si quieres que la cobertura que te ofrecen con tu póliza sea total o solo dedicada a determinados servicios.  

  • Comprueba los periodos de carencia de la póliza.  

  • Calcula el precio de la póliza con y sin copago. En función de tus necesidades será más conveniente contratar un tipo u otro con el fin de ahorrar dinero. 

  • En definitiva, conoce bien todas las condiciones establecidas en el contrato, y valora que es lo que más te conviene y lo que no. 

Salud
Compara 20 seguros médicos en 1 minuto
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 seguros médicos en 1 minuto

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR